16 de noviembre de 2019
16.11.2019

La patronal exige a Puig la bonificación al 99% del impuesto de sucesiones para la empresa familiar

Las asociaciones recuerdan que la medida fue anunciada en campaña pero no aparece en los presupuestos para 2020

16.11.2019 | 00:13

Los empresarios de la Comunidad han exigido la reducción del 99% en el impuesto de sucesiones para la transmisión de empresas familiares. La CEV, AEFA e IVEFA han reclamado la reducción del 99% en este gravamen para la transmisión de todas las empresas familiares ya que, según apuntaron ayer, de mantenerse en el actual 95% se multiplican por cinco los costes de transacción que soportan las empresas en otras autonomías. La Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV), la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (AEFA) y el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA) defienden, en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, ampliar para todas las empresas la reducción en la base imponible del 95% al 99% en las transmisiones de empresa, con independencia de su tamaño y volumen de facturación.

Las tres entidades empresariales recuerdan que la medida fue anunciada en campaña electoral por el entonces candidato del PSPV y hoy presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pero, sin embargo, «no aparecía reflejada en el proyecto de presupuestos de la Generalitat para 2020». Con la enmienda presentada a la Ley de Acompañamiento a los presupuestos para modificar la Ley 13/1997, por la que se regula el tramo autonómico del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas y restantes tributos cedidos, «tampoco se cumple la promesa electoral, puesto que la enmienda tan sólo recoge la ampliación de la reducción para aquellas empresas con menos de 10 millones de cifra de negocio». La CEV, AEFA e IVEFA insisten «en el coste de oportunidad y la pérdida de competitividad que supone para los nuevos titulares de las empresas familiares de la Comunidad Valenciana», que asegura que tendrá también efectos negativos en términos de inversión y empleo.

Multiplicar costes

Según estas entidades, «con la reducción actual del 95% se multiplican por cinco los costes de transacción para las empresas familiares de esta Comunidad Valenciana con respecto a las transmisiones realizadas en otras comunidades autónomas, como Andalucía, Aragón o Galicia, que sí han elevado hasta el 99% el porcentaje de reducción en la base imponible a todas las empresas».

En ese sentido, desde la CEV y las organizaciones de la empresa familiar de Alicante y Valencia proponen modificar la Ley 13/1997, de 23 de diciembre, de la Generalitat para poder ampliar la «reducción de la base imponible en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones del 95% al 99% para los casos de transmisión de empresa individual agrícola, empresa individual o de negocio profesional, así como de transmisiones de participaciones en entidades», tanto para las transmisiones mortis causa como inter vivos. Además, al objeto de ampliar los beneficios fiscales a todo tipo de empresas y mercantiles, se reclama eliminar los apartados de esta ley en los que se limita la aplicación del incentivo fiscal a las entidades de reducida dimensión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook