15 de noviembre de 2019
15.11.2019

Puig defiende el pacto con Podemos y planta cara a los barones críticos del PSOE

El jefe del Consell responde a Page: «Se trata de que el Gobierno que más suma eche a andar»

14.11.2019 | 23:57

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, defendió ayer el acuerdo entre el PSOE y Podemos para un Ejecutivo de coalición y respondió al dirigente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que «no se trata de depender del independentismo, como no se trataría de depender del PP o de Ciudadanos, se trata de que este gobierno que es el que más suma, y el único posible, eche a andar. No se trata de depender de nadie». A su juicio, este es el «planteamiento correcto» para valorar la situación que afronta el gobierno de coalición, después de que García-Page asegurara que el Gobierno de España «no puede depender de los independentistas», al respecto de los apoyos que necesita Pedro Sánchez para sacar adelante una eventual investidura. Según manifestó ayer el jefe del Consell «tiene que salir adelante» y «debe ser factible, no se puede hacer que todo el mundo mire a otra parte».

El presidente de la Generalitat Valenciana apeló ayer a la «corresponsabilidad» de todos los partidos para que, si no hay alternativa a la propuesta, poder «facilitar que este Gobierno pueda empezar a funcionar». Así se pronunció el dirigente socialista al ser preguntado por el preacuerdo firmado por PSOE y Unidas Podemos, y si puede condicionar el modelo de España la necesidad de buscar el apoyo de otras fuerzas como los independentistas catalanes de ERC. Ximo Puig explicó que se ha iniciado el diálogo con todos los grupos que «pueden ayudar» a que haya gobierno porque más allá del preacuerdo alcanzado «se necesita la colaboración de otros para que salga la investidura, no necesariamente para acordar un programa de gobierno», matizó. A su juicio, «lo fundamental es que se facilite la investidura y que haya gobierno», permitiendo también así que el propio papel de la oposición «sea activo».

Puig aclaró que «no se trata de condicionar nada, ni tampoco que haya otros partidos que se sientan liberados porque al final todos tienen que tener una corresponsabilidad y, si no hay alternativa a lo que se ha presentado, facilitar que este gobierno pueda empezar a funcionar». Además, remarcó que «nuestro modelo de España no va a estar condicionado, es un modelo que está insertado en la Constitución, que defiende el Estado de las Autonomías». El presidente de la Generalitat reiteró la necesidad de que haya gobierno en Madrid en aras a la estabilidad y después «puede tomar decisiones que gusten más o menos» pero «es fundamental para el funcionamiento de la democracia». El máximo responsable del Consell afirmó que el principio de acuerdo alcanzado es «positivo» desde el punto de vista de la Comunidad Valenciana porque «se apuesta por el Estado autonómico y su profundización, por las políticas sociales y el primer punto es el empleo, que es básico, la gran prioridad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook