27 de diciembre de 2019
27.12.2019

Casado vincula la política del Consell a favor del valenciano con el independentismo catalán

El presidente del PP ofrece ayuda jurídica contra la "imposición lingüística" y en su visita a Almoradí acusa al Gobierno de dar "el golpe de gracia" al Trasvase Tajo-Segura

27.12.2019 | 13:30

El presidente del PP, Pablo Casado, ha apoyado las movilizaciones contra la aplicación de la ley de Plurilingüismo a las zonas castellanohablantes de la Comunitat Valenciana y ha ofrecido todos los recursos jurídicos del PP a las familias para que puedan recurrir la medida.

En declaraciones a los periodistas, Casado se ha referido a la implantación en el curso escolar 2020/2021 de la ley de Plurilingüismo en Secundaria, Bachiller y FP, según la cual el 25 % de las asignaturas troncales deberá darse en valenciano.

Ha criticado "el pancatalanismo" del president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, al que ha acusado de querer imponer, a través de la lengua, "su modelo identitario".

Casado ha recordado que "hay comarcas con exención legal para que no se imparta valenciano", por lo que no entiende que "se imponga ese 25 %", y ha anunciado que el PP pone a disposición de las familias todos sus recursos jurídicos para que puedan recurrir esta medida.

"No queremos que el independentismo catalán tenga esa vía de acceso; la Comunitat Valenciana es mucho más que un apéndice de Cataluña, es una lástima que algunos separatistas os vean como un anexo de una fantasmagórica construcción que nunca ha existido", ha señalado a los periodistas.

Casado ha destacado que tienen familia ilicitana y no va a permitir que se trate a los valencianos de esa forma, pues, según ha advertido, "se empieza por la educación y se acaba llevando al Congreso proposiciones de ley para la independencia".

Por otra parte, el líder del PP ha pedido que se aplique la misma vara de medir que se aplicaba con los dirigentes del PP a los casos que afectan a los gobernantes actuales de la Comunitat Valenciana. Ha criticado que se usen fondos públicos para la autopromoción política del presidente; ha desatacado que "por cuestiones como esta y de menor cuantía hay políticos que tuvieron que dimitir y que llevan procesados años", y ha señalado que en el PP fueron firmes a la hora de criticar esas conductas en sus filas, por lo que no entiende que ahora "nadie diga gran cosa".

Trasvase Tajo-Segura

Por otro lado, el presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado este viernes que la decisión del Gobierno de recortar a 7,5 hectómetros cúbicos (hm?3;) el envío de agua del Tajo al Segura es "prácticamente el golpe de gracia" a este trasvase.

En declaraciones a los periodistas en Almoradí, Casado ha destacado que no es la primera vez que el Ministerio de Transición Ecológica, "por motivos bastante sectarios, hace algo así" y ha asegurado que desde el PP no comparten esa concepción de los recursos hídricos.

Ha afirmado que cuando Cristina Narbona fue ministra de Medio Ambiente prometía más desaladoras, "que son más contaminantes" y tienen un precio del agua más caro, y no se construyeron, y ahora el actual Gobierno trata de rematar los trasvases "que llevan operando décadas".

El líder popular ha defendido que el PP "siempre ha conseguido poner de acuerdo a cuencas excedentes y receptoras" porque tanto la Comunitat Valenciana como Murcia y Andalucía "necesitan agua a coste accesible", y por eso ha dicho no entender "cómo se recorta, cuando los expertos decían que incluso se podía ampliar", en alusión a la comisión técnica.

"Lo vamos a denunciar, vamos a movilizarnos para que el PSOE deje de mercadear con un recurso que es nacional", ha advertido.

Casado ha defendido que el decreto de Murcia sobre el Mar Menor "es lo que hacía falta" y no entiende por qué el Gobierno de España "sigue dando un portazo a las reclamaciones de los murcianos y los pone de excusa para paralizar un trasvase que afecta a muchas más zonas

Negociaciones por la investidura

En esta misma comparecencia, Pablo Casado ha atacado al Partido Socialista por las negociaciones que estáa mantenido con Esquera Republicana de Cataluña para la investidura de Pedro Sánchez. El liderl del PP ha expresado su confianza en que la Abogacía del Estado "no sucumba" a las "presiones" en el caso de Oriol Junqueras y cumpla con "su obligación" de defender al Estado y "no a los que han hecho un golpe al Estado". "Es de perogrullo", ha manifestado.

Casado ha recordado que la Abogacía tiene hasta el día 3 enero para pronunciarse sobre la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que ha sentenciado que el líder de ERC, Oriol Junqueras, en prisión por la sentencia del 'procés', contaba con inmunidad parlamentaria desde las elecciones europeas.

Según ha indicado en una visita a Almoradí, localidad afectada por el pasado de la DANA del pasado septiembre, "el problema es que la Abogacía es un cuerpo jerárquicamente dependiente del señor (Pedro) Sánchez", del que ha apuntado que en una entrevista afirmó que la Fiscalía General del Estado "también". "Yo lo niego; la Fiscalía es un órgano independiente, pero la Abogacía del Estado sí depende del Gobierno", ha recalcado.

No obstante, se ha mostrado "convencido" de que el cuerpo de Abogados del Estado, "que es prestigioso, independiente y que está a favor de los intereses nacionales, no sucumba a esas presiones" y confía en que se dedique a "perseguir a los delincuentes" como los "condenados por el Tribunal Supremo y como reclamados por la Justicia al ser prófugos", en referencia a Junqueras y Carles Puigdemont, que deben "pagar por sus graves delitos".

Libertad educativa

Por otro aldo, la presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha señalado hoy que el PP "va a seguir librando dos grandes batallas en defensa de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana: la libertad educativa y el mantenimiento del trasvase Tajo-Segura".

Bonig se ha pronunciado así en la visita a Almoradí, junto al presidente nacional del Partido Popular,  Pablo Casado, y el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón. "Casado es un hombre de palabra. Estuvo unos días después de la DANA que causó estragos en la Vega Baja y se comprometió con la alcaldesa de Almoradí a que estaría aquí dando apoyo, y así ha sido", ha manifestado Bonig, quien ha destacado que con la de hoy son 19 las veces que el presidente nacional ha visitado la Comunitat Valenciana este año. Tras la visita a Almoradí se han desplazado a Callosa del Segura.

La presidenta del PPCV ha señalado que si la investidura de Pedro Sánchez sale adelante con Podemos y nacionalistas, "será un modelo de mucho anuncio y poca gestión, que es lo que tenemos en la Comunitat Valenciana con PSPV, Compromís y Podem". Así, ha indicado que tres meses después de la gota fría que arrasó principalmente el sur de la Comunitat Valenciana "vemos cómo los agricultores se quejaban amargamente hace unos días por no haber recibido las ayudas prometidas. Se perdieron además de las cosechas muchas casas y había un problema inmediato de ubicar a esas familias que lo habían perdido todo, pero el Consell y su área de Vivienda están en otras cosas".

La dirigente popular ha reiterado que el PP "no va a permitir que el mismo proceso de catalanizacion que se empezó en Cataluña hace 20 años con el adoctrinamiento en las escuelas se repita aquí" y ha anunciado que tras las fiestas de Navidad y año nuevo el PPCV mantendrá una reunión con a comunidad educativa. "Vamos a poner a disposición de toda la comunidad educativa los servicios jurídicos del partido para luchar y defender en los tribunales lo que Puig está quitando los valencianos, la libertad de los padres a la hora de elegir libremente la lengua en la que quieren educar a sus hijos".

Bonig se ha referido también al trasvase Tajo-Segura y ha señalado que Puig "solo acierta cuando rectifica y hace caso al PPCV, que le pidió que recurriera la orden ministerial de Sánchez sobre los 7,5 metros cúbicos para el mes de diciembre y exclusivamente para consumo, dejando fuera a los regantes". "El Partido Popular es el partido del Pacto del Agua. El memorándum supuso un acuerdo entre cinco comunidades gobernadas por el Partido Popular donde todos cedieron en beneficio del interés general y de los ciudadanos", ha recordado.

La presidenta del PPCV ha hecho también una defensa de la zonas castellanohablantes de la Comunitat Valenciana, como la Vega Baja. "Son tan valencianas como las zonas donde se habla valenciano, pero estamos viendo el proceso de catalanizacion que Puig está llevando. La imposición lingüística que el Partido Popular, gracias con el apoyo de la sociedad, paró hace dos años en los tribunales va a imponerse ahora en Secundaria, en FP, en ESO y en educación para adultos", ha indicado Bonig.

Por último, la presidenta del PPCV ha interpelado al President de la Generalitat y le ha pedido que defienda a la Comunitat Valenciana. "Torra y ERC siguen hablando de la independencia de los 'Països Catalans' y Puig no dice absolutamente nada. Si el PSPV y el PSOE no defienden la cultura, la tradición, la historia y el encaje constitucional de esta comunidad lo hará el Partido Popular", ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook