04 de junio de 2019
04.06.2019

La Generalitat acusa a Camps en la causa de la F1 en contra del criterio de la Fiscalía

La Abogacía presenta un escrito de acusación cautelar mientras se resuelve su recurso a la negativa de la jueza de ampliar la pericial

04.06.2019 | 18:26
Camps saluda a Fernando Alonso en el Circuit Ricardo Tormo de Cheste en 2010

La Abogacía de la Generalitat ha presentado un "escrito de acusación "ad cautelam'" contra Francisco Camps, otros ex altos cargos del Consell y empresarios, en la causa que investiga las irregularidades en el diseño y construcción del circuito de F1, en contra del criterio de la Fiscalía Anticorrupción que ha pedido el archivo de la causa. Según ha podido saber INFORMACIÓN de fuentes conocedoras de los hechos, el escrito de acusación cautelar se presenta porque se está "pendiente de que se resuelva el recurso a la negativa de la jueza de Instrucción 17 a completar la prueba pericial de la causa", solicitada ayer por la Abogacía de la Generalitat y rechazada esta misma mañana por la magistrada.

Aunque la Abogacía quería contar con un informe complementario para tener aún más cerrados determinados aspectos, "considera que existen indicios de delito para elevar un escrito de acusación", sin perjuicio de que siga explorando todas las vías procedimentales oportunas en defensa del interés general.

La Abogacía señala que conoció el informe del interventor de la Generalitat, en el que reconoce que "no se dispone del criterio técnico suficiente" para pronunciarse sobre aspectos como los presupuestos que se aprobaron, los precios de los contratos, las valoraciones técnicas o los modificados, cuando ya estaba cerrada la causa, por lo que solicitó diligencias complementarias para que se realizara ese análisis técnico.

No obstante, mantiene que "hay indicios suficientes establecidos por la titular del juzgado de instrucción número 17 en su auto de procesamiento" para presentar el escrito de acusación por los presuntos delitos de prevaricación y malversación en relación a un circuito que no iba a costar un euro y que comportó un desembolso de unos 90 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook