27 de julio de 2019
27.07.2019

Compromís aprieta en Madrid y abre la vía para reclamar la «deuda histórica»

El grupo parlamentario registra una petición de documentación al Gobierno de España

26.07.2019 | 22:24
La vicepresidenta Mónica Oltra con Blanca Marín, secretaria autonómica de Comunicación.

Busca seguir la misma vía que en su día le sirvió a Andalucía para ingresar esa cantidad, que en el caso de la Comunidad llega a unos 15.000 millones.

El síndic de Compromís en las Cortes, Fran Ferri, presentó este viernes una serie de peticiones de documentación al Gobierno de España sobre los acuerdos con la Junta de Andalucía por los que se reguló el pago de la deuda histórica que la administración central mantenía con esta autonomía. «Existe un camino que lleva al pago de la deuda histórica, y nosotros también lo queremos recorrer», ha reivindicado, para lo que la coalición quiere tener acceso a los textos completos de los pactos entre el Ejecutivo y la Junta para regularizar la deuda histórica andaluza. Al mismo tiempo, Compromís también pide las actas de las reuniones de las comisiones mixtas entre estas dos administraciones, en las que se trataron las asignaciones complementarias como fuente de financiación excepcional de Andalucía, detalló el grupo parlamentario en una decisión que se toma tras la fallida investidura en la que Pedro Sánchez evitó negociar con la coalición de Mónica Oltra.

«Los valencianos estamos pidiendo en este momento la regularización de la deuda histórica que nos ha generado décadas de infrafinanciación, una cuestión que, junto con la adopción de un modelo de financiación justo, no está siendo atendida por los diferentes gobiernos centrales», defendió Ferri. En este contexto, ha apuntado el caso de «ejemplos recientes como el de Andalucía, que culminó en 2010 con el pago de la deuda histórica a esta autonomía», lo que cree que demuestra que «lo que parece ahora mismo una quimera para algunos es una cuestión que ha se ha llevado a cabo no hace mucho en España y que debe producirse también para los valencianos». Para el portavoz de Compromís, «alguien tendrá que explicar por qué Pedro Sánchez -presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE- no quiso incorporar al acuerdo de gobierno del Estado esta petición que sí que está contemplada en el acuerdo del Botànic». En Compromís se ha extendido un enfado notable por la actitud de los socialistas con su diputado en el Congreso, Joan Baldoví, durante la sesión de investidura.

En definitiva, la coalición quiere «saber por qué lo que fue posible con Andalucía ahora no quieren asumirlo con los valencianos». «Porque simplemente estamos reclamando que nos paguen lo que nos deben, nada más», ha enfatizado Ferri. Y ha remachado: «No queremos ser más que nadie, pero tampoco menos, por eso queremos que, además de que se corrija inmediatamente este sistema de financiación tan injusto con nosotros, se inicien los mecanismos para que la Comunitat deje de estar lastrada por una deuda histórica que se ha generado por el maltrato sistemático en forma de financiación insuficiente durante décadas». El volumen global de la deuda histórica que le corresponde a la Comunidad Valenciana se podría calcular en una cifra superior a los 15.000 millones de euros.

En cualquier caso, la vicepresidenta Mónica Oltra aseguró que el Consell está «esperanzado» con que PSOE y Unidas Podemos logren alcanzar un pacto para que salga adelante la investidura del presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista, Pedro Sánchez. «No es una buena noticia que no haya salido adelante, pero somos un gobierno esperanzado. Si no se ha aprobado en junio, en septiembre se pueden aprobar las asignaturas que han quedado pendientes», expresó. La también consellera de Igualdad ha apuntado que, desde un punto de vista de una valoración institucional, «no es una buena noticia que no haya Gobierno de España, porque para las relaciones habituales y las políticas que tenemos que poner en marcha es obvio que hace falta».

Asimismo, ha puesto en valor «la fórmula botánica», por el que en una primera legislatura gobernaron en la Comunidad PSPV y Compromís con el apoyo externo de Podemos y en esta segunda legislatura, con la formación morada ya en el Ejecutivo. Se produjeron, ha continuado» unas negociaciones que algunos dijeron que eran muy largas, pero que en tres semanas se hizo». Así, subrayó que en el caso de las negociaciones para el «Acord del Botànic», «primero fue el qué, después el cómo y después el quién» y fueron «unas negociaciones mirándonos a los ojos, con lealtad, que después hace que los gobiernos acaben funcionando».

En cuanto al posible perjuicio que la falta de Gobierno central pueda generar al Ejecutivo autonómico, Oltra ha señalado que la Generalitat necesita «unos presupuestos donde las inversiones se adapten al Estatuto de Autonomía" y en los que se incremente la dotación del Estado a las personas en situación de dependencia. «No es una buena noticia que no haya salido adelante, pero somos un gobierno esperanzado. Si no se ha aprobado en junio, en septiembre se pueden aprobar las asignaturas pendientes», ha apuntado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook