08 de febrero de 2019
08.02.2019

El «cerebro fiscal» de Zaplana sale de Fontcalent tras 9 meses encarcelado

El economista Francisco Grau abandonó anoche visiblemente desmejorado la prisión alicantina, donde pidió su traslado desde Picassent. También dejó la cárcel Joaquín Barceló, presunto testaferro, para retornar a Benidorm

08.02.2019 | 00:07
El exasesor de Zaplana, Francisco Grau, justo en el momento en el que ayer abandonaba la cárcel alicantina de Fontcalent, donde estaba en prisión preventiva.

El asesor fiscal de Eduardo Zaplana, Francisco Grau, investigado en el caso Erial por ser el presunto cerebro de la trama por la que se abrió la investigación, salió anoche de la prisión de Fontcalent pasadas las 20 horas, visiblemente desmejorado, mucho más delgado que cuando entró y con el semblante serio. No quiso decir nada, ni defender su inocencia ni valorar su situación judicial. Se limitó a abandonar en silencio la prisión alicantina, donde pidió el traslado tras pasar varios meses en la cárcel valenciana de Picassent. Pidió venir a la ciudad en la que reside y donde tiene su despacho, ubicado en una céntrica calle de la capital.

Dejó la prisión de noche y con la resaca de toda una jornada en la que Zaplana fue protagonista por haber quedado en libertad tras la ardua lucha entre la jueza y la defensa por mantenerlo en prisión o dejarlo en la calle con la problemática de su grave enfermedad en el epicentro de la batalla judicial.

A Grau le esperaba su abogada en la puerta después de pasar nueve meses como reo en dos prisiones diferentes. En la de Fontcalent ocupó el módulo de respeto. Grau, economista de formación, está acusado e investigado también en dos piezas de la CAM. Además de a Zaplana, ingresado todavía en el hospital de La Fe por su leucemia, y Grau, la juez puso en libertad a uno de los presuntos testaferros del expresidente de la Generalitat. Así, también decretó la libertad provisional para Joaquín Barceló, exdirectivo de Terra Mítica y vinculado según la investigación a operaciones con Zaplana. Fue el primero en abandonar la prisión de Picassent, en la que también ha pasado nueve meses y a media tarde, según las fuentes consultadas, ya estaba en Benidorm, su localidad natal.

Otra denuncia en las ITV

El portavoz de Compromís en las Cortes, Fran Ferri, denunció ayer un «pelotazo» de 47,9 millones en la privatización del servicio de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), el posterior «tarifazo» y la reventa de la concesionaria, de la que se habría beneficiado, entre otros, María Consuelo Salom Ciscar, hijastra del exconseller del PP Rafael Blasco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook