25 de mayo de 2018
25.05.2018

Las primeras horas del recluso Zaplana: de la foto fichado a la enfermería

El expresidente de la Generalitat fue fichado, con toma de huellas y fotografías, nada más llegar a Picassent, a la una de esta madrugada - El médico ha determinado que su estado de salud es bueno - No se le aplica protocolo de suicidios

25.05.2018 | 12:02
Las primeras horas del recluso Zaplana: de la foto fichado a la enfermería

Eduardo Zaplana, exalcalde de Benidorm, expresidente de la Generalitat Valenciana y exministro de Trabajo, ha pasado su primera noche en prisión en una celda del módulo de enfermería del centro penitenciario Antoni Asunción de Picassent.

Según la información a la que ha tenido acceso INFORMACIÓN, ha pasado su primera noche "tranquilo" y, de momento, no está sometido al protocolo de suicidios. El expresidente comparte celda con otros dos reclusos.

Zaplana llegó en un furgón de la Guardia Civil, junto con su asesor fiscal Francisco Grau Jornet y su amigo de la infancia y presunto testaferro Joaquín Barceló Llorens a la una de la madrugada a la unidad de Ingresos de la cárcel valenciana, poco después de que la jueza de Instrucción 8 de València decretara prisión comunicada y sin fianza para los tres, a petición de la Fiscalía Anticorrupción de València.

Como sucede con cualquier otro recluso, se le abrió la correspondiente ficha de interno, que incluye la toma de huellas, datos personales y dos fotografías -es su segunda reseña como presunto delincuente en 48 horas, tras la ficha policial que le hizo la Guardia Civil-, y se le entregó el escrito informativo con las normas de funcionamiento del centro, que incluye los horarios de comida, de patio y las posibilidades de entretenimiento (biblioteca, polideportivo...), así como sus derechos de visita.

Así, el expresidente de la Generalitat podrá ser visitado por su abogado en todas las ocasiones que lo desee y una vez a la semana por su familia, además de los vis a vis correspondientes, que requieren una solicitud previa con antelación.

Zaplana fue explorado por el médico de la prisión -esta mañana está pasando las entrevistas con el psicólogo y con el educador de la cárcel-, quien tras comprobar la medicación que ha viajado con él desde su detención, a las 8.05 horas del martes a la salida de su domicilio en la calle Pascual y Genís de València, y verificar que su estado de salud se mantiene en buenas condiciones, concedió su ingreso en el módulo de Enfermería. Además, se ha decidido que no sea sometido al protocolo de suicidios, ya que no se aprecia riesgo de autolesión en el exministro.

Se trata del recinto con mayor protección para un recluso y al que son destinados siempre los internos que padecen algún tipo de enfermedad y los vip. En este caso, Eduardo Zaplana reúne ambas condiciones, ya que tiene diagnosticada leucemia, de la que está siendo tratado desde hace años, y es un personaje de relevancia pública.

La mujer de Zaplana, la exsecretaria y Juan Cotino declararán ante la juez a partir de la próxima semana

Rosa Barceló, mujer del expresidente de la Generalitat y exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana; el expresidente de Les Corts, exvicepresidente del Consell y ex director general de la Policía, Juan Cotino, y la que fuera su secretaria, declararán como investigados a partir de la próxima semana ante la jueza del Juzgado de Instrucción número 8 de València que investiga la 'operación Erial'. Aún no se ha acordado la fecha.

Estas serán las próximas citaciones después de que este jueves la magistrara enviara a prisión a Zaplana; a Francisco Grau, economista y exsecretario del consejo de administración de la CAM desde 1998 hasta 2007 y con posterioridad miembro de su comisión de control hasta la intervención de la entidad bancaria y a Joaquín Barceló, exdirectivo del parque temático Terra Mítica, exdirector de Formación de la Agencia Valenciana de Turismo y que dirigió también el Centro de Desarrollo Turístico (CDT) de Benidorm, localidad en la que Zaplana fue alcalde antes de pasar a presidir la Generalitat.

Zaplana se acogió a su derecho a no declarar y únicamente habló su abogado durante la comparecencia judicial. El fiscal anticorrupción pidió prisión provisional, comunicada y sin fianza al entender que exitía riesgo de fuga y ocultación de documentos así como patrimonio oculto en el extranjero.

Su abogado, que ya había pedido previamente la libertad por la leucemia que sufre el expresidente, se opuso y afirmó que no había ningun tipo de riesgo, aunque la jueza optó finalmente por imponer la medida solicitada por Fiscalía, según han señalado a Europa Press fuentes conocedoras de la decisión. La prisión fue acordada además para Joaquín Barceló y Francisco Grau, que fue el único de los siete detenidos puestos a disposición judicial que este jueves prestó declaración en una causa que permanece secreta.

El resto se acogió a su derecho a no declarar. La jueza dejó en libertad a los empresarios Vicente y José Cotino --sobrinos de Juan Cotino--; a la mujer de Joaquín Barceló, Felisa López y al ex jefe de Gabinete de Zaplana, Juan Francisco García, expresidente del Club de Baloncesto Estudiantes que fue detenido en Barcelona cuando se encontraba en esta ciudad porque era uno de los tres candidatos a presidir la ACB, que estaba celebrando su asamblea.

Las medidas cautelares adoptadas para estos cuatro son obligación de comparecencia todas las semanas ante el juzgado, retirada pasaporte, prohibición de salir del país y facilitar número de telefono para estar en localización permanente siempre que se les requiera, según las mismas fuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook