14 de abril de 2019
14.04.2019
Tribuna

El día de la República

13.04.2019 | 20:46
La placa antigua de la plaza de Castelar.

Hoy, 14 de abril, es el 88 aniversario de la proclamación de la II República española; régimen político surgido tras la abdicación del entonces rey don Alfonso XIII de Borbón, hijo de Alfonso XII y de su segunda esposa la reina doña María Cristina de Habsburgo-Lorena. Alfonso XII falleció antes de nacer su hijo, lo que supuso que Alfonso XIII fuera rey antes de nacer. Y, claro, él ¡sin enterarse! ¡Qué cosas!

Si el 14 de abril de 1931 se proclamó la II República eso quiere decir que antes hubo una primera; hecho que sucedió el 11 de febrero de 1873, con la abdicación del rey Amadeo I de Saboya, finalizando el 29 de diciembre -¡qué inocentada!- de1874 con la sublevación del general Martínez Campos y la proclamación del rey Alfonso XII. En esos escasos dos años de vigencia republicana España contó con cuatro presidentes: Estanislao Figueras, Francisco Pi y Margall, Nicolás Salmerón y Emilio Castelar, fallecido en San Pedro del Pinatar, y al que Torrevieja dedicó con su nombre una plaza, antes llamada de las Barcas, el «1 de enero de 1901», según rezaba en una placa de mármol hoy desgraciadamente desaparecida. También Torrevieja le dedicó la ahora denominada calle Antonio Machado a otro antiguo presidente republicano, pasando a llamarse Pi y Margall durante los años de la II República.

La II República Española se imprimió a la vida política torrevejense en los últimos meses del año 1930, auspiciada por la Agrupación y las Juventudes Socialistas que se habían ido consolidando a partir de actos de propaganda y al calor de la aceleración causada por el despido injustificado y encarcelamiento de varios obreros de las salinas. En marzo de 1931 tuvo lugar un importante mitin de coalición republicano-socialista en demanda de amnistía para los presos encarcelados en diciembre, en tanto que los monárquicos lanzaban una hoja en la que plantaban el fondo de la cuestión de las próximas elecciones municipales a celebrar el 14 de abril; se trataba de elegir entre Monarquía y República. Pese a las presiones de los caciques monárquicos -corrían rumores de que los obreros que votasen contra Chapaprieta serían también despedidos de las salinas-, triunfaron las izquierdas en las elecciones de abril, triunfo que resultó aún más evidente en las elecciones constituyentes de julio.

El 14 de abril de 1931, una nación y una ciudad que se habían acostado monárquicos se despertaron republicanos. Su historia esta llena de ilusiones frustradas, pero también una historia de esperanza y confianza en la regeneración de España. Un periodo fundamental para entender cómo y por qué España es hoy como es, tras aquel fracaso de la primera democracia española.

Con ocasión del Primero de Mayo de 1931, ya proclamada la República, la organización socialista de Torrevieja hizo balance de sus fuerzas. Además de numerosas sociedades obreras, los socialistas contaban en la Casa del Pueblo con una escuela nocturna y con Mutualidad Obrera, estando en proyecto la constitución de una cooperativa de consumo y otra de construcción de casas baratas, así como la formación de un grupo artístico. En total, se agrupaban en la Casa del Pueblo torrevejense unos mil seiscientos obreros, consiguiendo en las elecciones diez de los trece concejales elegidos por la coalición republicano-socialista -eran dieciséis en total los ediles del municipio-. Fue proclamado alcalde el socialista Juan Samper Fortepiani. Formaron también parte del Ayuntamiento de Torrevieja durante la II República los concejales de izquierdas: Eugenio Escámez Antón (PS); Rafael Andreu Martínez, primer teniente de alcalde (PS); Francisco García Martínez (CNT), Evaristo Valentí Martínez (CNT), José Andreu Seano (CNT-Frente Popular), Eusebio Solano Mañogil (Frente Popular), José Martínez Homobono (Frente Popular), José Montesinos Guillamó (Izquierda Republicana), Francisco Jover Tuso (Frente Popular), José Hurtado Ferrándiz (PS), Francisco Aniorte Vera (PS), José Espinosa Pérez (PS), Antonio Mercader Rubio (PS); Mariano Esteve Lorenzo (PS), Salvador Martínez Zafra, Juan Antonio Valero Rico (PS), Pedro Gutiérrez Baños, Fernando Albaladejo Sáez y Antonio Torregrosa.

Torrevieja fue, pues «la nueva ciudad roja, sobre la que ondeará desde hoy nuestra enseña de Paz y de Libertad anunciando una nueva era de confraternidad humana, con la ideología que Iglesias nos inculcó», según publicó la revista Mundo Obrero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook