28 de noviembre de 2019
28.11.2019

El déficit vuelve a subir y alcanza los 1.158 millones

Las cifras del Ministerio de Hacienda sitúan el desfase entre ingresos y gastos en el 1 % del PIB valenciano. La Conselleria de Hacienda vincula la cifra a la falta de financiación: "El problema no es de gasto, sino de ingresos"

28.11.2019 | 19:05
El déficit vuelve a subir y alcanza los 1.158 millones

El déficit de la Comunitat Valenciana se sitúa en 1.158 millones de euros hasta septiembre de 2019, el más elevado de España, representando el 1% de su Producto Interior Bruto (PIB). En el mismo periodo de 2018, la Comunidad registraba un déficit de 264 millones de euros, el 0,24% del PIB, según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Hacienda.

A nivel nacional, las comunidades autónomas registraron un déficit de 3.684 millones en los primeros nueve meses del año, lo que equivale al 0,29% del PIB, frente al superávit del 0,13% del PIB del mismo periodo del pasado ejercicio.

En todo caso, la Conselleria de Hacieda considera que la cifra del déficit antes de que finalice el año "no es, ni mucho menos, signiticativa. Es muy puntual, resultado de una ejecución presupuestaria que no da un dato firme, sino condicionada por el calendario de ingresos y pagos". Para el Consell, "el problema no es de gasto, sino de ingresos. Lo que ha ocurrido es que los ingresos no han avanzado a la medida de la ejecución presupuestaria y de ahí viene el aumento del déficit".

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) acaba de certiticar en su último informe que los gastos crecen en la Comunidad Valenciana por debajo de la media (3,7%, frente al 3,8%), mientras que en el capítulo de ingresos el crecimiento del 1,2% registrado en la Comunidad Valenciana se sitúa muy lejos del aumento del 2,8% de la media autonómica. "Renunciar a un gasto como la de la media, supone considerar los valencianos ciudadanos de segunda. Los valencianos tienen el derecho político y moral a no ser castigados respecto al resto de ciudadanos españoles. Lo que seguimos reivindicando es una financiación justa y adecuada a los servicios que merecen los valencianos", aseguran fuentes de la conselleria que dirige Vicent Soler. 

Cuatro comunidades autónomas presentaron superávit hasta septiembre: Baleares (+0,15% del PIB), Canarias (+1,1%), Navarra (+0,18%) y País Vasco (+0,69%). El resto de regiones registraron déficits, que son Andalucía (déficit del 0,26% del PIB), Aragón (0,69%), Asturias (0,22%), Cantabria (0,73%), Castilla-La Mancha (1,38%), Castilla y León (0,73%), Cataluña (0,21%), Extremadura (1,12%), Galicia (0,43%), Comunidad de Madrid (0,18%), Murcia (1,07%), La Rioja (0,06%) y la Comunitat Valenciana (1%).


Conjunto de administraciones

El déficit del conjunto de las administraciones públicas (excluidas las corporaciones locales) hasta el mes de septiembre se situó en 20.957 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 14,4% respecto al mismo periodo del año anterior y el 1,68% del PIB; mientras que el déficit del Estado se redujo un 20,7% hasta septiembre, con 6.303 millones de euros (el 0,5% del PIB).

Según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Hacienda, la reducción hasta octubre del déficit del Estado, con un ratio del 0,5% del PIB, frente al 0,66% del PIB del año anterior, se debe al incremento de los recursos no financieros, que crecen un 2,5%, hasta los 172.099 millones de euros, frente al alza del 1,4% de los gastos no financieros, hasta los 178.402 millones de euros.

Si se descuentan los intereses devengados, el saldo primario positivo asciende al 1,15% del PIB (14.374 millones), frente al superávit primario del 1,13% del PIB registrado en el mismo periodo de 2018, un 5,5% superior.

De su lado, el déficit del conjunto de administraciones públicas, excluyendo las corporaciones locales, fue de 20.957 millones de euros hasta el tercer trimestre del año, lo que supone un 14,4% más respecto al mismo periodo del año anterior. Esta cifra excluye el saldo neto de las ayudas a instituciones financieras, de 30 millones hasta septiembre. En términos de PIB, el déficit equivale al 1,68%, por encima del 1,52% del mismo periodo de 2018.

La Administración Central registró un déficit del 0,5% del PIB, excluyendo la ayuda financiera, y se ha reducido en un 24,4% respecto al mismo periodo de 2018, por el alza de ingresos (+3,4%), superior al de gastos (+1,1%).

De su lado, los fondos de la Seguridad Social presentaron un déficit de 6.690 millones de euros, con un aumento del 5,8% de los recursos (alza del 8% de cotizaciones), frente al 6,2% de los gastos. El sistema de la Seguridad Social registró un déficit de 8.548 millones (0,68% del PIB).

Los ingresos del Estado

En cuanto al déficit del Estado hasta junio --en este caso el dato está un mes más avanzando--, la reducción del 20,7% hasta el tercer trimestre se debe a un incremento de los ingresos en términos de caja del 1,6%, hasta los 204.724 millones, frente a la caída del 1,3% de los gastos, hasta 127.042 millones.

Por el lado de los ingresos, la recaudación del IRPF alcanzó los 73.586 millones de euros, un 4,6% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que los ingresos por el Impuesto sobre Sociedades cayeron casi un 11,9%, hasta los 20.015 millones de euros.

En la imposición indirecta, la recaudación por IVA aumentó un 2%, hasta los 64.048 millones de euros; al tiempo que los ingresos por impuestos especiales sumaron 17.875 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,7%. Dentro de estos tributos, el impuesto del alcohol y bebidas derivadas alcanzó los 623 millones, un 4,2% menos; mientras que la recaudación por el impuesto a las labores del tabaco aumentó un 0,5%, hasta los 5.403 millones.

En lo que respecta a los gastos, los referidos al personal alcanzaron los 13.631 millones de euros hasta octubre, un 4,4% más, principalmente por el alza de los sueldos (+5,1%), hasta 11.418 millones, debido al aumento del 2,5% y a la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los cuerpos policiales autonómicos, que ha supuesto 428 millones en el periodo, 206 millones más.

Mientras, los gastos corrientes se elevaron un 33,2%, hasta los 3.006 millones de euros. De su lado, las transferencias corrientes cayeron un 0,7%, hasta los 74.608 millones, y las de capital retrocedieron un 10,1%, hasta 5.109 millones.

Por último, las inversiones reales bajaron un 12,9%, hasta los 3.034 millones de euros, como consecuencia del descenso en inversión civil (-4,8%), por la caída en Fomento (-5%), y de la bajada en inversión en Defensa (-20,6%).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook