24 de enero de 2019
24.01.2019

Ortiz alega en las Cortes que no sabe nada de la financiación del PSPV pese al sumario de Brugal

Afirma que nunca ha querido perjudicar a ningún partido y niega que hablara con Castedo sobre pagos irregulares de empresas a los socialistas

23.01.2019 | 22:22
Un momento de la comparencia de ayer en las Cortes del empresario Enrique Ortiz durante la comisión parlamentaria.

La comisión de investigación en las Cortes Valencianas sobre la financiación electoral de PSPV y Bloc entre 2007 y 2008 prosiguió ayer con el interrogatorio al conocido empresario alicantino, Enrique Ortiz. El promotor, citado a declarar al figurar en el caso Brugal unas escuchas en las que se le oye hablar con la exalcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, de posibles irregularidades en la financiación del PSPV, negó cualquier tipo de conocimiento así como el manejo de documentos sobre presuntos pagos irregulares de empresas a la formación socialista con fines electorales. «No tengo ningún conocimiento de lo que aquí se trata ni voy a hacer juicios de valor sobre lo que dijera Castedo», subrayó.

«Yo lo que digo es que no tengo ni idea del tema que se está hablando aquí», afirmó ante las continuas preguntas de los diputados del PSPV, PP, Compromís, Podemos y Cs en las que se recordaba a Ortiz conversaciones grabadas y que forman parte del sumario de Brugal en las que se oye al empresario con la exalcaldesa hablar de buscar alguna cosa negativa del PSPV para airearla. Conversaciones en las que terminan hablando de un documento que evidenciaría la supuesta financiación ilegal del PSPV y que Ortiz le quería hacer llegar a través de su taxista a la exalcaldesa. «Nunca he colaborado en nada que pueda perjudicar al PSOE ni al Bloc, ni he participado en ningún informe, ni en ninguna estrategia contra los socialistas por haber denunciado el caso Gürtel. No tengo ánimos de venganza» señaló el promotor. El empresario, acusado en el caso que investiga presuntas irregularidades en el Plan General de Alicante así como en el que indaga amaños en la adjudicación del Plan Zonal de Resiudos de la Vega Baja, dejó claro que no iba a responder a las preguntas sobre las grabaciones en las que aparece hablando con Sonia Castedo porque «estan cuestionadas desde hace diez años en el fondo y en la forma en que se han obtenido».

Aseguró que ni el PSPV ni el Bloc, ni ningún partido, le pidió nunca apoyo para su campaña electoral, y admitió que con la candidata socialista a la alcaldía de Alicante en 2007, Etelvina Andreu, tuvo «alguna relación tensa». Afirmó que no conocía al gerente de la empresa Crespo Gomar -la firma de comunicación que supuestamente financió a los socialistas- aunque sí admitió conocer al exsenador alicantino Ángel Franco, al empresario oriolano Ángel Fenoll, al exresponsable de finanzas del PSPV, José Cataluña así como a Ximo Puig «desde hace años». Preguntado por Ángel Luna y un dossier hallado en el despacho del hermano de Sonia Castedo -el conocido como «informe Bob Esponja»- recordó que el hoy adjunto al Síndic de Greuges había trabajado con él, pero negó cualquier conocimiento sobre la citada documentación en la que, supuestamente, se intentaba recopilar información perjudicial para el socialista.

Insistió en que decía la verdad porque cuando ha tenido que decir algo lo ha dicho, pero que del caso por el que estaba ayer sentado en la comisión de investigación no sabía nada de nada. «Cuando los empresarios nos hemos equivocado también lo hemos dicho y pedido perdón y lo hemos pagado con creces, pero cuando no sé nada lo que no voy a hacer es inventar», añadió. También compareció la exsecretaria de Organización del PSPV en Benidorm entre 2004-2007, Anabel Hallado, quien aseguró que ya dijo en el Senado que no conocía a las empresas que se relacionan con la presunta financiación irregular de PSPV y Bloc y que los correos publicados desde su cuenta personal no fueron escritos por ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook