11 de junio de 2018
11.06.2018

La confesión que rebajó la pena a Ricardo Costa

El exsecretario general del PP responsabilizó a Camps y reconoció "ser conocedor y no impedirlo"

11.06.2018 | 14:25
La confesión que rebajó la pena a Ricardo Costa

Serán 4 años de prisión. En realidad, cumplirá menos porque carece de antecedentes penales. Es la condena que el Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dictado para el exsecretario general del PP de la Comunitat Valenciana, Ricardo Costa.

La Fiscalía pidió en 2015 siete años y 9 meses para Ricardo Costa que vio cómo se rebajaban sustancialmente tras la confesión en enero de la trama valenciana de financiación ilegal en el PPCV. En mayo, la Fiscalía reconoció su colaboración y bajó la pena a 4 años y 5 meses, como ahora ha ratificado el juzgado madrileño. El cambio de estrategia judicial de Costa y pasar a confesar detalle a detalle el entramado para financiarse ilegalmente en el partido bajo el paraguas de Francisco Camps le ha librado de una pena superior.

El miércoles 24 de enero Ricardo Costa lo contó todo. Admitió los delitos electorales y reconoció que la formación se nutría de pagos en negro de empresarios a los que después se compensaba con contratos públicos. Por encima de estas rutinas, según señaló, Francisco Camps como ingeniero de la trama.

La idea era que estos empresarios saldaran la deuda que tenía el partido con la trama de Francisco Correa en Orange Market, empresa que realizó los trabajos de las campañas electorales de 2007 y 2008. Para saldar la deuda se emitían facturas falsas.

Costa se declaró "conocedor de los hechos" y confesó "no haber hecho nada por impedirlo". Reconoció que asumía las consecuencias y no dudó en implicar a antiguos compañeros como el exportavoz del Consell, Vicente Rambla, el exvicepresidente del Consell, Víctor Campos o el expresidente de las Corts, Juan Cotino.

Costa, hace ahora cinco meses, relató al juez paso por paso cómo se tejía ese modus operandi corrupto en el seno del PPCV. Explicó como por encargo de Camps y Cotino iban y venían sobres de empresarios, entre ellos, Enrique Ortiz, y cómo la exalcaldesa de Alicante, Sonia Castedo y la de Elda y actual senadora, Adela Pedrosa, abonaban también con dinero negro los gastos de sus campañas.

En concreto, Costa habló del mítin en la Plaza de Toros de València donde asistió Rajoy como candidato a la Moncloa. Fue en 2008 y "por petición de Camps", hubo fuegos artificiales, pantallas y una banda de música.

Costa siempre defendió que nunca se había lucrado con estas prácticas y pidió perdón "a la sociedad española, valenciana y a mi familia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine