12 de marzo de 2020
12.03.2020
CORONAVIRUS

Puig pide unidad de acción y responsabilidad para no "caer en el alarmismo" frente al coronavirus

El presidente de la Generalitat anuncia en las Cortes nuevas medidas para frenar el avance de la pandemia y un plan de choque para incentivar la economía, donde se incluye una línea de 800.000 euros para fomentar el teletrabajo

12.03.2020 | 11:23

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig ha pedido en las Cortes afrontar la crisis del coronavirus "con esfuerzo, responsabidad y unidad de acción", los ejes del "modelo valenciano". El jefe del Consell ha comparecido de forma extraordinaria y urgente en el parlamento valenciano donde ha anunciado nuevas nuevas medidas para frenar el avance de la pandemia y un plan de choque para incentivar la economía.

Puig ha comparecido a voluntad propia para informar de las medidas adoptadas frente al coronavirus, donde ha señalado que "no podemos volver ni al austericidio ni a recetas del pasado que no funcionaron". Tras mostrar su ánimo a la síndica de Vox, Ana Vega y a todos los valencianos que han contraído la enfermedad, el presidente del Consell ha apelado a las instituciones europeas y al Gobierno central.

A las primeras les ha pedido "un ambicioso programa comunitario, a la altura del desafío, que facilite financiación barata, liquidez, bajada de tipos de interés, ampliación del programa de compra de activos y otros incentivos". Y al segund que concrete nuevas medidas por parte del Gobierno central.

Entre las medidas propuestas por la Generalitat, está la creación de una línea de 800.000 euros destinada a las empresas para el establecimiento de medidas técnicas que permitan el teletrabajo, y subvencionará a aquellas empresas que puedan ver afectada su producción industrial por el coronavirus. Puig ha anunciado también que se aplicará el fraccionamiento, aplazamiento o, en su caso, la bonificación del pago de los impuestos gestionados por la Agencia Tributaria para facilitar su abono a las empresas, profesionales y familias en dificultades por esta emergencia.

También se aplicará la exención en el tramo autonómico del IRPF y se solicitará para el tramo estatal de las subvenciones concedidas por la Generalitat y el Gobierno con motivo del coronavirus, otorgándoles el mismo tratamiento que recibe la prestación por maternidad.

Puig ha cerrado su intervención apelando a que los valencianos "somos una gran familia de cinco millones de miembros. Y una familia no deja nadie detrás. Cuidémonos unos a otros. Porque nos necesitamos todos", ha añadido.

Por parte de la oposición, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha propuesto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, un "Plan de acción Inmediata" con medidas sociales, económicas y sanitarias y dotado con 1.000 millones de euros para transmitir confianza y seguridad a la sociedad valenciana. Bonig ha ofrecido a Puig "toda mi lealtad institucional en esta crisis porque si estamos unidos seremos más fuertes". En su opinión, eso es "lo más importante" que le puede ofrecer la oposición, porque "somos un partido de gobierno, y hay que estar a la altura". Por ello, ha presentado un plan "para una situación de máxima urgencia, que no soporta demoras", con medidas "concretas, presupuestadas y asumibles", una propuesta dotada inicialmente con 1.000 millones de euros, una cifra que representa el 4% de un presupuesto que supera los 23.000 millones de euros.


El diputado del PP, Manuel Pérez Fenoll, se limpia las manos con un gel desinfectante durante el pleno de las Cortes. Foto EFE/Kai Försterling


En cambio, para el síndic de Cs, Toni Cantó ni el Gobierno ni el Consell están actuando de forma "valiente y decidida" frente al coronavirus, y en cambio "ocultan la verdad". Ante el reto que supone el coronavirus "la única esperanza es ralentizar el contagio que las instalaciones sanitarias puedan atendernos a todos" y ante ello hay que actuar desde la precaución y aislamiento y también con "autoridades valientes que actúen de forma adecuada y cuenten la verdad", punto este último que considera no se está cumpliendo.

Por parte de los partidos del Botànic II (PSPV-PSOE, Compromís y Unidas Podemos) han mostrado su apoyo sin fisuras al Consell, al tiempo que han rechazado la demagogia. El portavoz del PSPV, Manolo Mata, ha recordado que este miércoles se cumplió el aniversario del 11M, "el golpe terrorista más grande de la historia de España", para defender que "todo esto pasará", al hilo del título de la novela de Milena Busquets. Ha rechazado frente a ello "el cuñadismo político con discursos miserables que dañan a todo un pueblo".

De Compromís, Fran Ferri ha instado al Gobierno a tomar "decisiones estratégicas que marquen la diferencia" y "no utilizar la crisis para retrasar el cambio del modelo de financiación autonómica, sino para acelerarlo todavía más", ya que era uno de los compromisos para la investidura de Sánchez.

Y por parte de Unidas Podemos, Naiara Davó, ha asegurado que "ganaremos al miedo con valentía y con el escudo de la sanidad pública, la primera línea de contención, frente a modelos privatizadores". La portavoz morada ha situado el reto como "oportunidad de demostrar al mundo que unidas somos más fuertes", para salir de la batalla "con más madurez y más fuerza". "No será fácil, pero no hay que entrar en pánico: vamos a poner lo mejor de nosotros", ha remachado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook