24 de abril de 2019
24.04.2019

Con mi voto, ni un árbol sano más

24.04.2019 | 00:08
Con mi voto, ni un árbol sano más

La Xylella Fastidiosa es una plaga que está sacudiendo a la agricultura de secano del norte de Alicante, no tanto por el alcance y efectos de la enfermedad propiamente dichos, sino por el plan de contingencia y erradicación que está empleando la GVA para contenerla. La bacteria se detectó, por primera vez en la Comunidad Valenciana, en una sola parcela en Castell de Guadalest (primer brote publicado en el DOGV, con fecha 6 de julio de 2017) y, tras la última actualización y publicación del 10º brote en marzo de 2019, la situación de impacto está absolutamente desbordada y asoma un escenario dramático para nuestro futuro: hemos pasado de tener positivos únicamente en almendros, a tener arboles infectados en 8 especies vegetales (almendro, albaricoquero, ciruelo, romero, manzanilla, siempreviva, aliaga y aladierno); 50 municipios con parcelas infectadas; 1.328 parcelas con árboles infectados; 134.581 hectáreas de zona demarcada; 38.000 almendros destruidos; y 320.000 almendros pendientes de arrancar.

Ante la desoladora situación, la Asociación de Afectados por la Xylella Fastidiosa en Alicante (AXFA), de la que tengo la energía y ánimo de presidir, ha decidido iniciar una toma de contacto con todos los partidos para saber qué política, acciones y cambios van a aplicar en relación con la Xylella, si salen elegidos en las próximas elecciones. Pues bien, nos hemos reunido con «casi» todos los partidos políticos, «casi» todos nos han atendido, «casi» todos han dialogado con los afectados, incluso, «casi» todos han querido visitar alguna parcela afectada para ver en primera persona el desastre que está ocasionando la destrucción indiscriminada de almendros en la zona Y digo «casi» todos, porque ha habido una sorprendente excepción, que es el PSPV, el cual amablemente ha declinado mantener una reunión, anulando todas las posibilidades de diálogo con los afectados.

Tras un año y 11 meses de desesperación e impotencia, con una gestión nefasta, desleal e inhumana de la Conselleria de Agricultura y la empresa TRAGSA, arrancando árboles sanos, destruyendo el territorio y generando daños irreparables en las vidas de las personas que hemos decidido vivir en pueblos pequeños de montaña e interior, la situación ya es insostenible y es necesario mover ficha y cambiar de estrategia, o lo perdemos todo.

Además de presidente de AXFA, soy votante de izquierdas y exmilitante del PSPV. En este sentido, creo que tengo legitimidad para denunciar la decisión de este partido de encargar la cartera de Agricultura a dos «personajes» aciagos y peligrosos, como el señor Roger Llanes y su jefe, el señor Francisco Rodríguez Mulero. De continuar en el próximo mandato con la estrategia de erradicación impulsada y aplaudida por Llanes y su «servicio de inteligencia», liderado por su jefe de Sanidad Vegetal, Vicente Dalmau, lo perdemos todo? Pues estos responsables ya han demostrado que Alicante les importa un carajo y no tienen el mínimo problema en acabar con la agricultura, paisaje y economía local básica del norte de Alicante y las comarcas de la Marina Alta, Marina Baja y El Comtat.

El PSOE y PSPV es un partido solemne, comprometido y con una avalada trayectoria democrática en nuestro país. Por eso es necesario que Ximo Puig conozca en primera persona y escuche como mínimo a los agricultores afectados. Es necesario que el Consell corrija esta situación y deje de hacer caso a este «tipo», el señor Roger que, además de incapaz, ha sido con nosotros arrogante, déspota, perverso, provocador, agresivo y cobarde. Permanentemente nos ha mirado por encima del hombro y a este patrón de personas hay que alejarlos de la vida política porque no tienen nivel, empatía y aptitud para representar a los ciudadanos.

En este próximo mandato nos jugamos mucho? si Roger Llanes repite como director general de Agricultura, podemos decir adiós al almendro de secano del norte de Alicante. Solo nos queda esperar que los afectados y vecinos de los pueblos tocados por la Xylella no respalden al PSPV. No obstante, si al final la magia de la democracia y el voto independiente y justo del conjunto de los ciudadanos les apoyan, solo nos quedará solicitar encarecidamente al PSPV y a Puig, que no cuenten con Roger y Mulero para ser los titulares de la cartera de Agricultura. Pensemos y valoremos antes de votar. Yo lo tengo claro: con mi voto, ni un árbol sano más. Plan de Contención ya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook