05 de diciembre de 2018
05.12.2018

Los últimos presupuestos del mandato en la Diputación no le gustan ni a Sepulcre

El hasta ahora socio del PP se suma por primera vez a las críticas de la oposición y dice que «a día de hoy» los populares no tienen su voto

04.12.2018 | 21:43

Los presupuestos de la Diputación para 2019, los últimos del actual mandato de César Sánchez al frente de la institución provincial, amenazan con ser más polémicos que los otros tres años anteriores. Esta vez, al menos de momento, no cuentan con el beneplácito del socio del PP en la corporación provincial, el diputado no adscrito Fernando Sepulcre, que por primera vez ha cuestionado las cuentas y dejado claro que, «a día de hoy», no puede respaldarlas.

Sepulcre es la pieza que ha permitido salvar a lo largo de todo el mandato de Sánchez los presupuestos de la Diputación, además de otorgarle el voto necesario al PP para sus principales políticas y propuestas. En casos muy puntuales ha forzado al presidente de la institución a recurrir a su voto de calidad para poder sacar adelante sus iniciativas, pero lo habitual es que el diputado tránsfuga de la Diputación vaya de la mano de los populares. Y más en una cuestión fundamental para la gestión de un gobierno como son los presupuestos.

Pero el cuestionamiento que Sepulcre -candidato de Contigo en las elecciones locales- realizó ayer de las cuentas de la Diputación deja claro que el contexto electoral marcará acciones y argumentos en la escena política provincial. La visibilidad de la oposición se hará mayor este año a costa de los presupuestos -que para el año electoral han aumentado en 20 millones de euros- y parece que de esa visibilidad quiere participar también Sepulcre. El diputado duda del reparto al echar en falta cosas que pidió, como el arreglo de los deportivos de Ciudad de Asís y Colonia Requena, la partida para comedores escolares así como otra para el deporte femenino, según explicó a este diario. «A día de hoy no los respaldo», dijo el no adscrito.

Pero aún hay plazo de negociación y el principal báculo del PP en la Diputación podría llegar a despedirse de este mandato en el Palacio Provincial dando la campanada y poniendo en jaque las cuentas de la institución aprovechando que los presupuestos pasarán por el pleno justo a finales de año. Aunque esta opción sea la más improbable teniendo en cuenta cómo el gobierno de César Sánchez ha sustentado y defendido la condición de Sepulcre en la Diputación. De momento el diputado de Economía, Carlos Castillo, y Sepulcre mantendrán una reunión. Hasta ahora, ningún presupuesto de la Diputación se ha enquistado gracias al tándem de los populares y el no adscrito.

Los que se mantienen en su línea de no votar a favor de las cuentas son PSPV, Compromís y EU. El bloque de izquierdas en el Palacio Provincial cuestiona de nuevo el reparto y harán batalla electoral. Los socialistas insisten en que no pueden aprobar un presupuesto que condiciona, un año más, el Fondo de Cooperación que promueve el Consell. De nuevo el Fondo de Cooperación queda excluido del documento principal de gestión pese a que César Sánchez ha afirmado en otras ocasiones que lo incluiría. «No vamos a aprobar los presupuestos si no aparece este fondo», señalaba ayer el portavoz del grupo socialista en la Diputación, José Chulvi.

En Compromís destacan, por su parte, la ausencia de dinero para construir centros sociales destinados a adultos. En las redes sociales, el portavoz de Compromís en la Diputación ya avecinaba que habrá batalla con este asunto, que terminará chocando con el área de la que es responsable autonómica la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, consellera a su vez de Igualdad y Políticas inclusivas.

Desde EU su portavoz, Raquel Pérez, explicó que las cuentas «no se ciñen a las competencias de apoyo a los pequeños municipios que marca la ley» y que se siguen primando «subvenciones arcaicas y gastos superfluos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook