07 de julio de 2019
07.07.2019
Tribuna

La ciudad que queremos

06.07.2019 | 23:01
Imagen reciente de la ilicitana Plaça de Baix.

Una vez celebradas las elecciones, constituida la Corporación Municipal y formado el nuevo gobierno comienza un periodo determinante para nuestra ciudad cuyo objetivo último es propiciar el aumento de la calidad de vida, el progreso económico y la prosperidad de la mayoría social.

Nuestro propósito es modernizar la ciudad impulsando una gran transformación urbana basada en la candidatura a la Capitalidad Verde Europea como herramienta para favorecer el desarrollo sostenible, económico, ambiental y social que nos permita contribuir a frenar el cambio climático y corregir los desequilibrios urbanos.

Esta transformación urbana, a nuestro modo de ver, ha de girar sobre cuatro ejes básicos.

El primer eje ha de ser el impulso económico y el empleo. Para que haya empleo hemos de impulsar proyectos que favorezcan el dinamismo económico en todos los sectores y que promuevan la diversificación económica, la mejora de la competitividad, la inversión privada, la innovación, la captación de talento, la reindustrialización y el despegue del sector turístico.

Entre estos proyectos cabría destacar la ampliación del Parque Empresarial; el Campus Tecnológico; el Centro de Diseño y Moda del Calzado; la Estrategia de Desarrollo de la Actividad Turística de Elche; el Plan de Rehabilitación y Accesibilidad de Vivienda; la Estrategia de Reactivación de la Actividad Comercial o la construcción del Auditorio Provincial en Carrús. Son iniciativas que fortalecerán el dinamismo económico y que nos posicionarán como una de las principales capitales económicas del Arco Mediterráneo Español.

El segundo eje es la modernización y mejora de los servicios públicos municipales y autonómicos. El transporte, la seguridad y la limpieza constituyen un factor fundamental para la convivencia en la ciudad. Mientras que la sanidad y la educación, además, son un potente factor de redistribución de la renta y de corrección de las desigualdades sociales.

Vamos a tener uno de los servicios de limpieza más modernos y eficientes de España. Aumentaremos las plantillas de la Policía Local y Nacional e invertiremos en la mejora del transporte colectivo para favorecer la movilidad urbana y reducir nuestras emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

Del mismo modo, con la cooperación de la Generalitat culminaremos la rehabilitación integral del Hospital General, mejoraremos la dotación sanitaria de las partidas de mayor población y construiremos el segundo y muy necesario centro de salud de Altabix.

También, como producto de esa cooperación, construiremos el Instituto Vicente Verdú en el barrio del Pla, reformaremos y ampliaremos, entre otros, colegios como los de El Altet, las Bayas y La Paz de Torrellano y contaremos con un nuevo Conservatorio Profesional de Música.

Queremos tener centros educativos cómodos y adecuados para la formación de nuestros hijos e hijas porque entendemos la educación pública como garantía de igualdad de oportunidades y palanca para el progreso individual y colectivo.

El tercer eje en el que se sustenta la transformación propuesta es la cohesión social. La lucha por la igualdad y por construir una sociedad más justa y cohesionada continuará siendo un pilar fundamental de la acción de nuestro gobierno.

En nuestra ciudad continúan existiendo profundos desequilibrios sociales. La política social debe ser estructural y dirigida a corregir las desigualdades y a favorecer las mismas oportunidades.

Una sociedad digna como la nuestra debe promover mecanismos de cohesión social que aseguren una adecuada protección dirigida especialmente a los colectivos más vulnerables: infancia, mujeres, personas con diversidad funcional y mayores. Y para ello hay que invertir con fuerza en política social.

El cuarto eje es la cohesión territorial y la mejora urbana. Esta va a ser la legislatura de las pedanías, pero también la de los barrios y el centro histórico.

Vamos a construir nuevos equipamientos y a mejorar el espacio público renovando en profundidad las instalaciones deportivas, culturales y sociales en los barrios y pedanías.

Invertiremos en el transporte colectivo a las pedanías con el fin de conectar mejor el Camp d'Elx con el casco urbano. Del mismo modo, transformaremos el centro histórico en un espacio agradable, vivo, dinámico y peatonal para que se convierta en motor de la actividad comercial con un mercado moderno y atractivo a la vez que respetuoso con los valores de la Declaración de Patrimonio de la Humanidad del Misteri. Se trata de invertir para que todos los vecinos, vivan donde vivan, perciban con nitidez que tienen el mismo derecho y acceso a servicios públicos de calidad.

Junto a todo ello, nos proponemos seguir trabajando en una política de apoyo firme a la cultura; en intensificar la cooperación y vinculación entre la Universidad y la ciudad; en luchar contra la economía sumergida; en impulsar la Administración electrónica y en blindar jurídicamente nuestro Palmeral Patrimonio de la Humanidad como elementos absolutamente necesarios para avanzar hacia el modelo de ciudad propuesto.

Del mismo modo, consideramos imprescindible aprovechar la buena sintonía que existe entre los gobiernos de España, de la Generalitat y del Ayuntamiento, para que Elche reciba la inversión que requiere. En ese sentido, serán prioridades que el AVE Elche-Madrid entre en servicio, la finalización de la Circunvalación Sur e impulsar la modernización de la Línea de Cercanías, así como avanzar en el resto de infraestructuras pendientes.

En definitiva, proyectos esenciales para modernizar la ciudad y para vivir una década verde en la que corrijamos nuestros desequilibrios y avancemos hacia una ciudad que se convierta en una de las principales capitales económicas de España. Una ciudad justa, abierta, moderna y tolerante en la que las personas, su calidad de vida, su dignidad y su felicidad sean lo realmente importante. El Elche que juntos queremos construir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook