16 de marzo de 2020
16.03.2020
Información

El teletrabajo se impone ya en la administración pública ante la crisis

La Diputación y los ayuntamientos consiguen aplicar de forma progresiva el trabajo desde casa - El 60% de los trabajadores de municipios de menos de 20.000 habitantes se queda en su domicilio

16.03.2020 | 11:32

Servicios mínimos y sin contacto con la ciudadanía. La administración ha bajado la persiana de la práctica totalidad de las dependencias habilitadas en la provincia de Alicante, ya sean las oficinas de la Administración General del Estado, de las direcciones territoriales de las consellerias, de la Diputación Provincial o de los ayuntamientos, especialmente en las ciudadades con más volumen de población.

Los primeros datos de utilización del teletrabajo indican que los municipios pequeños son los que mejor se están ajustando a las medidas impulsados para fomentar el teletrabajo dentro de la administración. Más del 60% de los funcionarios municipales de pueblos con menos de 20.000 habitantes están utilizando el teletrabajo. La cifra es inferior en lo que afecta a la Diputación y en los ayuntamientos de grandes ciudades, aunque de manera progresiva se van incorporando a esta dinámica.

En la Diputación de Alicante, el responsable de las áreas de Proyectos Europeos, Agenda Digital e Innovación, Adrián Ballester, asegura que "todos los empleados de la Diputación tienen acceso a la administración electrónica desde su casa". Esta medida afecta a unos 1.000 empleados. En algunos casos, en puestos muy específicos de áreas económicas o técnicas, se están habilitando programas de sofware concretos, como por ejemplo, en los departamentos de Intervención, con programas de fiscalización, o en Tesorería, para agilizar las transferencias bancarias.

Programa Gestiona

A través del programa Gestiona se puede saber cuantos expedientes se han abierto estos días desde casa y las horas de conexión que mantienen estos funcionarios. Los cargos públicos, alcaldes y concejales de estas localidades, también tienen habilitada la firma digital a través del programa Gestiona por lo que no tiene porque dejar de realizar su labor administrativa estos días aunque no se desplacen a sus despachos. Según Ballester, "una de las prioridades estos días es pagar las facturas, que los proveedores cobren y cubrir las bajas que se produzcan, sobre todo en áreas sociales como el Hogar Provincial y el centro Doctor Esquerdo. En cualquier caso, unos días después de comenzar el confinamiento, "a la oficina va el número mínimo de funcionarios", indica Ballester.

Desde 2013, con el Plan Moderniza de la Diputación, en todos los municipios alicantinos de menos de 20.000 habitantes, la institución provincial se encarga de facilitarles la administración electrónica y el uso de servidores virtuales, lo que se conoce como el 'Ayuntamiento en la nube'. Todos estos pueblos están conectados al centro de proceso de datos de la Diputación, por lo que es más fácil hacer un seguimiento en días determinados.

Se trata de unos 80 municipios, que a una media de 5 funcionarios por municipios, reúnen unos 400 empleados públicos de la provincia que pueden realizar esta labor a diario, y de manera prioritaria estos días donde se imponen las medidas de teletrabajo desde casa. A media mañana se tenía constancia de que unos 244 funcionarios acogidos este plan, más de 60% del total, ya están trabajando desde casa, además de los empleados de cuatro mancomunidades.

En el Ayuntamiento de Elche, hay 1.600 funcionarios, incluida la plantilla de la Policía Local, de los que un 80% aproximadamente, se puede considerar que hacen teletrabajo, incluidos los oficios, como por ejemplo los porteros, que están movilizados para hacer sus trabajos y con conexión telemática, según explica el concejal de Recursos Humanos, Ramón Abad.

Desde el Ayuntamiento de Alicante, se asegura que toda la plantilla está asignada al teletrabajo "menos los que realizan a tareas esenciales". Si descontamos de la cifra total de unos 2.000 funcionarios, con 500 policías locales, 200 bomberos y 100 miembros de Protección Civil, los más de 1.000 trabajadores se están adaptando a las nuevas circunstancias en función de la situación. La cifra es variable ya que depende del trámite en el que estén porque "podrían hacer teletrabajo y en un momento determinado tiene que acudir a su puesto". Por este motivo, "no hay una cifra oficial" por parte del ayuntamiento alicantino.

La Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) no tiene esos datos recogidos pero si considera que la mayoría de localidades están tomando sus medidas, cumpliendo las recomendaciones de servicios mínimos recogidas en un decreto de la Generalitat. Otra medida que se está aplicando en muchos casos son los turnos de trabajo rotatorios entre distintos departamentos de plantillas municipales. De este modo, siempre que es posible, hay ayuntamientos de mediana escala donde han divididos sus plantillas en grupos para que solo presten servicios la mitad de los trabajadores unos días, mientras la otra mitad está en sus casas.

Medidas excepcionales

En cuanto al funcionariado autonómico, dependiente de la Generalitat, todavía no se han concretado las cifras de usuarios en todas las consellerias. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig ha asegurado que se "está acelerando el proceso de teletrabajo". De momento, ya se sabe que en la Conselleria de Justicia, y Administración Pública ya se ha llegado al 70%, y servicios como Labora, que gestionna las políticas de empleo, o los edificios PROP, realizan su labor de forma totalmente telemática. Ximo Puig ha adelantado que el objetivo de la administración es seguir potenciando el teletrabajo.

La Conselleria de Administración Pública ha emitido hoy lunes una resolución con las medidas excepcionales a adoptar en los centros de trabajo dependientes de la Administración de la Generalitat con motivo del COVID19. Estas medidas de contención extraordinarias adoptadas por las autoridades de salud pública como consecuencia de la situación generada por la evolución del coronavirus COVID-19, ha supuesto que por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, se dicte la Resolución del Secretario de Estado de Política Territorial y Función Pública de medidas a adoptar en los centros de trabajo dependientes de la Administración General del Estado con motivo del COVID-19.

Según ha dictado la Conselleria de Administración Pública, la primera medida afecta a la atención al público, eliminada de manera inicial y donde se priorizará la atención telefónica y telemática. Para el caso de atención presencial se deben establecer, si fuese necesario, los turnos imprescindibles para garantizar la prestación del servicio. La situación extrema requiere de una reorganización de horarios especiales y prestación de servicios públicos. Cada conselleria u organismo debe proponer los ajustes necesarios en los mismos. Se puede llegara establecer la suspensión temporal de actividades en unidades o centros de trabajo. En aquellos casos en que materialmente sea imposible la realización de las funciones del puesto, el personal empleado público podrá ser adscrito temporalmente a otras unidades o centros de trabajo.

En todo caso, la medida más deseada es poder realizar la labor no presencial. Con el objetivo de garantizar el derecho a la salud de los trabajadores, la conciliación laboral y familiar y la adecuada prestación de los servicios públicos, la Generalitat permite trabajar por medios telemáticos y el despacho ordinario de asuntos desde el domicilio particular. Las personas empleadas públicas que presenten patologías o estados que les hagan especialmente vulnerables frente al coronavirus, deben comunicarlo a la Subsecretaría u órgano de personal correspondiente a los efectos de que se adopten las medidas adecuadas.

Diputación de Alicante

En el caso de la Diputación de Alicante, su presidente Carlos Mazón ha firmado un decreto para garantizar la continuidad de la prestación de los servicios esenciales y preservar la salud de los empleados públicos y de los ciudadanos. El decreto establece la suspensión de la atención al público y fija una drástica reducción de la presencia de los empleados en las dependencias y oficinas dependientes de la institución provincial, excepto en el Hogar Provincial, el Centro Doctor Esquerdo y el Consorcio Provincial de Bomberos, por la naturaleza de estos servicios.

De este modo, el registro general, ubicado en la calle Tucumán, de la ciudad de Alicante, está cerrado al público y los usuarios solo pueden realizar gestiones de manera telemática. Asimismo, la Diputación desarrollará un sistema de teletrabajo para sus trabajadores que garantizará la prestación de servicios a los ciudadanos y a los ayuntamientos del territorio.

Los empleados públicos de la Diputación permanecerán a disposición de sus respectivos servicios de forma permanente. Estas medidas se prolongarán hasta el 30 de marzo, incluido. El pasado viernes el Área de Personal de la institución provincial envió a los trabajadores varias instrucciones con las primeras medidas de prevención ante la expansión del coronavirus, tras la reunión que mantuvo el jueves el Comité de Salud y Seguridad. Durante esta semana, la Diputación de Alicante ya ha ido adoptado medidas ante la evolución de la enfermedad, como la suspensión de las mesas de contratación y de los procesos selectivos y oposiciones y la cancelación de reuniones.

En el Ayuntamiento de Alicante, el alcalde de Alicante, Luis Barcala, firmó ayer domingo un decreto para garantizar la prestación de todos los servicios públicos que dependen del Ayuntamiento de Alicante en atención al estado de alerta decretado ayer por el Gobierno de España para hacer frente a la propagación del Covid-19. En el mismo se establecen servicios mínimos para garantizar la actividad municipal, se ordena el teletrabajo para todos los funcionarios que ocupen puestos no esenciales y se suspende la atención presencial al público, estableciendo como sistema alternativo una ventanilla única en el registro municipal y la tramitación vía telemática o por consulta al teléfono 010 del resto de documentación.

Dicho decreto establece que el Ayuntamiento de Alicante mantendrá y garantizará el funcionamiento de los servicios públicos municipales. Para lograr ese objetivo, al tiempo que se lucha contra la expansión del coronavirus, el alcalde ha determinado el cierre al público de todas las dependencias municipales, habilitando medios alternativos telefónicos y telemáticos para atender las gestiones del público. En el decreto se establece que sólo se mantendrá la modalidad presencial del personal municipal en la organización del trabajo en relación con aquellas actividades catalogadas como esenciales y que resulten imprescindibles para garantizar la prestación de los servicios publicos municipales que, por sus especiales características, no admitan su realización en la modalidad no presencial o teletrabajo.

En relación con los demás servicios y personal, el documento firmado por el alcalde hoy dispone la implantación de formas de trabajo no presenciales, con herramientas como el teletrabajo. Ante la propabilidad de que la expansión del Covid 19 merme los servicios municipales, el decreto de alcaldía establece la posibilidad de nombrar personal temporal que se haga cargo de las áreas afectadas. Todas las medidas establecidas en el decreto entrarán en vigor a las 00:00 del 16 de marzo de 2020, y hasta las 00:00 horas del 30 de marzo, ambos inclusive, sin perjuicio de las sucesivas prórrogas que sean acordadas por mantenerse el estado de alarma.

Circular para los ayuntamientos

Respeto a los gobiernos locales, la Agencia de Seguridad y Emergencias ha emitido una circular dirigidas los ayuntamientos de la Comunidad Valenciana con unas recomendaciones a aplicar para prevenir las consecuencias de esta epidemia.

Esta circular, además de incidir en los grupos de riesgo, más vulnerables a la pandemia, distingue a nivel operativo, tres tipologías de servicios imprescindibles para el funcionamiento de la sociedad:

  1. Servicios de salud, seguridad y emergencias: Servicios sanitarios, Servicios de seguridad ciudadana, Servicios de prevención, extinción de incendios y Salvamento, Servicios de Protección Civil y logísticos.
  2. Suministros básicos y saneamiento: producción, transporte y distribución de agua, gas, electricidad, recursos energéticos (combustibles), alimentos de primera necesidad y medicamentos. Incluye también la recogida y tratamiento de residuos urbanos y de aguas residuales de aguas residuales.
  3. Otros servicios imprescindibles para el funcionamiento de la sociedad: Transporte, Servicio portuario y aeroportuario, Finanzas, Comunicaciones, Comercio, Turismo, Administración pública y servicios de atención al ciudadano, Educación, Servicios Judiciales, Servicios Funerarios.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook