21 de octubre de 2019
21.10.2019
Tribuna

Matar un ideal

20.10.2019 | 21:09
Matar un ideal

La situación del cine Ideal es indigna para Alicante. Recordemos todos juntos aquel refrán de película de «Entre todas la mataron y ella solo se murió». Han dejado deteriorarse poco a poco, pasándose unos a otros más de veinte años, cinco alcaldes y no sé cuántos regidores, diputados, conselleres de Cultura, la patata caliente de incorporar el Ideal al Patrimonio Cultural de Alicante sin que nadie del Ayuntamiento, la Diputación o la Conselleria lo considerara nuestro patrimonio, lo haya negociado con la familia y adquirido, reformado y entregado al disfrute y educación cultural de los alicantinos como marco inmejorable para presentar a los actos de nuestras bellezas y exponer las artes escénicas de nuestras compañías de danza, de teatro, de circo, estrenos de cine... Era parte necesaria de la escenografía para exhibir lo que se iba a producir en la Ciudad de la Luz (mandan los mismos que la fracasaron) como hermano menor del Teatro Principal, y primo de la Casa de Socorro, nueva sede de Cultura, como elemento de socialización cultural de la ciudadanía.

Solo la familia propietaria se ha, más o menos, comportado hasta la desesperación y no hay derecho que en tantos años la Administración no haya ofrecido un precio de mercado tasado justo para no perder ese patrimonio y dejar en manos de la Justicia la autorización preceptiva para no tocar los espacios y elementos protegidos ni elevar más alturas, según vigentes normas.

Consultados considerados especialistas del equipo técnico de esta nuestra plataforma ven muy difícil al concejal Santos verle firmar las autorizaciones que se precisarían para hacer un hotel en condiciones. Nos obligaría a impugnarlas en los tribunales y pedir medidas cautelares por bien protegible y se ensuciará más el problema en otra huida hacia delante de nuestro actual alcalde que aplaude con la mirada la venta «a otros» del Ideal y le eviten quemarse con la patata ardiendo.

Hacer otro hotel de lujo con esas ventanas es indigerible ¿Con vistas interiores a un pasillo? ¿Sin unas alturas acristaladas para ver la ciudad?¿Otro pastiche al lado del de la Comandancia Militar? Estamos ansiosos por ver la respuesta de la Concejalía a la petición de licencias.

No nos lo merecemos más, los alicantinos sabemos el patrimonio que nos han quitado como preciosa ciudad que teníamos, han derribado lo que han querido, han construido lo que les ha dado la gana, arruinaron el puerto que era la vida de la ciudad y la provincia y nuestra salida al mundo, no han dejado ningún edificio protegido, ¡ni catálogo quieren! y lo poco que nos queda el hermoso edificio del Ideal de nuestro arquitecto Juan Vidal (quien no oiga, al pasar de noche por la cerrada puerta del cine, el chirriar de sus huesos en su sepultura sabiendo cómo está su obra, no siente ser alicantino) o quieren vender a un personaje de dudosa catadura para que nos meta en el lío de querer hacer un hotel donde no se debe ni puede. Dejar pasar la oportunidad de poder mostrar de ser capital cultural de la producción cultural de la provincia, ofreciendo el Ideal para muestras de todo tipo de Artes. No debemos consentirlo.

Apoyamos la apuesta cultural por Las Cigarreras, peleamos para que no fuera depósito de tronos de Semana Santa, lo queremos como centro de creación, para salas de ensayos, laboratorio de creadores, muestra de múltiples actividades y con los medios técnicos más avanzados, pero no es excusa para que el Ideal no sea el lugar imprescindible para educar en la Cultura a jóvenes y mayores para dar al turismo que nos visita un motivo para disfrutar.

Por eso pedimos al alcalde y al concejal Manresa, ya sabemos lo que no saben, ni quieren, que soliciten su Bien de Relevancia Local con urgencia para garantizar la protección del uso y que de una vez hable cara a cara con la familia, y por ahora el presunto comprador, pónganse de acuerdo con el señor Mazón de la Diputación y el presidente del Consell: ¡cómprenlo! y tenga el honor de ofrecérselo a los alicantinos. No dejemos perder la última posibilidad de que sea del pueblo. Les recordaremos por ello.

Se lo pedimos como carta a San Nicolás para que nos lo traiga el señor Barcala y su gobierno como regalo de Navidad, consuelo y ánimos para compensar la pena que nos tocará pasar en los años venideros con los juicios a algunos de sus mentores, Díaz, Castedo, Ripoll y demás imputados Nino, Echávarri, el hijo de Ortiz, etcétera, que motivos ya tendremos para estar tristes viéndonos cada tarde en los informativos y en el «Sálvame».

Y ya no pedimos, sino rogamos a la Sociedad Civil Alicantina que despierte, a les foguerers i barraquers, a los sindicatos de artistas y espectáculos, a los rotarios de Juan Vidal, a los afiliados a los partidos políticos, a las agrupaciones musicales y compañías de danza y teatro, a las del circo, a todos, se lo exijan a nuestros dirigentes. Que con los medios de comunicación que estimen y dispongan hagan llegar a los representantes políticos del pueblo que no vamos a consentir que se pierda para nosotros, para todos los que nos sentimos de Alicante. Nos lo deben.Gritémosles todos juntos: ¡Volem l'Ideal per al poble d'Alacant! Firma el Manifiesto. Infórmate: salvemelideal@gmail.com y tejidos sociales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook