06 de marzo de 2020
06.03.2020

Otros dos alcaldes de la Vega Baja entran en la «lista negra» del Síndic de Greuges para enviarlos al Fiscal

Luna advierte a los primeros ediles de Benijófar y Formentera del Segura, ambos del PP, por no contestar sus requerimientos

05.03.2020 | 23:34
El Síndic Ángel Luna.

Primero fue Orihuela, gobernada por el PP. Después la población valenciana de Oliva, con alcalde de Compromís. Y ahora, la mirada del Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana, Ángel Luna, contra los alcaldes que no responden a sus solicitudes de información se dirige hacia otras dos poblaciones de la Vega Baja. El Defensor del Pueblo valenciano comunicó ayer formalmente a los primeros ediles de Formentera del Segura, Francisco Cano, y de Benijófar, Luis Rodríguez, ambos del PP, que si en el plazo de 10 días «no atienden sus requerimientos de información acudirá a Fiscalía por desobediencia». Según la Sindicatura, «ninguno de los dos ayuntamientos de la Vega Baja alicantina ha respondido a la petición inicial de informe de la misma queja de oficio que se abrió en marzo de 2019, ni a los tres requerimientos que se les han hecho con posterioridad; el último, el 24 de febrero».

El Síndic de Greuges abrió la queja de oficio al tener conocimiento de la gran cantidad de vertidos de plástico con pesticidas que se acumulan en la zona cercana a la desembocadura del río Segura y se dirigió a las administraciones implicadas sobre las que ejerce su labor supervisora; es decir, los ayuntamientos del cauce del Segura en la Comunidad, la Diputación y la Conselleria de Medio Ambiente. A todas las instituciones se les pidió que informasen de las medidas previstas para prevenir el vertido de residuos a los azarbes y así lo han hecho, excepto Formentera del Segura y Benijófar.

«Ángel Luna está decidido a hacer respetar la institución que dirige y, tal y como anunció al iniciar su mandato, recurrirá a las medidas que le amparan para cumplir con su labor en defensa de los derechos de la ciudadanía», añade la nota emitida ayer por la Sindicatura de Greuges. En ese mismo comunicado, la entidad destaca que los alcaldes que han sido advertidos formalmente con anterioridad, incliudos el regidor de Orihuela, Emilio Bascuñana, «ya han contestado al Síndic». En concreto, si esta obstaculización a la investigación del organismo público prosigue, negándose o dilatando indebidamente el envío de informes que se soliciten, en función del articulo 502.02 del Código Penal, el implicado será castigado como «reo del delito de desobediencia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook