09 de octubre de 2019
09.10.2019

Solo Puig se salva del suspenso

El jefe del Consell es el único que aprueba en un contexto de retroceso general en las valoraciones, mientras Oltra roza el cinco y cantó es el dirigente con menor puntuación

09.10.2019 | 04:15

El bloqueo político y la sucesión de convocatorias electorales influye en la percepción que los valencianos tienen de sus principales dirigentes políticos. El barómetro de otoño elaborado por Invest Group para información, «Mediterráneo» y «Levante-EMV» muestra un desgaste generalizado en las valoraciones de los líderes pocos meses después de las elecciones autonómicas. Afecta sobre todo a Bonig, Cantó y Martínez Dalmau.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, es el único dirigente político que recibe un aprobado a ojos de los valencianos. Así se desprende de la encuesta de otoño elaborada por la empresa demoscópica Invest Group para INFORMACIÓN, Mediterráneo y Levante-EMV. En un año en el que se han sucedido las convocatorias electorales y en el que la visión de la ciudadanía sobre la política ha empeorado, el sondeo muestra cómo la nota de la mayor parte de los líderes baja.



Aún con subidas raquíticas con respecto a hace un año, Puig y la popular Isabel Bonig son las excepciones en un contexto de valoraciones descendientes. Por detrás del jefe del Consell se sitúa la vicepresidenta del gobierno valenciano, Mónica Oltra, con un 4,91. La líder de Compromís suspende por primera vez en el barómetro de otoño y se queda con dos décimas menos que en abril, lo que confirma una tendencia de desgaste continuada desde que su partido entró, en 2015, en el primer Pacte del Botànic. En aquellos tiempos, Oltra rozaba el 6. Aunque de manera simbólica, la valoración de la presidenta del PP, Isabel Bonig, crece y pasa del 3,9 de hace un año al 3,97, lo que la sitúa en penúltimo lugar y le permite abandonar el farolillo rojo que ocupó hasta 2017. El líder al que los valencianos ponen la nota más baja vuelve a ser el síndic de Ciudadanos, Toni Cantó. El actor es muy conocido entre la ciudadanía, pero ello no redunda en una buena valoración de su labor política:obtiene en la encuesta un 3,71, quince décimas menos que en octubre del 2018.

Empatados con un 4,24 se encuentran Rubén Martínez Dalmau (Unides Podem) y José María Llanos (Vox), cuyo grado de conocimiento entre los encuestados oscila entre el 20,8% y el 17,8% respectivamente. El vicepresidente segundo obtiene la peor calificación entre los diferentes líderes que el partido de Pablo Iglesias ha tenido en la Cámara autonómica, lastrado por una visión muy negativa en Castellón (3,16, el dirigente peor valorado en esta provincia) y Alicante (4,04). En el caso de Llanos, la suya es la primera calificación desde la irrupción del partido ultraderechista en la política valenciana. No obstante, el portavoz de Vox en las Cortes mejora con respecto a la encuesta preelectoral publicada por Prensa Ibérica el pasado mes de abril, elaborada antes de las elecciones autonómicas. Entonces obtuvo un 4,05.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído