30 de noviembre de 2019
30.11.2019
Tribuna

El mejor regalo de aniversario sería la prometida nueva ley del Palmeral

29.11.2019 | 23:26
El mejor regalo de aniversario sería la prometida nueva ley del Palmeral

Hoy, 30 de noviembre, hace 19 años que el Palmeral de Elche fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El reconocimiento internacional no se ha visto acompañado, en estos años, por un esfuerzo por parte de las administraciones implicadas, especialmente Ayuntamiento de Elche y Generalitat Valenciana, en prestar más atención a un bien singular y expuesto a muchos peligros si no se le dedican los recursos suficientes.

El Palmeral ha ganado en prestigio, pero ha tenido graves retrocesos en este período que han llegado a comprometer seriamente su futuro. La falta de más recursos y una más estricta normativa municipal y autonómica de protección lo ha puesto en situaciones muy delicadas. Las ayudas económicas procedentes del Consell han sido y siguen siendo testimoniales. Por parte del Ayuntamiento hemos padecido inadmisibles recortes en personal y en medios materiales que han impedido un mantenimiento y una mejora como se merece y necesita un Palmeral que, recordemos, es un elemento vivo en un ambiente no siempre favorable. La falta de personal con más medios, riego suficiente y con agua de calidad, plantación de nuevos ejemplares para favorecer la renovación de un palmeral en gran parte envejecido, etc, están detrás de la realidad de estos últimos años: plagas que han devastado muchos huertos; palmeras débiles y propensas a caer, actuaciones urbanísticas agresivas con el palmeral,...

Una muestra del desinterés en comprometerse en legislar para favorecer mayores garantías al Palmeral está en el hecho de que aunque el PGOU de 1998 dice que «en el plazo de un año se redactará un Plan Especial de Protección del Palmeral de Elche», ahora, 21 años después aún está sin aprobar. Tampoco ese PGOU se ha modificado para proteger mejor los huertos, sistemas de riego y todo aquello por lo que la UNESCO declaró protegible el Palmeral. Seguimos como si éste no fuera Patrimonio de la Humanidad. Ni siquiera el Instituto Tecnológico del Palmeral se ha puesto a funcionar en un extraño caso municipal.

Tampoco se ha cambiado la Ley valenciana del Palmeral. Está en vigor desde 1986 y aunque supuso un avance en su momento, bien pronto se vio afectada por insuficiencias legislativas graves y, ante todo, falta de voluntad política. El nuevo Consell, en 2017, anunció una nueva ley para sustituir aquella y mejorarla. La falta de participación en su elaboración provocó que la normativa, junto a mejoras evidentes, no comprometiera recursos suficientes para mantener el Palmeral y, además, y de manera insólita, dejara demasiadas puertas abiertas al aprovechamiento urbanístico aún después de ser Patrimonio de la Humanidad.

El rechazo generalizado que tuvo el anteproyecto presentado provocó que el texto tuviera que ser corregido en Valencia y que, con algunas rectificaciones y el mantenimiento de algunos errores, se prometiera aprobar antes del final de la legislatura pasada en Les Corts. Aunque su tardía presentación y la disolución anticipada de éstas lo impidió, es sorprendente que, en estas fechas, aún no se sepa nada de cómo se encuentra. Parece que se ha perdido interés en la Conselleria en aprobar la nueva ley. Y es una lástima porque urge cambiarla.

Mientras tanto y aprovechando esta situación siguen apareciendo proyectos urbanísticos que pueden afectar gravemente a huertos y áreas de influencia que posibilitaron su declaración: las previsiones de construir un millar de viviendas en la Finca El Arsenal pueden afectar a huertos y sistemas de riego que, ahora siendo Patrimonio de la Humanidad, es inconcebible no tengan mayor protección. El anuncio de la posible construcción de un geriátrico en el solar de la Hiladora constituye otra amenaza, por no hablar de actuaciones puntuales en determinados huertos urbanos.

Es por todo ello que desde Volem Palmerar queremos denunciar esta situación. Sabemos que hoy el Ayuntamiento organiza un acto, con discursos y promesas sobre el palmeral. Los hemos escuchado muchas veces sin observar luego ningún resultado. Teniendo en cuenta cómo están los huertos, preferimos hacer una acción cívica de limpieza de unos de ellos, de los muchos que están en una situación lamentable: «Limpiemos los huertos» será este mismo día, a las 9 de la mañana, en la calle Curtidors, frente al Hotel Milenium. Invitamos a todos a colaborar en este acto, también al Ayuntamiento y Conselleria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook