06 de junio de 2019
06.06.2019

Podemos antepone la formación de gobiernos a sus cambios internos

Los dirigentes autonómicos y locales creen que el relevo de Echenique, apartado por Iglesias, no tendrá efectos inmediatos

06.06.2019 | 00:16
Pascual Pérez y Antonio Estañ en un acto en Alicante.

Primero formar gobiernos y después pensar en la autocrítica. La reestructuración en la cúpula nacional de Podemos puesta en marcha esta semana por Pablo Iglesias no causa mella entre los dirigentes autonómicos y locales de la formación morada. Tras el descalabro que ha supuesto la pérdida de más de un millón de votos en las generales del 28-A y casi 900.000 en las municipales del 26-M, Iglesias ha tomado la decisión de relevar a Pablo Echenique al frente de la Secretaría de Organización por el diputado canario Alberto Rodríguez, uno de los dirigentes más fieles al secretario general. Este cambio, que se debe ratificar en el consejo ciudadano estatal (máximo órgano entre asambleas) convocado para este sábado llega en plena negociación de una posible coalición de gobierno con el PSOE. Una decisión trascendental para el futuro de Podemos que no ha frenado a su líder Iglesias.

En cambio, desde la Comunidad Valenciana, donde su descenso en diputados y concejales respecto a 2015 es evidente, y donde también están en busca del mejor acuerdo de gobierno posible con PSOE y Compromís, negociando el Botànic II, la primera opción es no mirar hacia adentro sino dar otro paso hacia adelante.

El secretario general de Podemos de la Comunidad Valenciana, Antonio Estañ, pospuso ayer cualquier decisión orgánica, en la línea de lo que ha ocurrido en Madrid, no sólo hasta que pase el consejo ciudadano programado el sábado en la capital de España, sino hasta después de superar los «dos retos» a los que se enfrentan los morados, «la negociación de los gobiernos autonómicos y estatal». Estañ considera que «hasta el sábado que nos veamos no sabremos nada», y a partir de ahí, «miraremos a todos los niveles antes de tomar decisiones de todo tipo». Mucho más lejos quedan otras opciones, como la planteada por el ex secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, que pidió sin éxito hace unos días un «Vistalegre III», una asamblea ciudadana para afrontar el futuro del partido morado. Antonio Estañ también piensa que esa «revolución interna» tendrá que esperar.


Temas organizativos

Bajando a la escala local, los movimientos convulsos desde el centro de la península tampoco encuentran su eco. El secretario general de Podemos Alicante, Pascual Pérez, se mostró ayer a favor de las decisiones adoptadas por Iglesias. En su opinión, esos cambios van en la línea de «cosas a mejorar» y suponen cierta «autocrítica» necesaria, sobre todo si tenemos en cuenta que Pérez quiere enfocar la organización interna de forma más ordenada. «En los últimos tiempos el partido se ha dedicado poco a temas organizativos y más a temas políticos», lamenta el secretario local, partidario de hacer cambios «sin prisas, a su tiempo». En la agenda de Podemos la prioridad sigue siendo formar gobiernos a nivel nacional, autonómico y local. Y cuando llegue el verano, vendrán las rebajas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook