16 de octubre de 2019
16.10.2019

La Audiencia vuelve a abrir la investigación de la Fórmula 1 e imputa de nuevo a Camps

Prospera el recurso de la Abogacía, que trata de esclarecer por qué la Generalitat se convirtió en avalista de la prueba 24 horas antes de la dimisión del presidente

16.10.2019 | 08:11
Camps saludando en 2011 en Valéncia a Ecclestone, organizador del Mundial de Fórmula Uno.

Giro de guión inesperado en la causa que investiga la organización del Gran Premio de Europa de Fórmula 1, que acogió València entre los años 2008 y 2012. La Audiencia Provincial de Valencia ha ordenado reabrir parcialmente el denominado caso Valmor tras el recurso que presentó la Abogacía de la Generalitat Valenciana en contra del criterio de la Fiscalía Anticorrupción. Según consta en la resolución, a la que ha tenido acceso este periódico, la sala concluye que «resulta procedente la estimación parcial del recurso y acordar revocar la decisión de sobreseimiento, pero sólo en tanto que la causa se sigue para investigar la indicación u orden de firma de la asunción por la Generalitat Valenciana de la condición de avalista en el convenio, acta o documento de fecha 19 de julio de 2011». Este acuerdo se tomó un día antes de que Francisco Camps presentara su dimisión por su implicación el asunto de los trajes de Gürtel, del que resultó absuelto. No obstante, la Audiencia rechaza unir todas las piezas y reabrir la causa contra Belén Reyero, exalto cargo de la Generalitat, o contra los administradores de Valmor, la empresa a la que se adjudicaron los derechos, participada por Fernando Roig, Bancaja y Jorge Martínez Aspar.

De este modo, Camps vuelve a estar imputado por estos hechos. La sección segunda de la Audiencia ha concluido que «como es alegado por la Abogacía de la Generalitat, este tribunal llega a la conclusión de que únicamente se ha efectuado pronunciamiento sobre la relevancia penal, en relación con la supuesta distracción o uso indebido de los caudales públicos con ocasión de esta última actuación administrativa, esto es, sobre si el aval prestado por la Generalitat Valenciana supuso o no una contratación de obligaciones indebida por ésta, pero no sobre los restantes». Existe, pues, «una omisión del juzgado instructor en su labor de análisis y valoración de la mayor parte de las conductas que se reputaban ilícitas en la querella que fue admitida por el órgano judicial competente».

Así, la nueva imputación del expresidente tratará de esclarecer las circunstancias en las que la Generalitat se convirtió en avalista de la competición 24 horas antes de que Camps presentara su dimisión. No obstante, según han razonado fuentes jurídicas a este periódico, la instrucción está ya agotada y previsiblemente la magistrada-instructora procederá a dictar auto de procesamiento en las próximas semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook