12 de abril de 2018
12.04.2018
Para 2020

El nuevo plan de residuos del Consell prohíbe en 2020 las cápsulas de café y los cubiertos de plástico

La nueva directiva acaba con aquellos productos que no sean fácilmente reciclables o de un único uso

11.04.2018 | 23:14
El nuevo plan de residuos del Consell prohíbe en 2020 las cápsulas de café y los cubiertos de plástico

El Plan Integral de Residuos (PIR) de la Comunitat Valenciana, actualmente en revisión, incluye medidas para limitar la venta y utilización de plásticos de un solo uso o de difícil recuperación cuyo uso masivo está provocando problemas insostenibles de contaminación. La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, confirmó ayer que entre las líneas de trabajo del PIR y en el marco de la nueva economía circular, la Generalitat establecerá medidas para favorecer la reciclabilidad y la «compostabilidad» de los envases. Respecto a algunos materiales de un solo uso, el Consell apuesta por el ecodiseño y la sustitución del plástico por otros materiales «cuando exista alternativa», matizó la consellera.

El PIR, que la consellera espera aprobar durante esta legislatura, contempla que a partir del 1 de enero de 2020 queda prohibida la venta de cubiertos, platos, tazas y bandejas para alimentos hechos de plástico que no encajen en la directiva de envases y residuos de envases o que no sean reciclables. Ese mismo año se prohibirá la venta de cápsulas de café de un solo uso fabricadas con materiales que no sean facilmente reciclables, ya sea orgánicamente o mediante procedimientos mecánicos. También habrá restricciones solo la distribución y comercialización de pajitas de bebidas, bastoncillos de las orejas y «palitos» para caramelos que no estén fabricados con materiales compostables. Asimismo, queda prohibida la distribución y la venta de productos que contengan micro o nano plásticos utilizados profusamente en ámbitos como la cosmética que terminan introduciéndose a través de los peces y otros seres vivos en la cadena alimentaria. La nueva y restrictiva regulación afecta a encendedores y maquinillas de afeitar, cartuchos y tóner de impresora que no son reciclables.

La medida está en sintonía con iniciativas similares ya aprobadas en Baleares y con la Proposición no de Ley aprobada el pasado martes en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso con 23 votos a favor de En Común Podem, En Marea, PSOE y Ciudadanos y rechazada por los 14 diputados del PP.

Lejos de Europa

En un encuentro con periodistas, Elena Cebrián, dijo que había informado de esta iniciativa a la influyente industria del plástico presente en la Comunitat Valenciana, que recientemente lanzó una campaña reivindicando el uso del plástico y recordando que su prohibición «no es una solución eficaz a las basuras en el medio ambiente». «Existen alternativas para determinados usos basadas en productos biodegradables y es la propia industria la interesada en su desarrollo».Respecto al Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR), Cebrián dijo que se mantiene en el PIR como una opción, pero que tras el trabajo técnico, de estudio, de participación y diálogo, «no había ni el consenso, ni las soluciones técnicas, ni económicas, ni logísticas para montar» con garantías de funcionamiento este sistema, al que atribuyó «virtudes» en materia de concienciación ciudadana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine