25 de junio de 2019
25.06.2019
Opinión

Ingenieros de la mente

25.06.2019 | 00:55
Ingenieros de la mente

El desarrollo de aplicaciones va en aumento día tras día, cada vez hay más competencia y cada empresa comienza a desarrollar su propia aplicación. Descargamos e instalamos aplicaciones constantemente y que una aplicación cumpla su función y sea visualmente atractiva para el usuario ya no depende solamente de ingenieros y diseñadores.

¿Nunca os habéis preguntado por qué Facebook tiene la barra de navegación arriba? ¿Por qué el botón de me gusta está a la izquierda y no a la derecha? Quizá parezca algo obvio, pero esto se basa en el comportamiento que tenemos las personas cada vez que navegamos en las páginas web y en las aplicaciones y ¿qué ciencia estudia el comportamiento de las personas? La Psicología. Ya sea de forma directa o indirecta, la necesidad de crear funcionalidades intuitivas en las aplicaciones marcará la diferencia en las descargas de una u otra aplicación.

Es por eso que hoy en día a parte de programadores y diseñadores gráficos existen los denominados UX «User experience», en español experiencia de usuario, que son las personas encargadas de crear las funcionalidades de las aplicaciones. Para ello parten de conocimientos de ingeniería informática, diseño gráfico y psicología. Todas las formaciones son igual de importantes. Si es intuitiva y funcional, pero está mal programada, de nada servirá; si está bien programada y es funcional, pero con un diseño que llama poco la atención no será capaz de atraer al usuario; y si tiene un diseño increíble y bien programada pero poco intuitiva, pasará desapercibida para las personas. Podría decirse que el éxito o el fracaso de una aplicación puede depender en primer lugar por esas tres variables: código, diseño y funcionalidad. A esto se le deben sumar factores como la publicidad, la competencia y otros muchos más factores que pueden influir en el crecimiento de la aplicación, pero sin los tres primeros las aplicaciones fracasarán en su fase inicial. Cuando abráis una aplicación la próxima vez o consultéis una página web, debéis recordar que a parte de código de programación y diseño visualmente atractivo, hay un trabajo más que es igual de importante y es el análisis del comportamiento del usuario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook