09 de abril de 2020
09.04.2020
Información

Los tres socios del Botànic abren el debate de reforzar la renta de inclusión por la alerta social

Puig pone condiciones ante los síndics en las Cortes para informar de los contagiados en cada población condiciones

09.04.2020 | 02:39
Los tres socios del Botànic abren el debate de reforzar la renta de inclusión por la alerta social

El coronavirus está poniendo la economía contra las cuerdas y deja situaciones dramáticas para las familias en riesgo de exclusión social. Los grupos parlamentarios de los partidos que sustentan el Botànic debatieron ayer con el presidente Ximo Puig la necesidad de un sistema de renta mínima garantizada. La iniciativa partió de la síndica de Unides Podem, Naiara Davó, quien trasladó la urgencia de que desde la Comunidad Valenciana también se trabaje para conseguir que se implante un ingreso vital mínimo, «tan necesario para la gente más vulnerable». Los socios del Botànic se suman, por tanto, al modelo en el que el Gobierno está trabajando para hacer frente a la carencia de ingresos y bienes básicos y evitar así que la brecha social se incremente.

El síndic socialista Manolo Mata explicó ayer que esta iniciativa «liberaría de recursos» a la Generalitat y destacó la importancia de articularla junto a la renta valenciana de inclusión, que ya se encuentra en vigor. Compromís recordó que ya se dispone de la herramienta de la renta de inclusión de la Generalitat y dependencia por la que se han abonado ayudas a 135.215 familias en marzo pero se mostró a favor de recibir más ingresos para incrementar el paquete de subvenciones. Articular ese sistema de compensación social será determinante para evitar situaciones límite en el supuesto que la emergencia se alargue mucho en el tiempo.

Tras la reunión por videoconferencia en la que también participaron los vicepresidentes Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, y la consellera de Sanidad, Ana Barceló, el presidente de la Generalitat, trasladó que la Conselleria ofrecerá información por municipios sobre la Covid-19 «si no hay ninguna situación de seguridad sanitaria que lo impida» y fijando un umbral mínimo de habitantes por localidad que permita respetar el derecho a la confidencialidad de las personas que sufran la enfermedad. Así lo indicó el presidente en la reunión por videoconferencia mantenida con los portavoces parlamentarios para analizar la situación actual de la Comunidad frente al coronavirus. Por su parte, la portavoz del PP, Isabel Bonig, pidió al presidente Puig que restablezca la línea de 32 millones para las empresas valencianas y lamentó que las ayudas para autónomos lleguen solo al 10%.

Cita telemática con los portavoces en las Cortes... y los dos vicepresidentes

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, mantuvo ayer una reunión por videoconferencia con los portavoces de los grupos parlamentarios por las medidas que se están adoptando por el coronavirus. En el encuentro también participaron la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau y la consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook