27 de diciembre de 2018
27.12.2018

El déficit de la Comunitat Valenciana se sitúa en 556 millones de euros hasta octubre

El dato supone un 0,49 por ciento de su PIB y se trata de la segunda región española con mayor déficit en relación a la riqueza

27.12.2018 | 20:16

El déficit de la Comunitat Valenciana se ha situado en 556 millones de euros hasta el pasado mes de octubre, lo que supone un 0,49 por ciento de su PIB. Se trata de la segunda región española con mayor déficit en relación a la riqueza, tras Murcia (201 millones y el 0,64%) y por delante de Castilla-La Mancha (165 millones y 0,39%), según los datos hechos públicos este jueves por el Ministerio de Hacienda y recogidos por Europa Press.

Por contra, diez comunidades autónomas registraron superávit hasta octubre encabezadas por Canarias, con un 1,26 por ciento, seguida de Navarra (0,89 por ciento), Asturias (0,74 por ciento), País Vasco (0,62 por ciento), La Rioja (0,60 por ciento), Galicia (0,56 por ciento), Baleares (0,46 por ciento), Madrid (0,19 por ciento), Cataluña (0,18 por ciento) y Andalucía (0,16 por ciento).

Registraron déficit las demás regiones excepto Cantabria, sin necesidad de financiación. La Región de Murcia se encuentra a la cabeza con -0,56 por ciento, seguida de Comunitat Valenciana (-0,49 por ciento), Castilla-La Mancha (-0,39 por ciento), Castilla y León y Aragón (-0,07 por ciento) y Extremadura (-0,03 por ciento).

A nivel nacional, el déficit del conjunto de las administraciones públicas, excluyendo las corporaciones locales, se redujo un 34,9% en los diez primeros meses del año, hasta los 12.924 millones de euros, lo que equivale al 1,07% del PIB, 0,67 puntos porcentuales menos que el año anterior.

Mientras, el déficit del Estado hasta noviembre se redujo un 31,6%, hasta los 12.378 millones de euros, equivalente al 1,02% del PIB, 0,53 puntos porcentuales menos, según los datos de ejecución presupuestaria publicados este jueves por el Ministerio de Hacienda.

La mejora en el déficit del Estado se debe fundamentalmente al incremento de los recursos no financieros, que crecen un 8,5%, frente a los gastos no financieros, que aumentan un 4,6% en los once primeros meses del año.

Hasta noviembre, el superávit primario del Estado (la diferencia entre ingresos y gastos sin tener en cuenta el pago de los intereses de la deuda) ascendió al 0,96% del PIB, frente al 0,52% registrado en el mismo periodo de 2017.

De su lado, el déficit público fue de 12.924 millones (-34,9%) hasta octubre, aunque si se incluye la ayuda financiera de 13 millones, alcanza los 12.911 millones. En ambos casos supone el 1,07% del PIB.

En el desglose de los datos del déficit público, la Administración Central alcanzó un déficit de 9.077 millones en los diez primeros meses del año, el 0,75% del PIB. El déficit del Estado se sitúa en el 0,66% del PIB, con una reducción interanual del 39,6%.

Los fondos de la Seguridad Social presentaron un déficit del 0,49% del PIB, un 10% inferior al del año pasado, por el alza de los recursos (+5,7%), frente al menor repunte de los gastos (+4,9%). Dentro del subsector, el sistema de Seguridad Social registró un déficit de 7.594 millones (0,63% del PIB), lo que supone una reducción interanual del 6,2%.

Los ingresos suben un 7,6%

En cuanto al déficit del Estado, en este caso hasta el mes de noviembre, se situó en 12.378 millones de euros, un 31,6% menos, equivalente al 1,02% del PIB, 0,53 puntos porcentuales menos.

La reducción del déficit del Estado se debe fundamentalmente al incremento de los ingresos del 8,5%, hasta 180.975 millones de euros, con un repunte del 8,4% de los ingresos impositivos, hasta 157.259 millones de euros, frente al alza del 4,6% de los gastos no financieros del Estado, con un total de 193.353 millones hasta el undécimo mes del año.

Hasta noviembre, la recaudación total en términos de caja subió un 7,6%, hasta los 216.118 millones de euros, de los que 84.734 millones corresponden a las administraciones territoriales por su participación en los impuestos estatales (entregas a cuenta y liquidaciones definitivas), y 131.384 millones son ingresos para el Estado, que aumentan un 8,8% respecto a igual periodo de 2017.

Dentro de los ingresos, los referidos a impuestos directos y cotizaciones sociales alcanzaron una cifra de 104.996 millones, un 8,8% más que la obtenida en el mismo periodo del año anterior, debido fundamentalmente al aumento del 7,9% del IRPF, hasta 77.834 millones, por las retenciones del trabajo (+6,5%), hasta 68.106 millones.

Mientras, el Impuesto sobre Sociedades aumentó un 12,4%, hasta 21.947 millones, por el aumento del 14,9% de los pagos fraccionados, principalmente del segundo pago a cuenta que se incrementa un 23,1%, si se eliminan estos, el resto de empresas han ingresado alrededor de un 4% más (un 6,4% más en el caso de las pymes), y por los ingresos de las declaraciones anuales, con un incremento superior al 8%.

Por su parte, los ingresos totales por impuestos indirectos ascendieron entre enero y noviembre a 88.550 millones, un 7,1% más que en el mismo periodo del año pasado.

La recaudación neta del IVA en términos homogéneos, es decir corregida del impacto del SII y del distinto ritmo de realización de las devoluciones en ambos años, se incrementó un 4,3%, hasta situarse en un importe de 67.947 millones.

A su vez, la recaudación por impuestos especiales se elevó un 1,2%, hasta 18.923 millones, pese al descenso del impuesto sobre el carbón (-13,1%) y alcohol (-1,7%), compensado por alzas en la recaudación de los impuestos de cerveza (+3,9%), labores del Tabaco (+08%), hidrocarburos (+1,8%) y electricidad (+3,8%).

Los gastos aumentan un 3,1%

Por el lado de los gastos, los pagos no financieros efectuados por el Estado hasta finales de noviembre se situaron en 137.762 millones, un 3,1% más que en el mismo período de 2017.

Los gastos de personal aumentaron un 3,7%, hasta 14.259 millones; los gastos corrientes en bienes y servicios se mantuvieron en 2.572 millones (-0,3%), y las transferencias corrientes se elevaron un 4,9%, hasta 80.928 millones, en tanto que los pagos financieros cayeron un 0,6%, hasta 29.670 millones.

Las transferencias de capital disminuyeron un 1%, hasta 6.339 millones, y las inversiones reales se elevaron un en cambio un 1,9%, hasta 3.994 millones.

Dentro de estas, bajó un 4,1% la inversión del Ministerio de Defensa, hasta 2.053 millones, y aumentó un 9% la inversión civil, debido al alza del 6,2% del Ministerio de Fomento, frente al retroceso del 1% de Agricultura.

Por otra parte, Hacienda ha publicado los datos de ejecución presupuestaria de las corporaciones locales correspondientes al tercer trimestre del año 2018, que registraron un superávit de 4.381 millones de euros hasta septiembre, equivalente al 0,36% del PIB.

Esta evolución se debe a un aumento de los ingresos del 2,1%. Así, los recursos por impuestos se incrementan un 2,3%, frente a un alza de los gastos del 4,8%. Entre los empleos destaca el aumento del 13,2% de las transferencias a otras Administraciones Públicas (producida en parte por el primer vencimiento y liquidación del Cupo Vasco y a las mayores transferencias al País Vasco por parte de las Diputaciones Forales) y del 17,8% de la formación bruta de capital fijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook