22 de abril de 2019
22.04.2019
Opinión

Un rojillo franjiverde

21.04.2019 | 20:04
Imagen del partido de la primera vuelta que enfrentó a Osasuna y Elche

Elche y Osasuna, ¿corazón partío? No, los dos equipos de mis amores y que hoy se ven las caras en el Martínez Valero. El club de mi infancia, el de Lanas, Ostivar, Tirapu, Otiñano y el del «tigre de Alpedrete», Sánchez Rubio; y el que nos hizo vibrar a todos los navarros, dirigido por Pepe Alzate, con Clemente Iriarte como maestro de ceremonias y una tripleta atacante formada por Echeverría, Iriguibel y Martín.

El «equipo de los indios», como lo definió el entonces técnico del Valladolid Paquito, porque aparecían por todas partes, y que logró el ascenso a Primera en La Condomina con un gol de Txuma Rández. Y el que me sorprendió en aquella retransmisión televisiva, que enfrentó a Elche con el Pontevedra, un 19 de diciembre de 1965, con la voz inconfundible de Matías Prats. Me quedé prendado de la franja de la camiseta de los ilicitanos y por un jugador llamado Lico.

Después de ver aquel partido en una vieja Telefunken, mis amigos incluso me llamaban con el nombre del futbolista de Rafal. ¿Quién me iba a decir entonces que iba a estar durante 31 años siguiendo los pasos, como periodista, del equipo franjiverde en el que viví tres ascensos a Segunda, Barakaldo, Melilla y Villarreal, y dos a Primera División?

En el que tuve el privilegio de escribir 1.224 crónicas del Elche. Divididas en 90 partidos en Primera a lo largo de tres campañas; 794 (veinte temporadas) en Segunda; y 340 (ocho ejercicios) en Segunda División B. Antes había trabajado en Diario de Navarra firmado artículos sobre Osasuna junto al maestro Jesús Riaño. De ahí que ambos equipos siempre hayan sido una prioridad en mi vida y lo seguirá siendo mientras viva.

Jubilado desde hace unos meses voy a tener la oportunidad de saborear en el Martínez Valero un Elche-Osasuna. Una cascada de sentimientos en el que sólo deseo que gane el mejor. Al final de Liga, que Osasuna regrese a Primera y que el Elche logre la permanencia. Son sus objetivos. Confiando en que dentro de dos campañas ambos clubes se vuelvan a ver las caras en Primera División.

¡Mucho Elche! y ¡Aúpa Osasuna! Dos gritos de guerra que hará suyos esta noche el sempiterno Nino, que estará en el campo y que buscará noquear a su exequipo, además de otros muchos como los porteros Iru o Unanua, Armentano, Txiki, Javier Flaño, Moha, Ruper o Alfredo y varios más que vistieron las camisetas rojilla y franjiverde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook