26 de mayo de 2018
26.05.2018
Información

Podría coincidir con Blasco en los talleres o si lo nombran ordenanza

Los compañeros de partido, ambos en la zona de módulos de preventivos, se verían las caras en la prisión

26.05.2018 | 00:49

Aunque uno está cumpliendo condena en un módulo de respeto, el 26, y el otro acaba de ingresar en preventivos en el módulo de Enfermería, Rafael Blasco, conseller en el etapa de Eduardo Zaplana como presidente de la Generalitat podría coincidir con su compañero del Partido Popular en el centro penitenciario de Picassent si deciden apuntarse a los mismos talleres o en el caso de que, como suele ser habitual con internos no conflictivos y de cierto renombre, se le asigne a Zaplana un puesto de ordenanza en el. Así lo apuntan las fuentes consultadas por este periódico.

Los módulos de preventivos, que hace años solo se destinaban a aquellos presos que todavía no tenían sentencia firme, son ocupados en la actualidad indistintamente por reos que como Blasco, condenado a seis años de cárcel, cumplen ya su pena o los que están a la espera de la misma. «Ahora se les agrupa más por la vida que van a llevar fuera, por sus antecedentes y por su comportamiento dentro de la prisión», explica un funcionario.

Desde que en junio de 2015 Blasco ingresara en prisión, éste ha pasado por varios talleres, a los que ahora podría apuntarse su compañero Zaplana, un recién llegado a la vida carcelaria. El módulo 26 en el que se encuentra el exconseller condenado por el desvío de ayudas a la Cooperación es uno de los catalogados como «de respeto». En ellos hay internos con una vida familiar normalizada, no toxicómanos y nada conflictivos, de ahí que sean donde más talleres se realizan y apenas estén controlados por un funcionario. De hecho, por las mañanas este tipo de módulos de respeto suelen quedarse prácticamente vacíos porque un alto porcentaje de sus internos está realizando talleres o trabajos remunerados. Éstos pueden coincidir con reos que están en el módulo de Enfermería que también precisen del entretenimiento de los talleres como podría ser el caso de Zaplana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook