30 de octubre de 2019
30.10.2019
Análisis

La falta de financiación sitúa a la Comunidad Valenciana en cabeza del déficit autonómico

La tercera parte de la necesidad de fondos de todas las comunidades es valenciana, según Hacienda - Registra 898 millones frente a los 2.576 totales

30.10.2019 | 12:08
La falta de financiación sitúa a la Comunidad Valenciana en cabeza del déficit autonómico

La Generalitat Valenciana se ha situado en cabeza del déficit autonómico en España en el último año. Según los datos actualizados por el Ministerio de Hacienda, la Administración valenciana es la que mayor necesidad de financiación tuvo en los primeros ocho meses del año. Entre agosto de 2019 y el mismo mes de 2018, la Comunitat Valenciana registró un déficit de 898 millones de euros, la mayor cifra de todas las autonomías. Cinco de ellas (Baleares, Canarias, Navarra, La Rioja y País Vasco) registraron superávit según las cuentas del departamento que dirige Maria Jesús Montero.

El propio ministerio admite la situación de infrafinanciación cuando apunta que la Comunitat Valenciana registró una necesidad de mayor financiación de 898 millones, que en términos de PIB autonómico es del 0,7%. La valenciana es la autonomía peor financiada de España según todos los indicadores, y una de las que, en consecuencia, más complicado tiene el cumplimiento del déficit.

En conjunto, toda la Administración autonómica española registró en los primeros ocho meses del año un déficit de 2.576 millones y la tercera parte de ellos se generó en la Comunitat Valenciana.

Lo que hace el Ministerio de Hacienda es confirmar una situación de tesorería de la Generalitat que empieza a ser peliaguda ya que mientras los gastos se han disparado, los ingresos no se cubren en la previsión realizada para las cuentas de 2019, justo en la semana en la que se van a aprobar las de 2020, aunque falta por cerrar la negociación definitiva con un tira y afloja entre consellerias.

Los datos del Ministerio de Hacienda recogen una situación muy diferente a la del mismo mes del año anterior. En ese caso la situación era de equilibrio financiero ya que a esas alturas del año el déficit de caja era de 80 millones de euros, es decir prácticamente existía igualdad entre los ingresos y los gastos, frente a los 898 que se han registrado este año. En este ejercicio, los números rojos están presentes desde mayo y no han desaparecido. Una de las claves para que se haya llegado a esta situación, está en el contexto en el que se realizaron los presupuestos de la Generalitat para 2019, que recogían un incremento de las partidas de gasto del 10% y que se realizaron con la confianza del acuerdo de presupuestos que hace un año alcanzaron PSOE y Unidas Podemos, pero que se fue al traste cuando las cuentas encallaron en el Congreso en enero y provocaron el adelanto electoral de abril, que ha acabado con la repetición de las elecciones el próximo día 10. A ello se ha unido el parón en los ingresos de los tributos cedidos, como el que afecta al mercado inmobiliario y que había tenido un buen comportamiento en los primeros meses del año, pero que se ha frenado en seco.
La más perjudicada
Mientras la Comunitat Valenciana figura junto a Baleares, Cataluña y la Comunidad de Madrid como las más perjudicadas por el sistema de financiación autonómica, según los últimos datos disponibles, del ejercicio 2017, en el Mapa de la Financiación Autonómica que ha publicado el Instituto de Economía de Barcelona (Ieb).

El instituto acaba de publicar datos en los que se muestra la evolución de los recursos disponibles en cada territorio por habitante a medida que se aplican los mecanismos de nivelación y los fondos de ajuste del actual modelo de financiación, caducado desde 2014.

En concreto, la Comunitat Valenciana, que parte con 2.255 euros por habitante, acaba obteniendo 2.373 tras aplicar el sistema. Es, en definitiva, otro indicador que se suma a los numerosos ya conocidos, tanto públicos como de entidades privadas, que sitúan a la Comunitat Valenciana como la más perjudicada por el actual modelo de financiación.

Madrid figura en el estudio con unos recursos tributarios medios de 3.306 euros por ciudadano (mil más que cada valenciano), pero una vez aplicados los fondos del modelo acabó disponiendo de una media de 2.516 (doscientos más que cada valenciano). Catalunya generó unos ingresos tributarios medios de 2.807 que quedaron en 2.513 tras aplicar la nivelación y los fondos de ajuste del sistema. Todas las autonomías recibieron más que la valenciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook