01 de marzo de 2020
01.03.2020

La Conselleria de Innovación define su plantilla de funcionarios y consolida su sede en Alicante

La Generalitat ya ha aprobado la orden que pone en marcha el proceso y prepara la relación de puestos para que el nuevo departamento pueda contar con casi un centenar de trabajadores este año

29.02.2020 | 21:19

La oferta se abrirá a empleados autonómicos y, si no se cubriera, a otras administraciones.

Impulsar la parte innovadora y científica para hacer de la provincia un referente tecnológico. Con esa idea partió la nueva consellería de Innovación en Alicante, una de las grandes apuestas de Ximo Puig por coser el territorio y trasladar instituciones de autogobierno a toda la Comunidad Valenciana. En la actualidad, este nuevo departamento se encuentra ya en la fase de dotación de personal con el objetivo de que a finales de año cerca de un centenar de empleados se incorporé al área que gestiona la ilicitana Carolina Pascual. Ahora son 24 trabajadores, de los que 13 son altos cargos y personal de confianza junto a 11 funcionarios. Una vez aprobada la orden que inicia el trámite, la Conselleria arranca así el proceso para consolidar su estructura a través de la aprobación de una nueva relación de puestos de trabajo con una oferta de 70 plazas. Es la consolidación para siempre de una institución del gobierno autonómico en la provincia.

En primer lugar, la oferta se abrirá a los funcionarios de la Generalitat de todo el territorio. Si no se consiguen ocupar todos los puestos, la idea es facilitar esa misma oferta a otras administraciones con el objetivo de que a finales de 2020 se pueda consolidar la estructura con ese centenar de plazas que centrarán su actividad en el ecosistema digital, la innovación y dar cobertura a las iniciativas relacionadas con el emprendedurismo. Se convertiría así en la mayor institución de la Generalitat con sede en Alicante, por delante de la Sindicatura de Greuges. Quedaría pendiente el caso de los funcionarios de universidades, desgajados de Educación pero que continúan teniendo su sede en València. Siempre que quieran mantener su plaza allí, no se les puede trasladar. Pero, en cualquier caso, la Generalitat tiene previsto que esos puestos vayan saliendo en Alicante a medida que queden libres en su emplazamiento actual. Es cuestión de tiempo, por tanto, que Universidades también se ubique en Alicante. Es, sin duda, uno de los escollos más complejos de este ambicioso proyecto que, en todo caso, necesita un margen para perfilarse. No se puede construir toda una conselleria de un día para otro.

Por primera vez hay un poder autonómico real en la provincia y, consciente de su importancia, la hasta hace unos meses profesora de la Universidad de Alicante, la conselleria Pascual, con competencias en materia de universidades, ciencia e investigación e innovación tecnológica pretende convertir Alicante en el epicentro del conocimiento y el impulso de la economía tecnológica que el Consell ya fomentó durante la pasada legislatura con la creación del Distrito Digital. Pascual aseguró a este diario que esta iniciativa es un reto «del que existen pocos precedentes», lo que, en su opinión, evidencia que desde la Generalitat se ha plasmado la voluntad de «diseñar una estrategia vertebradora en torno a los conceptos de innovación y avance económico y social, coordinados por una conselleria, que por primera en el historia está fuera de Valencia». La consellera también ha subrayado el protagonismo de la tecnología 5G en la cuarta revolución industrial y su impacto en el día a día de la ciudadanía y de la industria digital global. «Alicante se ha afianzado, sin duda, como una tierra dinámica en lo económico, motor de la innovación», aseguró Ximo Puig hace unos días en Alicante. Y definiendo la plantilla de la conselleria, ese camino, desde luego, ya se ha iniciado.


Puig apuesta por una «mirada social» para conseguir el «cambio necesario»

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, defendió ayer «articular una mayoría social suficiente» para «conseguir el cambio y la transformación que necesita el país», al tiempo que destacó la «gran dosis de responsabilidad» que supone «gobernar la mayoría de ayuntamientos, la Generalitat y el Gobierno de España».

Puig, en la celebración del Comité Nacional del PSPV en València, puso en valor que por primera vez después de casi 30 años el PSOE ha sido la primera fuerza política en la Comunidad Valenciana: «La confianza que nos han dado los ciudadanos se la tenemos que devolver en acciones concretas como la transformación hacia la prosperidad social que defendemos».

El presidente recordó la necesidad de unos Presupuestos Generales del Estado en 2020 donde la Comunidad tenga el apoyo inversor necesario y que ya se incorporó en las cuentas de 2019 que fueron bloqueadas y se mostró «seguro» de que la próximas cuentas «cumplirá con los valencianos».

Igualdad

Para el líder del PSPV-PSOE, la «primera reivindicación es la reforma urgente de la financiación autonómica que garantice la igualdad, porque no defendemos privilegios queremos la igualdad entre españoles».

«Hemos conseguido visibilizar el problema valenciano, hemos puesto en el debate la infrafinanciación o el dumping fiscal pero es necesario descentralizar el poder concentrado en Madrid», indicó.

Para el dirigente socialista, «esta legislatura tiene que ser la de la consolidación del proyecto que iniciamos en 2015 que ha permitido que los valencianos vivan mejor hoy que hace cinco años» y que se haya superado la hipoteca reputacional.

Tras repasar los datos que demuestran que la Comunidad Valenciana ha sido un «motor de crecimiento económico», señaló que, pese a las herencias del PP, la Generalitat ha puesto solución a muchos de ellos y apostó por una «mirada social», ya que es la Comunidad «que más ha aumentado el gasto social».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook