09 de noviembre de 2019
09.11.2019

À Punt elimina el requisito de la experiencia para las 113 plazas de periodista

La ordenación del personal reserva los puestos a cualquier titulado universitario, a la espera de una oferta de empleo cuya negociación aflora las críticas sindicales

09.11.2019 | 14:24
À Punt elimina el requisito de la experiencia para las 113 plazas de periodista

Acreditar una experiencia de cinco años como periodista ha dejado de ser un requisito para ocupar una de las 113 plazas de redactor en la plantilla de À Punt. Así lo pone de relieve la última actualización de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la Societat Anónima de Mitjans de Comunicació (SAMC) que, con un retraso considerable, se ha hecho pública esta semana. Esa exigencia aparecía en la anterior ordenación laboral de la plantilla de 2018 y su supresión responde a las consideraciones del área de Sector Público de la Conselleria de Hacienda, que advirtió de que iba en contra de las normas reguladoras.

La negociación de las bases de la futura Oferta de Empleo Público (OEP) que debe consolidar un personal fijo en la radiotelevisión ha aflorado importantes disensiones entre los órganos de dirección y los sindicatos, a tiempo que ha extendido la inquietud entre los trabajadores por la intención de la empresa pública de rebajar el peso de la experiencia en los concursos-oposición que se están gestando respecto a los baremos de las bolsas de trabajo que facilitaron el acceso de los extrabajadores de RTVV a casi el 79 % de las plazas del ente de forma provisional. Un conflicto que no acaba de cerrarse.

A través de una circular difundida esta semana, UGT invita a los empleados a «aumentar la presión» para hacer visible el malestar de la plantilla. El sindicato advierte de la pretensión de «dar la vuelta» a los requisitos de acceso a dichas bolsas de trabajo, que primaban la experiencia profesional en el cómputo de los méritos y que, a juicio de los representantes de los trabajadores, deberían tomarse como punto de partida en los procesos selectivos, después de ser validados por la Audiencia Nacional. «O nos movilizamos y nos implicamos o las posibilidades reales de la plantilla de acceder a una ocupación estable quedarán menguadas», incide el comunicado. «Somos la plantilla que ha hecho posible el proyecto de À Punt y merecemos un trato digno y que se respetan nuestros derechos». En la formación cuestionan las posibilidades ofrecidas a «aquellos que nunca han trabajado en un medio público autonómico» y avisan de que «puede irse al garete el esfuerzo inversor y en formar a personas desplegado».

UGT pide explicaciones

El requisito de la RPT que ha sido abiertamente cuestionado en el entorno sindical es el que permite ocupar un puesto de periodista-redactor en la cadena pública a cualquier titulado universitario, con independencia de que los estudios cursados tengan o no relación con el sector. UGT ha pedido explicaciones por la inclusión de este criterio, aunque fuentes de À Punt recalcan que no necesariamente se trasladará a las bases de la OEP de la sociedad anónima.

La ley da al conglomerado un plazo de tres años desde su puesta en marcha (en 2018) para convocar todas las oposiciones. Ayer se hizo pública una primera Oferta de Empleo (la de 2019) que únicamente engloba a 59 puestos de perfil burocrático y técnico adscritos a la Corporación Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC). Pero el grueso de la plantilla de À Punt está ligada a la SAMC, cuya última RPT refleja una plantilla de 517 empleados, 28 más que en 2018. Los criterios que regirán los procesos selectivos del ente todavía se están perfilando y, aunque, la fecha de su convocatoria oficial aún es una incógnita, podría demorarse al menos un año, dada la lentitud de los trámites administrativos necesarios.

Fuentes sindicales acusan a la empresa de una posición «de bloqueo» y muestran su desacuerdo con otros planteamientos, mientras los frentes en À Punt se multiplican. La cadena, que ha perdido 4 décimas de audiencia en octubre, afronta una semana decisiva en la que deberían cerrarse las bases para elegir una nueva dirección general. Además, el presidente del consejo rector ha pedido comparecer en las Corts para exponer los motivos por los que no deberían cesar los consejeros de la CVMC -la mitad está en funciones- por los bajos ingresos publicitarios, como sostiene la Sindicatura de Comptes. Por otra parte, el Consell ha inyectado 600.000 euros más a À Punt para difundir documentales sobre rutas turísticas y turismo gastronómico y una docuserie de festivales de música.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook