05 de marzo de 2020
05.03.2020

Un alto cargo de Pablo Casado, un presidente y una gerente

César Sánchez, responsable de Transparencia en Génova; Eduardo Dolón, al frente ahora del partido; y Yolanda Murcia, vinculada en su día a Francisco Camps, están en el foco por el dinero sin justificar ingresado por el PP desde la Diputación

05.03.2020 | 08:22
Un alto cargo de Pablo Casado, un presidente y una gerente

César Sánchez, Eduardo Dolón y Yolanda Murcia forman, al menos de momento, el trío principal sobre el que pivota el conflicto generado por su gestión sobre las transferencias de la Diputación de Alicante al PP durante el pasado mandato. Cerca de medio millón de euros, una parte de los cuales como hemos sabido ahora desviados a una sucursal bancaria ubicada en Murcia, que nunca se han llegado a justificar.

César Sánchez

Fue presidente de la Diputación de Alicante desde 2015 hasta 2019. No constan documentos firmados por él sobre la certificación de esas transferencias al PP pero fue el máximo responsable de la institución en la época de mayor polémica, que arrancó con su propuesta de 2015 para multiplicar por cuatro las asignaciones. Exiliado políticamente en Madrid, el actual diputado en el Congreso y responsable de Transparencia en la ejecutiva de Pablo Casado puso fin a su mandato en el Palacio Provincial sin justificar casi medio millón de esas asignaciones remitidas a las cuentas del PP. El entonces alcalde de Calp fue proclamado en 2015 presidente de la institución con el voto del PP y del único representante que logró Ciudadanos, luego reconvertido en un tránsfuga en el que se acabó apoyando durante los cuatro años.

Eduardo Dolón

Es el actual presidente provincial del PP, además de portavoz de su grupo en la Diputación y alcalde de Torrevieja. Eduardo Dolón, vicepresidente de la Diputación con César Sánchez, fue el encargado de rubricar los informes de una parte de las operaciones de ingreso de fondos. Dolón está recibiendo las críticas de Compromís, que lo acusa de haber incumplido la ordenanza de la Diputación. Fue, además, secretario provincial del PP con José Císcar de presidente, hasta que éste anunció en junio de 2019 su renuncia tras siete años en el cargo. Císcar decidió apartarse para centrarse en su actividad en las Cortes antes de que las huestes de Mazón lo echaran. Junto a Dolón y Císcar, el otro hombre fuerte de esa ejecutiva era el coordinador general provincial del PP, Rafa Candela. Dimitió el 18 de noviembre de 2018, justo una semana después de la última transferencia registrada durante ese año a la cuenta bancaria de Murcia. Candela renunció por sorpresa a todos sus cargos y dejó pasó a Raúl Dalmau, que había trabajado en el grupo de la Diputación y conocía todos esos movimientos de dinero.

Yolanda Murcia

La actual gerente del PP de Alicante, Yolanda Murcia, certificó en 2017 y 2018 que las transferencias económicas recibidas en su día desde el grupo popular de la Diputación se destinaron a la financiación de los gastos ordinarios de funcionamiento del partido, contradiciendo así los certificados firmados por Eduardo Dolón, quien garantizaba que se destinaban a actuaciones conjuntas, como marca la normativa. Yolanda Murcia tuvo protagonismo en 2008 con el enfrentamiento entre Ripoll y Camps. Oriolana y extrabajadora de la sede regional del PP, se integró en lista impulsada por el exlíder regional contra los zaplanistas. En 2013 el presidente provincial del PP José Císcar relevó a Eugenia Cascales, histórica gerente durante 23 años, y repescó a Yolanda Murcia, quien ha desempeñado el cargo hasta la actualidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook