22 de mayo de 2019
22.05.2019

Rubalcaba, alma de sindicalista y defensor de la FP

22.05.2019 | 00:37
Rubalcaba, alma de sindicalista y defensor de la FP

Estos días, desde distintos ámbitos de la sociedad se realza el trabajo incansable de Alfredo Pérez Rubalcaba, hoy desde esta tribuna quiero rendir homenaje a una gran persona que ayudó a resolver problemas a miles de profesores. Yo le conocí de forma esporádica para pedirle ayuda para resolver algunas dificultades de la Formación Profesional que siempre atendió. Como buen socialista, tenía la doble militancia, la política en el PSOE y como profesor en la Federación de Enseñanza de la UGT. Es por ello, que además de ayudar a resolver mil y un problemas de la política, también tenía alma de sindicalista, dando siempre apoyo a su sindicato.

Nuestro primer encuentro fue en Alicante en octubre de 1996, donde realizamos un simposio de leyes de educación donde acudió como exministro. Yo era un liberado sindical amante de la FP que buscaba la solución de un problema que teníamos miles de maestros de taller: peluqueros, carpinteros, soldadores, electricistas, etcétera, que según la LOGSE no nos podíamos presentar a las oposiciones de profesor de prácticas de FP sin un título universitario. Yo abordé a Alfredo en el coche oficial que lo trasladaba y le expliqué la problemática. Su lógica y mente rápida me dio la razón en aquella metida de pata, donde por ejemplo un Ferrán Adrià no se podía haber presentado a oposiciones de cocina. De aquel encuentro salió una enmienda que Alfredo impulsó en la Ley de los Presupuestos de 1997, con la que estos profesores podían presentarse a las oposiciones; después impulsaría reales decretos que solucionaron el problema definitivamente.

Este encuentro daría paso a otros que se fueron sucediendo a lo largo de los años en distintos foros educativos tratando problemas de la FP. También intercedió en 2010 ante la propuesta de que las universidades tuvieran centros de FP para impartir ciclos de grado superior, pretensión que atentaba contra la propia esencia de la FP, que figuraba en el proyecto de Ley de Economía Sostenible que combatimos desde nuestra Comunidad. Donde iniciamos un envío de miles de postales en contra de la medida que remitimos a José L. R. Zapatero, con una recogida de firmas del 75% de todo el profesorado de FP de la Comunidad en contra de la medida, y que entregamos en el Parlamento explicando la grave situación. Campaña a la que luego se unieron todas las CC AA. Todo esto provocó un gran revuelo, que hizo intervenir a Alfredo, y en la 25 Semana de la Educación de la Fundación Santillana del 24-11-2010 indicó sensatamente: «La Universidad no puede asumir ningún título de FP de grado superior». Seis meses después el Ministerio enmendaba el desaguisado. Y en el Congreso de Diputados del 30-9-2010 Ángel Gabilondo indicaba: «No hemos dicho nunca que la FP vaya a estar en la Universidad. No lo hemos dicho nunca; que estén tranquilos los sindicatos». Nuevamente su buen criterio y ese trabajo interno de pedagogía ayudaban a defender la FP.

La última vez que coincidimos fue el pasado día 3-12-2018 en una jornada del 40 aniversario de la Constitución que organizó la UGT-PV en Valencia, donde compartía mesa redonda con Joan Lerma y Cándido Méndez. Después de una brillante exposición, había una comida oficial llena de políticos y sindicalistas, pero el viejo profesor quería comer de forma tranquila, y comimos los dos para hablar de cien temas, para escuchar, él siempre quería saber de todo, era una esponja, ¿cómo os va en Valencia?, sindicato, política, corrupción, economía, «tenéis a Ximo, es un buen presidente, trabajador y honrado». También hablamos de Educación su pasión, y preguntó por el trabajo que estaba haciendo su amigo Miguel Soler. Y hablamos de FP, yo le dije que no acaba de arrancar, que necesitaba inversión, que faltaba gente con alma que trabaje por ella, y comentamos ideas para potenciarla. Él reconocía: «Uno de los logros de la democracia española había sido la universalización de la Universidad, pero fallábamos en FP, teníamos que haber invertido más, es una asignatura pendiente». Dos horas después se había puesto al día, había absorbido toda la información, la había procesado junto con unas verduras a la plancha, y volvía a Madrid, a su Universidad para estar con los jóvenes; «porque eso es lo que ahora más me llena».

Ahora todas las personas que conocimos sus logros debemos de ponerlos en valor, y se debe saber que, gracias a él, más de 40.000 profesores técnicos de FP dan clase de FP en toda España, 1.500 en la provincia de Alicante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook