04 de marzo de 2019
04.03.2019

La decisión de Puig de adelantar las autonómicas al 28 de abril certifica la ruptura del Consell del Botànic

El jefe del Consell hace uso por primera vez de la prerrogativa y asegura que la Comunidad ahora votará "como actores de primera fila". La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, contraria al adelanto electoral: "No hay razones políticas. Es la única de las decisiones del Consell que no se ha tomado por unanimidad"

04.03.2019 | 11:06
El Gobierno valenciano se ha reunido en el Palau de la Generalitat convocado de urgencia por el president, Ximo Puig, para aprobar el adelanto de las elecciones autonómicas el 28 de abril, el mismo día que las generales.

La decisión del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de adelantar las elecciones autonómicas al 28 de abril para unirlas con las generales ha certificado la fractura del Consell del Botànic por la oposición de sus socios de Compromís. Los cinco consellers de la formación de Mónica Oltra han llegado juntos arropando a la líder de la coalición y se han mostrado en contra de la decisión, según las fuentes consultadas. Comienza una campaña electoral durísima en la que las fuerzas de izquierda, a pesar de que si suman, tendrán que verse las caras para volver a negociar llegan enfrentadas a pesar de que se necesitan unas a otras.

Esta mañana, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ya se había reunido con la vicepresidenta Mónica Oltra para abordar un adelanto electoral de las autonómicas que permita unirlas con las generales el próximo 28 de abril. Sobre las seis de la tarde anunciará la decisión definitiva de avanzar las autonómicas a pesar de la oposición de los cinco consellers de Compromís. El encuentro estaba previsto a partir de las once horas, aunque se ha iniciado cerca del mediodía y se ha alargado durante cerca de una hora. A su llegada a Presidencia, Oltra se limitó a señalar a los periodistas que estaba dispuesta a "escuchar" a Puig.

La idea del jefe del Consell era compartir con su socia de gobierno la reflexión que ha realizado durante el fin de semana y que abundaría en la tesis de que el Consell del Botànic podría sobrevivir mejor en un escenario que supondría unir los comicios a las Cortes Valencianas con la suerte de Pedro Sánchez en Madrid. Esa es la posición del presidente que, como todo su equipo, está decidido al adelanto de los comicios. En principio, todo está preparado para oficializar ese adelanto al 28 de abril.

Oltra ha mantenido, sin embargo, su postura y se ha opuesto al adelanto. Al término de la reunión, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, aseguró que Puig le había trasladado que ella iba a ser la primera persona en saber si decide adelantar las elecciones autonómicas para hacerlas coincidir con las generales del próximo 28 de abril.   

Los miembros del Consell fueron convocados a una reunión a las 17.00 horas. En ese encuentro se ha visualizado la ruptura entre las dos principales patas del Botànic con el voto de los consellers de Compromís. Y un problema más: las dudas jurídicas que plantea ese decreto de convocatoria y que, según diversas fuentes, podría acabar recurrido en los tribunales. 



 

Tras esa reunión, Puig ha convocado a los medios de comunicación para realizar una declaración institucional en la que ha anunciado la convocatoria de elecciones autonómicas anticipadas en la Comunidad Valenciana para el 28 de abril. Se trata de la primera vez que estos comicios no se celebrarán el cuarto domingo de mayo y que, además, este año coincidirán con las generales. "Ahora votaremos como actores de primera fila", ha remarcado Puig, quien ha destacado el trabajo realizado "desde el diálogo" y ha agradecido el trabajo llevado a cabo esta legislatura.

Puig se ha pronunciado en estos términos ante los medios de comunicación en el Saló de Corts del Palau de la Generalitat, tras la reunión extraordinaria del pleno Consell convocada para tratar el adelanto electoral.

El presidente de la Generalitat ha asegurado que el pacto del Botànic, que ha sustentado el gobierno autonómico junto a Compromís y el apoyo parlamentario de Podem, ha sido "una historia del éxito" y que le "gustaría" seguir avanzando en el proyecto que iniciaron en 2015. Preguntado por si reeditaría el Pacto del Botànic aunque hubiera que sumar a otras fuerzas como Ciudadanos, Puig ha contestado: "El líder de Ciudadanos ha explicado claramente que no es posible otro tipo de combinación".

El presidente ha sido cuestionado sobre si antes de tomar su decisión conocía la oposición de los miembros de su Consell de Compromís, que encabeza la vicepresidenta, Mónica Oltra, y ha asegurado que conocía su posición y la "respeta". "Cada grupo político tiene absoluto derecho a plantear lo que considere. En este caso tengo absoluto respeto a la posición que tiene Compromís como a la del resto de grupos políticos y por tanto no tengo nada que decir", ha dicho.

Por su parte, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha argumentado la oposición el voto en contra de los cinco consellers del Consell por parte de Compromís, de quienes ha sido su portavoz en la reunión extraordinaria de este lunes, en que no se dan las razones políticas para adelantar al 28 de abril las elecciones autonómicas. "Desde julio de 2015 hasta hoy, el Consell ha tomado 5.746 decisiones en favor del pueblo valenciano por unanimidad; hoy es la única de las decisiones que no se ha tomado por unanimidad", ha revelado la también portavoz del Gobierno autonómico.

Oltra ha revelado, arropada por los otro cuatro consellers de Compromís, que como secretaria del Consell ha advertido a Puig de las dudas jurídicas que conlleva la medida que ha salido adelante gracias al voto de calidad del president, pues según ha detallado ha habido un empate técnico a la hora de secundar esta decisión.

La dirigente de Compromís ha comparecido ante los medios, en la sede de Vicepresidencia, poco después de la declaración institucional de Puig en el Palau para justificar su rechazo a la medida y recordar los logros sociales del Consell -ella es consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas- en esta legislatura.

Oltra ha insistido en que la potestad estatutaria que ha utilizado Puig para adelantar las autonómicas "no singulariza las elecciones valencianas para el futuro" y ha dicho no entender qué ha cambiado en la Comunidad desde la última vez que habló de este tema con el presidente, el pasado 15 de febrero, cuando Pedro Sánchez anunció el adelanto de las generales.

Ese día, ella y Puig acordaron "un mensaje común" basado en que no se daban las razones políticas para adelantar las autonómicas pues había un presupuesto aprobado y había tanto estabilidad parlamentaria para sacar adelante proyectos legislativos como política para acabar la legislatura.

Oltra ha negado sentirse "traicionada" por el presidente, ha proclamado que gobernar "no es una aventura, es una responsabilidad", y ha dicho tanto que el informe jurídico remitido está sin firmar y es de esta misma tarde como que en el pleno extraordinario no se ha votado a mano alzada, solamente se ha ofrecido la opinión de la que ella ha sido portavoz por parte de los consellers de Compromís.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook