04 de marzo de 2019
04.03.2019

La derecha celebra el adelanto y la izquierda evidencia su ruptura

Los dirigentes provinciales de las principales fuerzas políticas recalcan que están listos para salir a ganar en la cita del 28A

04.03.2019 | 20:25

La decisión de Ximo Puig de adelantar los comicios autonómicos al 28A para hacerlos coincidir con las elecciones generales no ha pillado a nadie por sorpresa en la provincia. Todos los partidos recalcan que están listos para afrontar una carrera electoral que para las fuerzas de derecha debería haber llegado antes y que ha venido a sembrar la discordia entre las formaciones de izquierda de cara a la campaña.

El secretario provincial del PSPV, José Chulvi, recalca que la decisión de Puig no sólo es positiva para los comicios autonómicos sino que también permitirá a los alcaldables como en su caso -concurre como cabeza de cartel en Xàbia- tener más protagonismo en la campaña. El también portavoz socialista en la Diputación de Alicante ha salido al paso de las críticas de las fuerzas de la derecha sobre el interés electoral que mueve a Ximo Puig. "Esas críticas no tienen fundamento. El adelanto permitirá visibilizar el problema valenciano y puede ayudar al debate autonómico", ha zanjado.

En cambio, el portavoz de Compromís en la Diputación, Gerard Fullana, ha cargado contra la decisión de sus socios del Botànic. "No lo habríamos hecho pero llegado a este punto somos optimistas y creemos que falta un día menos para que Mónica Oltra se convierta en la primera presidenta de la Comunidad", ha defendido el dirigente nacionalista quien también ha hecho hincapié en que desde la coalición consideran que los comicios autonómicos se deben leer en clave valenciana.

Las fuerzas de la derecha, por su lado, han celebrado que al fin los socios del Botànic hayan evidenciado su "mala sintonía". "El Consell lleva meses viviendo sus particulares minutos de la basura", ha lanzado el presidente provincial del PP, José Císcar, quien ha enumerado los últimos desencuentros entre Puig y Mónica Oltra que, según ha apuntado el jefe de los populares alicantinos, ha culminado con esta última bronca por la fecha de las comicios. 

En esa misma línea, Císcar ha considerado que este movimiento de Puig obedece al tacticismo electoral y ha cargado contra el discurso del presidente para justificar el adelanto. "Nadie se cree eso de visualizar el problema valenciano", ha criticado el presidente provincial del PP.

También el presidente de la Diputación, el popular César Sánchez, ha valorado la decisión de Puig como la más "acertada" de todo su mandato. Así, en un comunicado tras hacerse pública la noticia ha apuntado que "esta medida, sin duda, supondrá un considerable ahorro a las arcas de nuestra Comunidad y permitirá a los ciudadanos valorar en las urnas la gestión del tripartito de extrema izquierda que nos ha gobernado durante los últimos cuatro años".

 
La dirigente  de Cs en la provincia,  Yaneth Giraldo, ha suscrito las críticas de los populares. "Qué problema valenciano. El problema aquí lo tienen ellos", ha lanzado en alusión a los socios del Botànic a la vez que ha tildado la actitud del PSOE de "egoismo".   
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook