19 de diciembre de 2018
19.12.2018

Vuelta al Mundo a Vela: sí o sí

Puig le pide a SPTCV que aclare todas las dudas sobre el evento y volverá a llevar el contrato para celebrar la regata en Alicante al pleno del Consell

19.12.2018 | 00:24
Un momento de la salida de la última Vuelta al Mundo a Vela.

Irá al de este viernes o, como fecha tope, al del 28 de diciembre, aunque sea sin consenso.

Habrá, al menos, dos ediciones más de la Vuelta al Mundo a Vela con Alicante como punto de salida. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, va a poner toda la carne en el asador durante los próximos días para que, como fecha tope, la renovación del contrato para poder organizar el evento en 2021 y 2025 se pueda validar el 28 de diciempre y, obviamente, antes de acabar el año. Quedan dos plenos del Consell por delante: uno este viernes y otro a la próxima -el mencionado del día 28- que, además, sería el último previsto para 2018. El jefe del Consell quiere que el director general de Proyectos Temáticos, Antonio Rodes, haga pedagogía entre los cargos de Compromís que puedan tener dudas para facilitar la unidad sobre esta decisión política pero, en último extremo, Ximo Puig está dispuesto a sacar el nuevo contrato, incluso, sin consenso y con su voto de calidad como titular del Consell.

Así que el escenario en estos momentos apunta a que «sí o sí» habrá Vuelta al Mundo a Vela en Alicante, un evento que el presidente de la Generalitat considera estratégico junto al despliegue del Distrito Digital como gran proyecto de mandato y aval de gestión para intentar un segundo mandato durante los próximos cuatro años. Puig sabe que la provincia es decisiva para su resultado electoral como ya ocurrió en 2015 cuando la distancia que el PSPV le sacó a Compromís en la circunscripción alicantina fue determinante para que el jefe del Consell superara a Mónica Oltra. Fuentes del Consell apuntaron que Rodes está a disposición de todos los altos cargos del Consell para explicar el nuevo contrato de la Vuelta al Mundo a Vela que, como se recordará, se quedó sobre la mesa la semana pasada por las dudas técnicas de un informe jurídico de la Abogacía de la Generalitat. El documento pone en cuestión la vinculación del acuerdo a la legislación británica sin conocer el impacto que pueda tener el «brexit», advierte de los efectos de dilatar las salidas del evento a cuatro años, critica el sistema de pago con un canon fijo y lamenta a su vez que tras la marcha de Volvo el nuevo contrato de la regata evite detallar a los nuevos patrocinadores del evento.

Proyectos Temáticos sostiene, sin embargo, que la última redacción del contrato cuenta con el placet jurídico. Así las cosas, la intención de Puig es volver a llevar el contrato al pleno de este viernes. Si todavía no fuera posible su aprobación, es probable que se alargara este periodo para lograr un consenso dentro del Consell hasta la sesión del 28 de diciembre, la última de este año. Ese día, en cualquier caso, el nuevo contrato de la Ocean Race se aprobará pase lo que pase. Por acuerdo de todo el gobierno o sin consenso. «En ese caso los que se oponen tendrán que dar explicaciones de los motivos», apuntaron fuentes de Presidencia en alusión a la posición de Compromís. Desde la coalición, sin embargo, mantienen que están a favor sin ningún tipo de duda de la celebración de la regata en Alicante pero reclaman que la gestión sea transparente y correcta. «Queremos que se haga bien», apuntaron.

Ataque a la Sindicatura


Por otra parte, Proyectos Temáticos arremetió contra el durísimo informe de la Sindicatura de Cuentas que cuestiona la transparencia del consorcio creado en su día para agrupar a las administraciones que forman parte de la organización de la regata y que la empresa pública considera alarmista. «Queremos dejar meridianamente claro que todas las observaciones de la Sindicatura de Comptes se refieren a una entidad que no maneja ni un euro. Esto significa que reclaman las cuentas de la nada», apunta la mercantil que lamenta que el alto comisionado de las Cortes para el control de las cuentas públicas «haya ido a buscar agua en el desierto». Recuerdan en Proyectos Temáticos que la gestión de la mercantil está sometida a todos los controles que corresponden a las empresas públicas y sus balances, los contratos que suscribe o las licitaciones que realiza. «La labor que desarrollamos es objeto de permanente control y fiscalización por los órganos correspondientes. Y todo ello es sabido y conocido por la Sindicatura de Cuentas», rematan desde la empresa pública autonómica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas