25 de febrero de 2019
25.02.2019

Un «facturero» del clan Zaplana facilitó el registro a la UCO

La trama recurrió a dos empresarios alicantinos para que emitieran facturas falsas para poder retirar 50.000 euros en metálico que recogió el chófer de Zaplana, según el sumario del caso Erial

25.02.2019 | 12:41

La presunta trama de blanqueo de capitales de dinero procedente de mordidas supuestamente orquestada por Eduardo Zaplana utilizaba a dos empresarios alicantinos para que emitieran facturas falsas. Unos cargos que permitían «a los investigados justificar el movimiento de determinadas cantidades de dinero», según señala la magistrada del caso Erial, en un auto de la causa.

Uno de estos colaboradores necesarios es Francisco Pérez López, conocido como «Paco Gasofa» -así se refieren también a él en las conversaciones grabadas por la Guardia Civil-. Pérez López fue presidente del PP en Benidorm y propietario de una conocida gasolinera en la carretera a Finestrat. También es amigo íntimo de Zaplana y Joaquín Barceló (el presunto testaferro) de la Peña El Picarol, como ayer publicó INFORMACIÓN. «El Gasofa» sería uno de los «factureros» a los que recurría de forma habitual Barceló para justificar la extracción de dinero de la empresa Costera del Glorio que se entregarían en efectivo a Zaplana.En las escuchas, la Guardia Civil recoge numerosas conversaciones entre Zaplana y Barceló y éste con «El Gasofa», para convencerle de una nueva facturación falsa por valor de 50.000 euros. «Si es más de lo mismo, no pasa nada. Si quieres, si queremos... Mira tu... Si queremos hacer el enredo o no hacerlo, pues hay que hacerlo legalísimo (...) Algún día habrá que decir basta, pero bueno, bien. Vamos a ver...», asegura Barceló en una conversación con Francisco Pérez el 17 de marzo de 2018.

Aunque el Gasofa pone pegas a la nueva operación ficticia en otra llamada registrada cuatro días después. «Está muy complicado. ¿50 en gasoil? Che. Y ya hemos hecho lo del barco y hemos hecho eso y hemos hecho lo otro. Si es... que es imposible», explica Pérez a Barceló en una llamada interceptada por la Guardia Civil el 21 de marzo de 2018. Unas negativas que Barceló comunica a Zaplana por teléfono. «Ayer me dijo un no como una catedral». A lo que el expresidente de la Generalitat le espeta: «¿Pero lo arregla o lo aprieto?». Finalmente Barceló buscó una alternativa al Gasofa y señala en otra conversación telefónica que ha recurrido a Juanba el del Madeira, a quien también graba la Guardia Civil. El testaferro pacta con éste último redactar una factura para la «reforma de unos apartamentos turísticos» por 50.000 euros más IVA.
Cuando Barceló logra extraer los 50.000 euros de manera segura el 22 de marzo de 2018, a las 14.03 horas recibe la llamada de «Fran», el conductor de Zaplana, quien «expone que le ha llamado Don Eduardo y me ha dicho que vaya a recoger».

Por estos hechos también han sido investigados en el caso Erial tanto «el Gasofa» como «Juanba el del Madeira». La Guardia Civil registró sus viviendas en Finestrat y la Nucia y sus oficinas cuando estalló el Caso Erial el 22 de mayo de 2018. Según el sumario, Juanba el del Madeira facilitó a la Guardia Civil la localización e incautación de la documentación en la Vila Joiosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook