28 de diciembre de 2018
28.12.2018

Soler: "Habría equilibrio presupuestario si hubiera financiación"

El Conseller de Hacienda destaca que el Síndic avala la necesidad de los 1.325 millones que la Generalitat reivindica todos los años en sus presupuestos

28.12.2018 | 19:00

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha manifestado que la Sindicatura de Comptes reconoce que la Generalitat tendría equilibrio presupuestario si el anterior Gobierno hubiera cumplido su promesa de cambiar la financiación en 2017.

Soler se ha felicitado por que, a su juicio, el informe de fiscalización de las cuentas de la Generalitat correspondiente al ejercicio de 2017 da "un contundente argumento" al Consell en su reivindicación ante el Gobierno central de una reforma "urgente y necesaria" del sistema de financiación autonómico.

El informe del Síndic, ha señalado Soler, destaca que el sistema de financiación autonómica "continúa perjudicando" a la Comunitat Valenciana de "forma significativa", al tiempo que pone en evidencia que el Consell habría alcanzado en 2017 el equilibrio presupuestario si se hubiera cumplido la promesa del anterior presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en enero de 2017 para hacer efectiva la reforma del modelo de financiación autonómica.

Con un resultado negativo de 1.368,2 millones de euros, unos gastos de 14.535,9 millones frente a unos ingresos de 13.167,7 millones, el déficit presupuestario alcanza "una cifra similar a la reivindicada con una reforma equitativa de un modelo de financiación autonómica", ha recordado.

"El Síndic avala la necesidad de los 1.325 millones reivindicativos que la Generalitat consigna en sus presupuestos con el fin de garantizar que los valencianos gocen de los mismos derechos que el resto de ciudadanos", ha subrayado, para recordar que esa partida se incluye desde 2016.

El conseller de Hacienda comparte el criterio del Síndic cuando señala en su informe que la demora en la reforma del sistema de financiación autonómico tendrá "consecuencias negativas" para la estabilidad económica del gobierno autonómico, con lo que es injustificable el mantenimiento del modelo actual.

Soler ha mostrado su satisfacción por la acreditación de la mejora en la gestión económica del Consell, pese a las "estrecheces" provocadas por la infrafinanciación, al mostrar la reducción del déficit, así como del endeudamiento en relación al PIB.

Respecto a la deuda, en 2017 se produjo una reducción del endeudamiento en porcentaje del PIB por primera vez desde el inicio de la crisis.

En cuanto a las obligaciones no reconocidas en el presupuesto de Sanidad, el conseller señala que el órgano fiscalizador "pone de relieve el esfuerzo realizado" en la actual legislatura.
Respecto a la observación realizada por la Sindicatura que alude a niveles de pago bajos en algunas líneas de subvenciones, ha explicado que determinadas partidas que por motivos técnicos han registrado un nivel de ejecución inferior al 10 % únicamente representan el 0,47 % del importe total de las líneas de subvención de la Generalitat.
Asimismo, el nivel de pagos global de las subvenciones corrientes de la Generalitat ha mejorado sustancialmente, ya que se ha pasado de un 70,22 % en 2012 respecto al presupuesto definitivo de estas líneas a un 76,33 %.

El total de pagos que ha realizado la Tesorería de la Generalitat en 2017 englobados en el Capítulo 4 de transferencias corrientes ascendió a 3.386,3 millones de euros, un 39 % más de recursos que en 2014.

En cuanto a los expedientes de enriquecimiento injusto, que se centran principalmente en los gastos sanitarios de cobertura ineludible, el conseller asegura que tienen su origen en la situación de infrafinanciación , que provoca que el gasto real en sanidad sea superior al que se puede presupuestar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook