10 de mayo de 2019
10.05.2019

Los alcaldables de Alicante se comprometen a no prorrogar el actual contrato de la limpieza

Los alcaldables protagonizan el primer debate de la campaña, marcado por asuntos clave como la limpieza, la revisión del PGOU o la movilidad. Críticas de todos contra todos y Sanguino presumiendo de "independiente"

10.05.2019 | 13:09
Los principales alcaldables de Alicante, instantes antes de arrancar el debate de hoy

Los principales alcaldables de la ciudad de Alicante (Luis Barcala, del PP; Francesc Sanguino, del PSOE; Xavi López, de Podemos-EU; Mari Carmen Sánchez, de Cs; y Natxo Bellido, de Compromís) han asegurado hoy, en el primer debate de la campaña electoral en la capital, que se comprometen a redactar un nuevo pliego cuando acabe la actual concesión, en 2021. Es decir, a finiquitar un contrato polémico por la situación de la limpieza en la ciudad y por estar en manos de una UTE participada por el empresario Enrique Ortiz.

Los candidatos se verán las caras el próximo jueves 23 de mayo, a apenas tres días de las elecciones municipales del 26-M, en el debate definitivo organizado por INFORMACIÓN y que será multiplataforma, ya que se podrá seguir por InformaciónTV y por informacion.es. Además, también se publicará en la edición impresa y digital del diario. 

En uno de los bloques del debate organizado esta mañana por Radio Alicante-Cadena Ser, los candidatos han admitido que la limpieza es uno de los principales retos para el siguiente mandato en la capital. En su intervención, el popular Luis Barcala ha anunciado que si continúa al frente del gobierno municipal no prorrogará un contrato que se aprobó durante el ejecutivo de Sonia Castedo, en 2013, y que tiene un periodo de ejecución de ocho años, aunque cuenta con dos posibles prórrogas de dos años que, todo apunta, no se llevarán a cabo, ya que el popular tampoco quiere darle continuidad a un contrato polémico. Barcala, que ha reconocido que la limpieza es uno de los principales problemas de Alicante, ha defendido que la ciudad está más limpia hoy que hace un año, cuando accedió al gobierno tras la dimisión del socialista Echávarri y el voto en blanco en la investidura de la tránsfuga Belmonte (ex de Guanyar). Barcala ha acusado a los miembros del hoy extinto tripartito de haber estado tres años "demonizando" a la empresa para "justificar una remunicipalización".

Muy críticos con el pliego se han mostrado los tres partidos del bloque de la izquierda y también Ciudadanos. Recientemente, un informe situaba a Alicante como la segunda ciudad más sucia de España. Por su parte, los candidatos de Podemos-EU y Compromís han coincidido en la necesidad de rubricar un pacto municipal. "Alicante está objetivamente sucia", ha dicho Xavi López.

Por su parte, Natxo Bellido ha hablado de un pacto que ataje "el mayor problema de la ciudad". Para ello, ha reclamado combinar "varios actores": servicios públicos, conciencia cívica ciudadana y "multas" y ser "muy duros" con quien "no cumple".

Desde Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez ha exigido una "fiscalización" y pedir "indemnización" por la situación de la ciudad y ha reclamado que el pliego de 2021 sea "efectivo" y que "solucione todas las demandas que la ciudad tiene".

Para el candidato socialista, Francesc Sanguino, "la ciudadanía ha suspendido al Ayuntamiento" por una contrata del PP que "miraba más a las empresas". "Me llama la atención el tema de la limpieza, no atendemos al sentimiento generalizado", ha sostenido.


Sanguino, el "independiente"... y otras propuestas


Propuestas al margen, el debate ha girado en torno a los continuos intentos de Sanguino de insistir en su condición de independiente, una manera de renegar de las siglas socialistas que han afeado el resto de candidatos participantes en el debate, quienes han hecho notar su insistencia en esconder la marca del PSOE, por lo que Sanguino ha llegado a decir que al escucharles le daban "ganas de invadir Ucrania". 

Durante el debate, que se ha prolongado unos 90 minutos, también se ha hablado del modelo de ciudad de los partidos, donde todos han coincidido en la necesidad de revisar el Plan General que data de 1987.

Por otro lado, Por otra parte, sobre las propuestas concretas, Francesc Sanguino ha señalado que su "prioridad" es "eliminar la brecha económica" y con un programa a 20 años, "recuperar la fachada litoral". En este punto, con el soterramiento del tráfico de la primera línea de costa, Sanguino ha recibido las críticas, sobre todo, de las otras formaciones de izquierdas, que le han recriminado anunciar proyectos irrealizables. En la presentación del programa electoral del PSOE, ingenieros de Caminos subrayaron que la propuesta de los socialistas es inviable desde un punto de vista técnico.

El podemita Xavi López ha asegurado, en esa línea, que "la primera medida" que adoptaría "no sería el Palacio de Congresos y el coste del soterramiento de la fachada litoral", sino que 1.600 familias que todavía esperan puedan cobrar la renta valenciana de inserción.

En cuanto a las propuestas de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez ha afirmado que su objetivo es "coger el toro por los cuernos" en temas como el PGOU y "levantar las alfombras" del Ayuntamiento.

Natxo Bellido, de Compromís, ha apuntado a tres grandes pactos locales: limpieza, igualdad y contra la violencia machista, y un plan de estrategia social. Además, ha hablado de economía digital, turismo, vivienda social y de pedir inversiones a València y Madrid.

Finalmente, el popular Luis Barcala ha puesto a la creación de empleo como el eje del mandato porque "la mejor política social es la generación de empleo". Ha propuesto bonificaciones fiscales a quien genera empleo, convenios con la universidad para orientar la formación; así como potenciar los sectores productivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook