14 de febrero de 2012
14.02.2012
Para ahorrar

Sanidad cerrará los centros de salud los sábados

El conseller Rosado asegura que la medida "no perjudicará la calidad asistencial" que se presta a los pacientes

14.02.2012 | 03:36
Los centros de salud estarán cerrados los sábados y verán ampliado el horario de cierre en una hora, de 20 a 21 horas.

Los centros de salud de la Comunidad Valenciana ampliarán en una hora el horario de asistencia a los pacientes entresemana, de 20 a 21 horas, y cerrarán los sábados, según anunció ayer el conseller de Sanidad, Luis Rosado. Unas medidas de ahorro que, según Rosado, se adoptarán "sin perjuicio de la calidad asistencial que se presta a los pacientes".
El conseller hizo estas manifestaciones en Valencia antes de asistir a la presentación del proyecto multidisciplinar ONCOTIC que desarrolla nuevas herramientas de realidad virtual, realidad aumentada y 3D para facilitar el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de mama e hígado. Preguntado si los centros de salud abrirán hasta las 21.00 horas, el conseller aseguró que la "intención" es que "permanezcan abiertos", salvo en casos "puntuales" en los que los médicos y los departamentos de salud acuerden mantener un horario diferente, "para mantener la calidad asistencial que se presta en el centro". El conseller también señaló que los sábados cerrarán los centros de salud "cuyo volumen de trabajo no suponga una sobrecarga en la asistencia" y sentenció: "No nos atreveríamos a cerrar un centro de salud si bajara la asistencia sanitaria".
El Sindicato Médico de Asistencia Pública (SIMAP) aseguró ayer que con esta ampliación de horario, la Generalitat no podrá cumplir su promesa de mantener la calidad en la atención al ciudadano y denunció la "improvisación" de estas medidas y la "falta de información y consenso" con los trabajadores.
Por otro lado, la Conselleria prevé ingresar 10 millones de euros por facturar a los extranjeros de la Unión Europea que no residan en nuestro país y que sean atendidos en hospitales y centros de salud de la Comunidad Valenciana. Según explicó ayer el conseller de Sanidad, Luis Rosado, a partir de año que viene entrará en vigor una normativa europea "que modifica la forma de actuar ante pacientes de otras nacionalidades de la Unión Europea". Según esta nueva legislación sólo podrán acceder de manera gratuita a las prestaciones sanitarias aquellos ciudadanos comunitarios que acrediten "su residencia habitual en la Comunidad". En este sentido, Rosado destacó, la importancia de "no confundir empadronamiento con derecho por residencia habitual", ya que el primero "no garantiza el acceso" gratuito a la sanidad pública. Los pacientes de otros países que no cumplan los requisitos, o que en el momento de la asistencia tengan un seguro privado, serán atendidos en la Comunidad previo pago, "que posteriormente les será reembolsado en sus países de origen".
Luis Rosado participó ayer en el Hospital de Sant Joan como ponente en la Jornada "Atención Sanitaria Transfronteriza", en la que explicó los supuestos en los que puede ser atendido un ciudadano que no es español. Al margen de estos casos concretos, el responsable de Sanidad apuntó que "todos los ciudadanos extranjeros tienen derecho a la asistencia sanitaria pública de urgencia ante enfermedades graves o accidentes". Del mismo modo "todos los adultos sin recursos, menores de edad y embarazadas tendrán derecho a esa asistencia en las mismas condiciones que los ciudadanos españoles".
El responsable de Sanidad señaló que la nueva directiva europea "va a suponer muchos cambios a nivel legislativo" porque actualmente "tenemos un sistema que se basa en la asistencia sanitaria gratuita adelantada por parte del Estado y en la que no hay transacción económica". Con la trasposición se persigue "que el paciente pague su tratamiento y los países se lo reintegren". Al mismo tiempo, recordó que mientras la media nacional sitúa a la población extranjera en el 6% del total, en la Comunidad Valenciana alcanza el 10%, elevándose al 14% "en el caso de la provincia de Alicante".
Por otro lado, el conseller anunció ayer que los centros de salud de la Comunidad Valenciana ampliarán su horario de apertura entre semana y cerrarán los sábados. Unas medidas que, según Rosado, se adoptarán "sin perjuicio de la calidad asistencial que se presta a los pacientes".
El conseller hizo estas manifestaciones en Valencia antes de asistir a la presentación del proyecto multidisciplinar ONCOTIC que desarrolla nuevas herramientas de realidad virtual, realidad aumentada y 3D para facilitar el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de mama e hígado. Preguntado si los centros de salud abrirán hasta las 21.00 horas, el conseller aseguró que la "intención" es que "permanezcan abiertos", salvo en casos "puntuales" en los que los médicos y los departamentos de salud acuerden mantener un horario diferente, "para mantener la calidad asistencial que se presta en el centro". El conseller también señaló que los sábados cerrarán los centros de salud "cuyo volumen de trabajo no suponga una sobrecarga en la asistencia" y sentenció: "No nos atreveríamos a cerrar un centro de salud si hubiera decrecimiento de asistencia sanitaria".
El Sindicato Médico de Asistencia Pública (SIMAP) aseguró ayer que con esta ampliación de horario, la Generalitat no podrá cumplir su promesa de mantener la calidad en la atención al ciudadano y denunció la "improvisación" de estas medidas y la "falta de información y consenso" con los trabajadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas