17 de marzo de 2020
17.03.2020
CORONAVIRUS

Unanimidad del Consell y los grupos de las Cortes para exigir un plan urgente ante el coronavirus que salve la economía

Puig se reúne por vía telemática con los síndics parlamentarios y reclama decisiones «contundentes» para evitar la «sangría» del empleo

16.03.2020 | 21:54
Unanimidad del Consell y los grupos de las Cortes para exigir un plan urgente ante el coronavirus que salve la economía

La Generalitat complementará las medidas que tome hoy el Consejo de Ministros. «Los que tienen una segunda residencia deben cumplir las normas», dice el presidente.

Contra el coronavirus, ni ataques ni reproches. Unidad de acción política frente a la pandemia que ayer dejó nueve muertos y más de un centenar de nuevos positivos en la Comunidad. Las voces de los portavoces de los grupos políticos en las Cortes se escucharon ayer de forma mucho más rotunda de lo habitual en la reunión por videoconferencia con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Sanidad, Ana Barceló. Hasta Toni Cantó, portavoz de Ciudadanos y que censuró al Botànic en la última sesión parlamentaria, mostró su cara más amable. Encima de la mesa, un aumento exponencial de los casos durante esta semana y el peor de los escenarios económicos: más paro y recesión. Conscientes de que ahora las batallas dialécticas solo les generarán una imagen negativa, todas las fuerzas políticas valencianas limaron asperezas y se alejaron de posicionamientos partidistas para colaborar en la propuesta de medidas sanitarias, sociales y económicas. Telemáticamente, el presidente Ximo Puig les informó de la evolución de la enfermedad en la Comunidad Valenciana y todos coincidieron en la necesidad de poner en marcha medidas paliativas para hacer frente a la crisis económica que se derive de la situación de alarma.

El jefe del Consell ha logrado que la Comunidad Valenciana tenga una visión homogénea sobre las decisiones que se deben adoptar. Tras esta videoconferencia, mostró su confianza en las «contundentes» medidas que se adoptarán hoy en el Consejo de Ministros y anunció que a partir de ahí la administración valenciana verá cómo puede cubrir los espacios que queden más vulnerables. A su juicio, hay que actuar para evitar la «sangría» que puede derivarse en forma de pérdida de puestos de trabajo. También destacó el jefe del Consell la importancia de articular medidas paliativas urgentes para dotar de «energía básica» a las empresas y pymes que se han quedado «ahogadas» porque en estos momentos no pueden trabajar. Además, la Generalitat estudiará cómo se puede contribuir a facilitar las fórmulas que permita que «se destruya el menor número de puestos de trabajo». También recordó el plan de acción que anunció la semana pasada en las Cortes y que incluye medidas sanitarias, económicas y sociales. Ximo Puig quiso dejar claro que si alguien se encuentra en una segunda residencia de la Comunidad «tiene que cumplir las mismas normas que si está viviendo en su lugar habitual». Tras el encuentro, el portavoz socialista, Manolo Mata, señaló que ante la alerta sanitaria hay que «conseguir generar redes de salvación para toda la gente que está sufriendo».

De la reunión por videoconferencia con los portavoces al acuerdo del WhatsApp


El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Sanidad, Ana Barceló, mantuvieron ayer una reunión por videoconferencia con los seis grupos con representación en las Cortes Valencianas: PSPV, Compromís, Unides Podem, PP, Ciudadanos y Vox. Puig valoró la actitud positiva de los portavoces parlamentarios, con quienes acordó mantener una comunicación permanente. De hecho, el jefe del Consell acordó con los seis síndics compartir un grupo de WhatsApp para que la relación sea más directa y poder compartir de primera mano toda la información sobre la expansión de la pandemia en territorio valenciano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook