24 de octubre de 2017
24.10.2017

El Botànic contra el Botànic

Los socialistas avalan la suspensión del autogobierno en Cataluña y se enfrentan a Compromís y Podemos

23.10.2017 | 23:33
El presidente de la Generalitat, a la izquierda, junto a parte de su gobierno y el grupo del PSPV en las Cortes.

La aplicación del artículo 155 de la Constitución ha dividido claramente a los partidos que firmaron el Pacte del Botànic que sustenta el ejecutivo autonómico en la Comunidad Valenciana. Compromís y Podem mostraron ayer su rechazo a este punto del articulado «porque no es la solución al problema de Cataluña» y «supone un ataque al autogobierno», mientras el PSPV defendió la vuelta a la normalidad democrática y al respeto a la legalidad. En la línea de Ferraz, el secretario de organización del PSPV, José Muñoz, dejó claro que la posición del PSOE va en la línea de convocar elecciones en Cataluña. Los socialistas abogan por la normalidad democrática y estatutaria vía unos comicios y que haya una comunidad autónoma «con plena autonomía». El secretario de Organización de los socialistas valencianos manifestó que hay que cerrar unas heridas «provocadas por el proceso independentista en la sociedad catalana y español».

Preguntado por las opiniones distintas a la postura socialista en el seno del partido, Muñoz indicó que el PSOE es «de unidad de acción» pero tiene un debate político interno que «siempre» ha sido capaz de superar y por eso «es el partido que más se parece a España».

Por su parte, la coportavoz de Compromís, Águeda Micó, recordó que esta coalición siempre ha apostado por el diálogo para solucionar los problemas políticos, y ante la aplicación del 155 reitera esta postura. «No habrá solución si no se sientan a hablar, y la aplicación del artículo 155 no es la solución a la crisis actual que tenemos en Cataluña», dijo Micó, que confirmó que Compromís rechazará la aplicación de este artículo en el Senado.

Desde Podem se pidió ayer «cohesión» a los «representantes del bloque del Botànic» en el Senado «para mantener su compromiso por el autogobierno frente al ataque» que, a su juicio, supone la aplicación por parte del Gobierno central del artículo 155 en Cataluña. El senador y secretario político de Podem, Ferran Martínez, añadió que su aplicación «secuestra el autogobierno de Cataluña y hace saltar por los aires el modelo territorial», por lo que hay que negociar el voto porque, dijo, la crisis del modelo de las autonomías afecta a la Comunidad Valenciana en forma de infrafinaciación «y la salida no puede estar en la recentralización». Los partidos que sustentan el «Pacte del Botànic» tienen seis representantes en el Senado: Pilar Lima, Vicenta Jiménez y Ferran Martínez (Podem), Joan Lerma (PSPV) y Carles Mulet y Jordi Navarrete (Compromís). Los morados pedirán la dimisión de Lerma si avala el 155.

Manifestación

Por otro lado, la movilización del 18N elevará «el clamor» social por una Financiación Justa -lema de la protesta- en un acto «absolutamente democrático, pacífico y que no es contra nadie», según destacaron sus convocantes, los sindicatos con el apoyo de los partidos del Botànic, que ayer hicieron un llamamiento a la sociedad civil para que se sume a la protesta, a la que ya han confirmado que acudirán representantes de unas 50 entidades ciudadanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook