08 de junio de 2018
08.06.2018
Nueva consellera de Sanidad

Ana Barceló: perfil moderado en el Consell para negociar y evitar conflictos en Sanidad

08.06.2018 | 00:13
Ana Barceló: perfil moderado en el Consell para negociar y evitar conflictos en Sanidad

Ana Barceló, diputada alicantina y exalcaldesa de Sax, será finalmente la nueva consellera de Sanidad en sustitución de Carmen Montón a propuesta de Ximo Puig dentro de la cuota que corresponde a los socialistas en su pacto con Compromís. Después de 1.075 días desde que se inició la legislatura y de convertirse en el gabinete más duradero de las más de tres décadas de autogobierno, la crisis del Consell provocada por el retorno de los socialistas a la Moncloa se saldará con un único movimiento: cubrir la baja de Montón, «perdonada» ahora por Pedro Sánchez para ocupar el Ministerio de Sanidad tras un periodo de tiempo en el que pasó de ser una de las personas de máxima confianza del entonces secretario general a un cierto distanciamiento por la batalla en la que el «sanchismo» intentó relevar, sin éxito, a Ximo Puig en el PSPV.

La carambola en la que ha desembocado el triunfo de la moción de censura contra Rajoy, en cualquier caso, le ha facilitado una solución a Pedro Sánchez en Madrid pero también al presidente de la Generalitat, cuya relación con su consellera de Sanidad era, desde hace tiempo, cada vez más distante. Todos contentos. Y Ximo Puig ha elegido a la alicantina Ana Barceló, exsecretaria socialista en la provincia y hasta ahora una de las personas en las que se apoyaba Manolo Mata en su calidad de presidenta y secretaria del grupo en las Cortes. En las «quinielas», junto a la propia Barceló, estaban también la diputada Concha Andrés, una opción que agradaba más a Compromís; junto al exrector de la Universitat de València, Esteban Morcillo, y a Ignacio Subías, el portavoz parlamentario de Sanidad y quizá el relevo natural.

Las dos últimas alternativas se quedaron, casi de salida, fuera de juego. Poner a un hombre impedía mantener la paridad en el Consell, algo que Puig no se podía permitir, sobre todo, después del gobierno con mayoría de mujeres que ha armado Pedro Sánchez. Y entre Concha Andrés y Ana Barceló, la dirigente alicantina cuadraba más con el perfil y los objetivos que se ha marcado Puig para la recta final de la legislatura. Un tono negociador, dialogante y moderado para evitar conflictos y tensiones en Sanidad, la conselleria con más presupuesto de la Generalitat, ahora que se encara la recta final de la legislatura. Ana Barceló, que actualmente ocupa la secretaría de Justicia del PSPV, a diferencia de Montón procedente de Medicina, es jurista de formación. Y eso es un punto a su favor, entienden en Presidencia, en cuestiones técnicas como la consolidación del proceso para revertir las concesiones privadas. Precisamente, junto a las listas de espera, encauzar la vuelta al sistema de salud público de la red de la Marina Alta, una vez resuelta ya la de Alzira, será el principal reto de la consellera, que seguirá de diputada.

Pero además, junto a mantener la paridad del gobierno y un perfil dirigido a la gestión y el diálogo para que el Consell llegue en condiciones a las elecciones de poder repetir su mandato, con la decisión de nombrar a Ana Barceló el presidente Ximo Puig enmienda el error del inicio de la legislatura cuando los socialistas, en su cuota de cinco miembros del Consell, no eligieron a ningún alicantino por los dos con los que contó Compromís con Manuel Alcaraz y Rafa Climent. De partidaria de Leire Pajín, ahora Ana Barceló ha pasado a situarse entre los más afines a Puig y la preferida por el entorno del presidente para ocupar ese puesto. El jefe del Consell firmó anoche el nombramiento y Barceló tomará hoy mismo posesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook