11 de junio de 2019
11.06.2019

Podemos abandona la negociación del Consell y deja en el aire su entrada en el nuevo gobierno del Botànic

Los morados rechazan la contraoferta sobre las competencias de las consellerias y esperan una alternativa para volver a las conversaciones aunque, en principio, garantizan la investidura de Puig

11.06.2019 | 12:33
De izquierda a derecha, Águeda Micó (Compromís), Manolo Mata (PSOE) y Antonio Estañ (Podemos)

Podemos ha abandonado esta mañana la negociación para la reedición del gobierno del Botànic tras retomarse esta mañana las conversaciones que a última hora de ayer se quedaron en stand by por falta de acuerdo entre los negociadores de PSPV, Compromís y Unidas Podemos. Uno de los elementos que más discrepancias ha generado ha sido la exigencia de los morados de gestionar el área de Cambio Climático, que Compromís no está dispuesto a desgajar de la conselleria de Medio Ambiente. Los socialistas ven extraña la división pero no se oponen. El PSPV y Compromís se vuelven a reunir esta tarde. 

La contraoferta de competencias ha encrespado los ánimos de Podemos y ha dejado abierto que los morados se incorporen al gobierno. La formación, sin embargo, sí garantizaría la investidura de Puig.  Las reticencias vienen porque Compromís no quiere dejar en manos de Podemos las competencias de Cambio Climático, lo que ha provocado que los negociaciones hayan entrado en un bucle que pone en peligro el pacto de izquierdas. La investidura de Puig está previsto que arranque mañana aunque hay dudas de en qué momento se podrá votar.

Fuentes de Podemos apuntaron que "ayer teníamos un acuerdo que por la tarde rompieron y que hoy no han renovado". Los morados pusieron diversas propuestas encima de la mesa que no se atendieron. "Hemos dicho que si su propuesta final era esa no podíamos aceptarla y dejamos la.reunion a la espera de que haya otra oferta, y si no, lo pondremos en conocimiento de nuestros órganos ya que como equipo negociador no podemos aceptarlo", señalaron desde los morados.

Manolo Mata por parte de los socialistas, Àgueda Micó como coportavoz de Compromís y Antonio Estañ de Podemos, aseguraban esta mañana que había voluntad de llegar a un acuerdo antes de entrar a la reunión en la sede del PSPV en València. 

Los negociadores retomaban las conversaciones en un octavo encuentro tras la reunión de hasta 13 horas que mantuvieron durante ayer lunes en la sede de Compromís. Del PSPV, Mata pedía "perdón a todos los valencianos" por la dilatación del proceso y ha subrayado que tratan de "hacerlo por el bien de todos" y que no es "ni por sillones ni peleíllas de politiqueo". "Estamos buscando la mejor estructura del gobierno valenciano con la seguridad de que hoy llegaremos a un acuerdo", ha aseverado.

Para conseguirlo, reiteraba que "la generosidad está siendo de todos, pero la mayor es la de los valencianos" al dar la mayoría al PSPV en las pasadas elecciones con "votos suficientes para que no gobierne la derecha", ante lo que ha recordado la situación de los gobiernos autonómicos de Madrid o Murcia. En el PSPV no esperan "más que sensatez por parte de todo el mundo", además de oírse los unos a otros y avanzar. En definitiva, "cerrar el casi, que ayer estaba a punto y se convirtió en un aplazamiento". Mata aseguraba que este miércoles habrá investidura y que "lo deseable es incluso llegar a un acuerdo hoy a mediodía".

Ese "casi" estaría, según él, en la existencia de "alguna reticencia sobre la estructura de Cambio Climático, que era una aspiración de Podemos y el PSPV apoyaba". Ha recordado que "está clara la estructura del número de consellerias y casi todas las competencias", mientras ha indicado que "no se ha hablado de la Vicepresidencia porque es una cuestión más protocolaria y marginal". En Igualdad, ha señalado que había una especie de acuerdo para que el Institut de la Dona esté en una futura ley sobre este ámbito, sobre lo que "casi todos estaban contentos".

Por su parte, la coportavoz de Compromís aseguraba en que el acuerdo "va avanzando" aunque "las cosas de palacio van despacio". "Tenemos el acuerdo programático encima de la mesa, queda un fleco", ha explicado, para volver a ensalzar la postura generosa de su partido "desde el primer momento". "No es algo de ganadores o perdedores, sino de intentar confluir todos para un gobierno plural y al mismo tiempo muy cohesionado", ha defendido, con lo que cree que han puesto "todas las cartas encima de la mesa" y ha instado a los demás a que hagan lo propio para sellar el pacto. En la coalición confiaban a primera hora en que hoy iba a ser el día y tenían "muchas ganas y toda la esperanza".

En cuanto a ese fleco pendiente, Micó matizaba que "más que un obstáculo es la voluntad de que el acuerdo se cierre de una forma en que todos estén cómodos y sea cohesionado", así como "el encaje global de todas las áreas para lo que necesita la sociedad valenciana". Y de Podemos, Estañ confiaba en que este sea de verdad "el último día" y ha vuelto a destacar que el acuerdo que tienen cerrado es "más concreto y complejo que el de 2015, con medidas fundamentales en vivienda, educación y sanidad". Ha instado a que sirva para vincular a las tres partes "y también con la sociedad valenciana". "No vale únicamente ponerlo en un papel y firmarlo, hay que ejecutarlo estos cuatro años", ha reivindicado, con el objetivo de que Unidas Podemos esté en el gobierno "para transformar la realidad y conseguir victorias para la sociedad, siempre y cuando se respete el resultado de las elecciones".

Esto es "lo mínimo" que pretenden poner encima de la mesa desde la confluencia, para que "sea el día definitivo" y superar la sensación de que el Botànic II ha entrado en "un cierto bucle". A juicio del secretario 'morado', "ha habido un cierto error en la negociación al entender que las consellerias o competencias son de alguien", pues "no son de nadie, se trata de que se pongan a disposición del programa". Estañ aseguraba que una posible vicepresidencia para Unidas Podemos "tampoco está todavía cerrada" y ha insistido en que primero hay que llegar a un gobierno cohesionado del que todos se sientan parte "y sobre todo cumpla el acuerdo que tanto trabajo ha costado". "Deberíamos tener todos mucha responsabilidad; se trata de conseguir el mejor gobierno posible", ha remachado.

¿Acuerdo en Alicante?

Respecto a la posibilidad de que el Botànic II se firme finalmente en Alicante --algo que planteó hace unas semanas el entonces candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Generalitat, el ahora portavoz en las Cortes, Rubén Martínez Dalmau--, en Compromís piensan que "no hay ningún problema en hacer la firma donde sea" aunque no es algo que se baraje todavía. En Podemos también piensan que "no es lo central" y que supondría "una buena noticia".

Puig: "Estamos haciendo un esfuerzo por generar un espacio de confianza"

"La militancia del PSPV-PSOE sabe que el avance que se ha conseguido estos cuatro años con el Pacto del Botànic ha sido positivo". Así se ha manifestado el presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, durante la consulta que han realizado los socialistas valencianos sobre la propuesta de acuerdo de Gobierno para la Generalitat Valenciana, quien ha destacado que "es el camino que debemos continuar la próxima legislatura".

"Es una determinación que tomamos en el 39 Congreso", ha explicado el presidente de la Generalitat al tiempo que ha señalado que se decidió con el objetivo de que "cuando se produjera algún tipo de acuerdo de Gobierno con otras fuerzas políticas, se consultara a la militancia cual es su opinión". En ese sentido, Ximo Puig ha indicado que este proceso trata de "consolidar un partido más democrático, con mayor calidad y con mayor capacidad de decisión de sus militantes".

Respecto a las negociaciones que se están llevando a cabo sobre el futuro acuerdo de Gobierno, el dirigente socialista ha agradecido "el trabajo que están realizando durante toda esta semana el conjunto de personas de las tres formaciones políticas" y ha asegurado que "están haciendo un esfuerzo por generar el mayor espacio de confianza, de credibilidad y de un programa compartido". En ese sentido, el presidente de la Generalitat ha comentado que tiene "confianza absoluta" en que se llegará a un acuerdo.

"Más trabajo, más bienestar social, y más convivencia" ha destacado Ximo Puig como los grandes objetivos que tendrá el futuro Gobierno y ha añadido que "ahora lo que debemos ver es de qué manera se pueden llevar a cabo durante estos cuatro años todo el conjunto de retos y de desafíos que tiene en estos momentos la Comunidad Valenciana".

El secretario general de los socialistas valencianos ha incidido en que "lo más importante es saber cuál es la hoja de ruta para el próximo Gobierno" y posteriormente, "cuál es la arquitectura institucional, que determinará como es la nueva manera de gobernar la Comunidad Valenciana", pero, tal y como ha explicado, "con los mismos principios que hemos desarrollado estos años: desde la humildad, el respeto, el diálogo y la suma", ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook