15 de noviembre de 2018
15.11.2018

Compromís no cede con À Punt: quiere más dinero

Confía aún en pactar una enmienda a los presupuestos con el PSPV, para el que la moratoria cierra el debate

14.11.2018 | 22:42

El debate sobre el presupuesto de À Punt en 2019 no está cerrado. Parecía, pero no. Los socios del Consell (PSPV y Compromís) han pactado una enmienda a la ley de Acompañamiento según la cual la limitación de los gastos de personal no entrará en vigor mientras el presupuesto total del ente no alcance el mínimos previsto (el 0,3 % de las cuentas de las Generalitat). De esa manera, À Punt podría mantenerse en 55 millones (lo incluido en el proyecto de gastos presentado por el Consell) sin incumplir la normativa en vigor, aprobada además hace pocos meses.

Sin embargo, al margen de esta moratoria, Compromís considera que es «responsabilidad» de los grupos que aprobaron la ley de la nueva televisión (todos, menos el PP, que se abstuvo) acordar ahora una enmienda a los presupuestos para dotar de más fondos al joven ente público, apuntan fuentes de la coalición.

Es lo que defienden desde hace meses los gestores de À Punt con la oposición de Presidencia de la Generalitat, que entiende que la sociedad ha de manejarse con los mismos 55 millones de las arcas públicas con los que ha contado este años.

El consejo rector de la Corporació de Mitjans aprobó en septiembre un proyecto de cuentas de 2019 que roza los 70 millones. Argumenta que los requiere para atender las necesidades de un proyecto nuevo, del que no se conocía el alcance total de los gastos cuando empezó a rodar.


La oposición de Puig

El jefe del Consell, Ximo Puig, salió al paso de la petición para expresar su oposición. La respuesta de la directora de la sociedad, Empar Marco, fue asegurar que el personal está blindado, pero que si no suben los recursos habrá recortes en los proyectos. En su entorno inciden en que la cobertura de actos por todo el territorio deberá restringirse.

El aumento de la partida de À Punt sólo ha contado de momento con el apoyo político y parlamentario de Compromís. La formación no cede. El plazo de enmiendas a los presupuestos de la Generalitat finaliza el día 26 y mantiene la esperanza de una enmienda pactada al menos con los socialistas (la coalición de Mónica Oltra nunca ha presentado propuestas propias para no romper la sintonía del gobierno).

Pero el PSPV insiste en sus reticencias. Entiende que no tendría «lógica política» tras la moratoria acordada. Y en Presidencia también dan el asunto por cerrado. Habrá que ver el final de la historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook