12 de junio de 2019
12.06.2019
Un gol al arco iris

Camino de segunda

11.06.2019 | 22:44
Alfaro celebra su gol al Logroñés.

Otro día de fiesta batiendo récords de asistencia. Más de 18.000 aficionados acompañaron al Hércules en su remontada. Sin duda el ambiente en el estadio es la envidia de los clubes que compiten en la promoción. Alicante, sus 350.000 habitantes, el Rico Pérez con aforo de casi 30.000 espectadores, y el Hércules con su centenario a la vuelta de la esquina, con su condición de histórico del balompié patrio, con sus 20 años en la Primera División y sus 43 en segunda, deberían bastar para dar alas, fe y confianza al equipo alicantino, y crear inseguridades y respeto a cualquier rival que toque en liza. Con toda seguridad todos los que entran en el bombo de emparejamientos suspiran por no medirse al Hércules.

Una primera parte calcada a tantas y tantas del Hércules de esta temporada, del Hércules que ha construido Planagumà. Obsesión por mantener el marcador a cero en la casilla del rival y más en una eliminatoria. Juego insulso de contención sin verticalidad, pases laterales o hacia atrás, seguridad en el manejo de la bola, algo que a los riojanos no parecía importarles, un equipo de características similares a las de los blanquiazules ya que en la Liga su portería fue perforada solo en 22 ocasiones. Pero cuando juegas con fuego puedes quemarte, y un fallo de concentración defensiva dio lugar la gol del Logroñés nada más empezar la segunda parte. La grada no se heló, todo lo contrario: entró en ebullición y provocó un cambio radical en la disposición de los herculanos. La remontada, con el apoyo de la afición, llegó con tres goles que premiaron el mejor juego del Hércules y su entrega sin reservas en busca del camino del gol. Tanteador que no resuelve la eliminatoria, pero que sí permite viajar a Logroño con la tranquilidad necesaria.

Viaje a la tierra del vino por excelencia, en el que acompañaran al equipo, autobuses, peñas y particulares, además del equipo de retransmisiones de la Cope en Alicante. Hora es de que se les de un homenaje a estos profesionales que nos hacen vivir a través de las ondas las andanzas del Hércules por estos campos de la maldita Segunda B que estamos a tres partidos de abandonar. Sentimiento herculano que nos transmite con su verbo vibrante Juanfran Millán, con sus comentarios técnicos el que fuera ariete herculano Reces, y con sus sentencias sobre las actuaciones arbitrales Alonso, todo con la inestimable ayuda del nuevo inalámbrico el joven Andrés Estañ, y en la central de datos siempre Carlos Cuenca. Todos camino a Segunda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook