27 de noviembre de 2018
27.11.2018

Podemos y el bloque PP-Cs proponen reducir al mínimo las ayudas directas que puede dar Puig

Los morados quieren reducir a 600.000 euros en sus enmiendas a los presupuestos para 2019 las subvenciones de Presidencia, una cuarta parte de lo que tenía el PP

26.11.2018 | 23:55
El presidente Ximo Puig, ayer, durante un acto celebrado en el Palau de la Generalitat.

Socialistas y Compromís pactaron ayer «in extremis» aumentar el presupuesto de À Punt para 2019 en un millón de euros. Pese al tajante rechazo que el PSPV había mostrado ya que incluso el presidente, Ximo Puig, afirmó que la corporación no recibiría más dinero, la presión de Compromís forzó una enmienda conjunta para aumentar el presupuesto. La cifra está lejos de los 15 millones que reclamaban los directivos de la cadena (de 55 a 69 millones) pero es un aumento y además en año electoral. La enmienda aparece en la sección de Economía ya que el millón de euros se detrae de fondos previstos para un plan estratégico de la industria valenciana. Por contra, ese dinero pasará a financiar, si se aprueba la enmienda, gasto corriente de la corporación para fortalecer el sector audiovisual.

Mientras, dos enmiendas del grupo parlamentario Podemos a los presupuestos de 2019 dejarán a Presidencia de la Generalitat sin casi margen para otorgar ayudas discrecionales a entidades y colectivos. Esa partida ascendía a 2,6 millones al inicio de legislatura, pasó a un millón este año y quedará en 0,6 millones en 2019. Los 400.000 euros de diferencia pasarán ahora a concurrencia competitiva, si salen adelante las enmiendas de Podemos, y se destinarán a la promoción de la equidad lingüística para promover el plurilingüismo en las aulas y a promoción de productos valencianos durante la Navidad. Podemos también enmienda los tres millones directos que el Consell otorga a la compañía Air Nostrum, dinero que Podemos quiere que se destine a vivienda. Con todo, la formación morada mantiene este año los 23 millones que recibe Ford del Consell, aunque ello ha provocado un debate interno en la formación.

Mientras, Ciudadanos y PP rechazan que el Consell pague 600.000 euros a À Punt por promocionar el turismo. Entre ambos han presentado más de 1.600 enmiendas a las cuentas del Consell. Ambas formaciones también quieren acabar con las ayudas discrecionales de Presidencia. Cs quiere destinar un millón más para cuotas de autónomos, otro millón para el paro de autónomos y 100.000 a emprendimiento e innovación. Para luchar contra la despoblación, Cs pide 3,5 millones para ayudar a empresas que se creen en zonas rurales; 1,7 al plan renove de electrodomésticos y un millón al vehículo eléctrico.

Mientras, el PP presenta enmiendas para ampliar en 17.000 plazas las escuelas de idiomas, más dinero para la concertada y crear un grupo específico de inspectores que se encarguen de supervisar todos los materiales didácticos para que se ajusten a la Constitución y al Estatut y también rebajar 300.000 euros las ayudas a la patronal, UGT y Comisiones Obreras. De forma global, se ha presentado cerca de dos mil enmiendas a los presupuestos de la Generalitat para 2019, más de la mitad a cargo del grupo parlamentario del PP. Y cerca de 600 a Ciudadanos. Entre los diputados que sustentan al Botànic se acercan a las 300 enmiendas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook