04 de febrero de 2020
04.02.2020

Un sector de Iniciativa reclama más democracia en el partido para consolidar Compromís

La corriente ecosocialista se une al debate sobre el futuro de la coalición y pide crear órganos estables de funcionamiento y renovar su ideario

04.02.2020 | 20:33
Un sector de Iniciativa reclama más democracia en el partido para consolidar Compromís

Més Iniciativa+Compromís, una corriente interna dentro del partido en el que milita Mónica Oltra, y que junto a Bloc y Verds- Equo forman Compromís, cree necesario avanzar hacia una mayor democracia interna dentro de esta formación, lo que también serviría para "consolidar definitivamente Compromís como un proyecto transformador al servicio del pueblo valenciano, renovando su ideario político y superando los debates orgánicos conjuntamente con las otras fuerzas de Compromís, dotando la coalición de órganos estables de funcionamiento que permiten una mejor participación y convivencia de las diferentes sensibilidades y militantes que la conforman".

Este argumento va muy en consonancia con una línea de opinión manifestada por el sector crítico del Bloc, también a favor de reforzar el proyecto de Compromís a partir del congreso del Bloc, previsto para el mes de junio.

El colectivo Més Iniciativa+Compromís, del que forma parte el diputado autonómico Carles Esteve, también muestra su preocupación ante las «negligencias» denunciadas en la elección del diputado provincial por València, Xavi Rius, y que estas se vayan a solucionar «deslegitimando al comité de Greuges y las decisiones que ha tomado hasta el momento».

Además se muestran preocupados por el futuro de Iniciativa especialmente «por la baja de destacados cargos públicos y orgánicos, la ausencia de participación real de miembros de los órganos de dirección y la desmovilización o desaparición de algunos colectivos en ciertas comarcas». Según su diagnóstico hay síntomas de distanciamiento entre la cúpula y las bases, fruto de «la deriva» que se está impulsando desde la dirección.

Lo más alarmante, dicen, es la situación en que se encuentra el comité de Greuges del partido, órgano de defensa de los derechos de la militancia que no había tenido actividad hasta que el diputado Rius denunció las presuntas irregularidades respecto del proceso de elección. El comité determinó que se actuó de forma negligente al permitir avales repetidos, forzar una segunda votación por un supuesto error técnico y hubo vulneración de derechos y ocultación de información, añaden.

Multiplicar las demandas

Estos militantes explican que la cantidad de demandas elevadas al comité se ha multiplicado en los últimos meses y desde la corriente se interpreta como una evidencia más de la indefensión generada por un funcionamiento cada vez más vertical que vacía de contenido órganos del partido y aleja a la militancia de las decisiones.

En su opinión, la reunión de la Ejecutiva celebrada en enero acordó, "con el voto en contra de nuestros representantes, proponer a la Mesa Nacional la destitución de todo el Comité de Greuges debido a que dos de sus miembros militan en la misma comarca, circunstancia prohibida en nuestros estatutos". Para esta corriente interna, cabe recordar que los miembros del Comité fueron escogidos a propuesta de los propios portavoces del partido, Miquel Real, Mireia Mollà y Francisco García, conforme a los Estatutos y sin votos en contra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook