11 de noviembre de 2019
11.11.2019

El PP sube, Vox es la tercera fuerza y Cs pierde 22.000 votantes en la ciudad de Alicante

Los socialistas ganan, pero sufren el castigo de la abstención y registran 4.000 votos menos que en abril

11.11.2019 | 10:20
La participación en la ciudad de Alicante fue del 68,19%, frente al 73,73% registrado en abril.

Los populares se quedan a 4.000 papeletas del primer partido y creceN en 7.900 apoyos. Ciudadanos pasa del segundo al quinto puesto.

Se confirmó la debacle de Ciudadanos en la ciudad de Alicante, que pierde 22.000 votantes y se queda con solo 15.274; y el aumento en 7.700 apoyos al partido de ultraderecha Vox que cosechó 29.877, pero no fue suficiente para adelantar al PP (40.948 votos) como los ultraconservadores confiaban en lograr. Los resultados electorales cambian los equilibrios políticos sustancialmente en la capital de la provincia.

El PSOE (con 45.127 votos) sigue siendo el partido más votado en Alicante, pero sufrió en esta ocasión el castigo de la abstención (68,19% de participación frente al 73,73% registrado en abril) que le ha restado 4.000 papeletas en las urnas, con respecto a las elecciones del pasado mes de abril. El PP fue hace siete meses el tercer partido más votado, pero ayer quedó segundo y los 16.000 votos que le separaban en abril de los socialistas se han reducido ahora a poco más de 4.000. Los populares no solo han mejorado sus resultados electorales, sino que han logrado mantener la distancia con los ultra conservadores: 11.000 votos les separaban en abril, a favor del PP, y 11.000 votos les siguen separando desde ayer.

Con 29.878 votos, Vox se convierte en la tercera fuerza política de Alicante (en abril era la quinta), mientras Ciudadanos se hunde desde la segunda posición a, precisamente, la quinta. La formación naranja pasa en solo siete meses de contar con 37.609 votantes a solo 15.274 en las elecciones generales. Una bajada a los infiernos en toda regla. Los electores alicantinos han castigado severamente a los de Cs, socios de gobierno del PP en Alicante, por no haber facilitado una formación de gobierno a nivel nacional.

La abstención también ha pasado factura a Unidas Podemos, que ha perdido, al igual que el PSOE, 4.000 votos. La falta de acuerdo entre las dos formaciones de izquierdas a nivel nacional se ha saldado en Alicante con que la formación morada se mantiene como quinta fuerza política, pero en abril contaba con un respaldo de 24.290 votos que se quedó ayer en 20.523. Eso en valores absolutos, porque, en porcentaje, Unidas Podemos pasa del 13,9% de los votos al 12,68%.

La cooperación en la Comunidad Valenciana de Compromís con la formación Más Madrid de Íñigo Errejón les ha supuesto 2.300 votos más. Una cantidad significativa en porcentaje, ya que los de Mónica Oltra lograron en abril 3.207 apoyos y, ayer, Més Compromís consiguió 5.552, lo que pone en evidencia que su estrategia de concurrir con Errejón, en vez de independientemente o con Pablo Iglesias (Unidas Podemos), les ha dado buenos resultados, aunque no han servido para que la formación política obtenga, a nivel provincial, el diputado en el Congreso al que aspiraba, por lo que sus expectativas se han visto frustradas. No lo consiguieron en abril y tampoco ahora en noviembre.

Aunque los sucesivos resultados en las elecciones generales demuestran que no son extrapolables a unas elecciones municipales, para los partidos políticos representa tomar el pulso con el electorado. En este caso, a tan solo seis meses de las elecciones municipales, el pasado 26-M.

Entonces el PP fue el partido más votado en Alicante. Logró 39.477 votos en las municipales, que se han visto ligeramente incrementados hasta 40.948 en las generales de ayer. Pero se han visto sobrepasados por el PSOE, al igual como sucedió en las generales de abril. Pese a perder respaldo, los socialistas han conseguido en Alicante 45.127 votos en las generales, que quedan muy lejos de los 37.174 votos que apoyaron la candidatura municipal. Los socialistas consiguen mayor respaldo en Alicante para los candidatos al Congreso de los Diputados que para los alcaldables.

En cualquier caso, los resultados electorales de ayer vienen a corroborar que la ciudad de Alicante es de signo conservador. La suma de PP más Vox más Ciudadanos arroja un porcentaje de voto del 53,20% (53,12% en abril pasado). La suma entre el PSOE, Unidas Podemos y Més Compromís representa una porcentaje del 43,99% del voto (43,84% en abril).

En las elecciones municipales del pasado mes de mayo, también el voto se concentró en las fuerzas conservadoras y ultraconservadoras. El PP más Ciudadanos más Vox lograron el 52,26% de los votos de los alicantinos en las urnas, frente al porcentaje del 43,44% que sumaron el PSOE más Unidas Podemos más Compromís.

Unos datos que ponen en evidencia que Alicante es más conservadora que progresista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook