08 de julio de 2010
08.07.2010

Abre sus puertas Las Colinas de Campoamor

El nuevo campo de golf se emplaza en un valle de gran belleza natural entre montes, próximo a las playas de La Zenia, Cabo Roig y La Glea

03.07.2010 | 02:00
Hoyo 10 del nuevo campo de golf de Las Colinas de Campoamor.

Alicante cuenta con un nuevo campo de golf, que sin duda constituye un espacio único para la práctica de este deporte: Las Colinas Golf & Country Club. Se emplaza en un valle de gran belleza natural entre colinas, en Campoamor, muy cerca de las playas de la Zenia, Cabo Roig y La Glea. Las Colinas Golf & Country Club es un exclusivo complejo residencial alrededor de un campo de golf "championship" con una amplia oferta comercial y deportiva, que cuenta además con un Beach Club en primera línea de playa.
Con vistas al Mar Mediterráneo y al Mar Menor, la concepción urbanística de Las Colinas Golf & Country Club es respetuosa con el medioambiente. Incorpora un completo plan de medidas de protección ambiental y una baja densidad de viviendas, inferior a 10 por hectárea, cuando la media de los desarrollos de la zona es más del doble.
Asimismo, el desarrollo incluye una zona natural de unos 200.000 metros cuadrados, senderos paisajísticos y amplias zonas verdes. El campo de golf "par 71", de 6.376 metros, se extiende a lo largo del valle, mientras que las viviendas del complejo se escalonan en las laderas de las colinas con orientación hacia el campo de golf, adaptándose a la ondulación natural del terreno. A los 18 hoyos "championship" y "par 71" se añade una completa oferta de instalaciones en torno a la Casa Club, con academia de golf, zona de approach campo de prácticas de césped natural, "putting green", gimnasio y pistas de pádel y de tenis de tierra batida.
Diseñado por el reconocido arquitecto norteamericano Cabell B. Robinson, el campo de golf de Las Colinas es un fiel reflejo de la originalidad y versatilidad de su trabajo, que incluye campos de fama internacional como La Reserva, en Sotogrande; Finca Cortesín, en la Costa del Sol; Praia d'El Rey, en Portugal; o el Royal Golf d'Evian, en Francia. La anchura de sus calles, el diseño de sus "greenes", amplios y con movimiento, así como los numerosos "tees en cada hoyo", otorgan una gran versatilidad al campo y permiten que sea apto para todo tipo de jugadores. Puede albergar competiciones profesionales, a la vez que ofrece a cualquier jugador, al margen de su nivel, un recorrido ameno y asequible.
Según el propio Cabell: "Mi objetivo final ha sido que el campo forme parte integral del paisaje existente. La especial orografía del emplazamiento y la rica vegetación mediterránea que rodea el campo confieren al desarrollo una belleza intrínseca que he intentado preservar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine